Las + Recientes

Cincuentenario de la UAZ(2/5) La Amadísima de Abel García Guízar, el himno y otros poemas

Cincuentenario de la UAZ(2/5) La Amadísima de Abel García Guízar, el himno y otros poemas

Hoy, permítaseme referirme a una actividad humana cuya esencia es el espíritu de la inspiración poética. Poeta, locución que se refiere a la persona que, mediante la escritura o las palabras, expresa emociones, sentimientos o sentiresque la mayoría de las veces despiertan en nosotros aquellas sensaciones secretas; sus palabras nos descubren un mundo.
En nuestra universidad existen obras literarias que nos transmiten un sentimiento de apego a nuestros valores, colores y emblemas. Uno de ellos es el himno a la UAZ al que ahora se une la composición literaria La Amadísima, de Abel García Guízar.
En la conmemoración delos 50 años de nuestra universidad, celebrada el pasado 5 de septiembre en Rectoría, estuvieron en la mesa de honor Antonio Guzmán Fernández, rector; Alejandro Tello Cristerna, gobernador del estado; Rubén Ibarra Reyes, secretario general de la UAZ; Pedro Martínez Arteaga, secretario general del SPAUAZ; Jesús Manuel Díaz Casas, exrector, y Judit Guerrero López, alcaldesa de Zacatecas. Todos ellos fueron testigos del espíritu institucional que desde hace casi 186 años permea los espacios académicos de nuestra entidad.
La ceremonia inició con el himno de nuestra institución, interpretado por alumnos de la Unidad Académica de Artes. El momento fue propicio para recordar a Pablo Parga Parga y a Manuel Cervantes Mascorro (qed), autores de la letra y la música, respectivamente.Posteriormente, la maestra de ceremonias, Verónica Ramírez de la Torre, dio paso a la lectura de La Amadísima. Pero, ¿quién es el Amigo Abel?
Zacatecano por decisión propia, porque aunque nacido en otras tierras, por voluntad, su vida y corazón están en Zacatecas. Cursó la primaria en la Escuela de la Colonia Felipe Ángeles, en Villanueva. Allí lo conocí y desde entonces ya relumbraba como buen alumno y su carácter social entre la popularidad de la población. Nos volvimos a encontrar cuando él ya era un docente en la escuela de Derecho, licenciado, egresado de la UAZ y posgraduado de la Universidad Autónoma de Barcelona. Cargaba ya las mil batallas de participante en las luchas sociales de los universitarios y los zacatecanos. Es autor de varios libros y poemas como Seis cuadernillos mínimos de historia; México, Historia y Derecho; Los sindogmas, libro que contiene poesía y prosa poética. Amigo Abel lo llama la mayoría de los universitarios y zacatecanos que lo conocen, es un pseudónimo surgido de forma circunstancial, pues desde su arribo a tierras zacatecanas a todo el mundo él le llamaba “amigo”, tanta fue la popularidad del ejercicio que al referirse a Abel García Guízar todo mundo lo hacía con el referente de “El amigo Abel”. Sin embargo, su principal característica es el amor desmedido por la institución que le dio instrucción y cobijo para su espíritu libertario, una cualidad que carga como compromiso y emblema del ser humano responsable de su ser y quehacer profesionista y ciudadano del mundo. Al amigo Abel se debe la denominación de La Amadísima para nuestra Universidad Autónoma de Zacatecas, nominativo que también hizo popular entre los universitarios y que culminó con un poema en prosa que les entregara en la conmemoración del cincuentenario. Su voz llenó el edificio de Rectoría y se extendió cual manto en el cielo zacatecano como un mensaje de reflexión:
La Amadísima
Nació en una casa solariega de la villa de Jerez, donde, al golpe cadencioso de las hachas, las aves hablan nuestro mismo idioma. La calle se llamaba del Espejo, como aquellas por donde se vacía, el santo olor de la panadería.
Era noviembre de 1832.
Dio sus primeros pasos, temblorosos pasos, hace 186 años, a instancias del único político nativo que desde estos parajes de la sed merece ostentar la alta dignidad de la estadista. Este político fue, así mismo, el mejor gobernador que ha tenido nuestro Estado y, galantemente, nos cedió su nombre, hace medio siglo, para que con el fuera bautizada nuestra madre.
De cuna y talante liberal decimonónicos, atravesó aquella centuria y la siguiente como el báculo en que se han apoyado todas las formas de pensar y repensar la vida, desde el Zacatecas inmediatamente posterior a la Independencia, hasta el Zacatecas humillado y ofendido de estos despiadados días, y la ronda de sus generaciones nos ha traído hasta esta celebración para merecer sus venturas y desventuras, sus dolores y sus alegrías, sus resignaciones y sus furias, desde los escolásticos de ayer hasta los indignados de hoy y de mañana.
Hablo de nuestra santa madre laica: La amadísima Universidad Autónoma de Zacatecas “Francisco García Salinas”.
Los símbolos que identifican a la UAZ sirven de vínculo para todos sus integrantes, pues constituyen parte de su patrimonio intangible y son motivo de orgullo institucional.Con este artículo deseo que también recordemos al emblema de la comunicación social de la UAZ: Carlos Ulises Girón Sifuentes, a seis años de su muerte; su espíritu sigue entre nosotros.
Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto.

*Cronista de la UAZ
[email protected]
cró[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70