¡”El pueblo que no quería crecer”!

¡”El pueblo que no quería crecer”!

Para dar inicio a esta colaboración y dado el tema a tratar, es de obligada norma de respeto a mis lectores, pedir disculpas.
Al insistir en el tema del cannabis o marihuana es porque, durante décadas hemos sido engañados calificando al arbusto como vegetal a exterminar: Dañino y enloquecedor, provocador de las más bajas pasiones y fuente de inicio de otras drogas. Cuando lo cierto es que la planta de marihuana es, como dijo en 1940 el Doctor Leopoldo Salazar Viniagras, Secretario de Salubridad de Lázaro Cárdenas: “Un arbusto inocuo que aporta sólo beneficios.”
Han transcurrido más de 18 años que (siendo Procurador de Justicia) propuse la despenalización de la marihuana,lo que fue motivo de escarnio a mi persona, principalmente por la empresa Televisa. Hoy el imperio del norte se ha visto obligado a bajar la presión de la prohibición ante la evidencia de la producción del cannabis en amplio territorio de los Estados Unidos y del incremento en la fabricación de productos derivados del cáñamo, así como por el conocimiento difundido de cualidades terapéuticas de los cannabinoles y nutrimentos en las semillas.
Así, es el tiempo quien nos ha dado la razón. Es tan importante el cáñamo para los Estados Unidos y el control mundial en su producción, que el tema está presente en el Tratado de Libre Comercio EEUU.-México
“Aumenta el USO DE FIBRAS, HILOS Y TELAS fabricados en E.U. limitando el uso de insumos de países que no forman parte del Tratado de Libre Comercio TLC.”
Es el texto publicado en medios nacionales, respecto al apartado “sector textil” del TLC. Firmado entre los EEUU. Y México la semana pasada.
De dos años a la fecha, la siembra, cultivo y cosecha de marihuana se ha extendido en los estados de la Unión Americana de una manera más que significativa. A grado tal es la importancia del cultivo de este arbusto para los Estados Unidos, que en pleno centro de la ciudad de Oakland, California, funciona la llamada “Universidad de la Marihuana”, también conocida como Oaksterdam, en alusión a Amsterdam, donde la liberación es absoluta.
En dicha “Universidad”, los jóvenes aprenden no sólo las virtudes de ese vegetal (virtudes que en México se ignoran), también le son enseñadas las características organolépticas: El tetrahidrocannabinol o cannabinoles se localiza sólo en las hojas y floración y no se encuentra en las semillas ni en los tallos ni en sus ramificaciones. En cambio, es en los tallos donde se encuentra la fibra para obtener el hilo de cáñamo y en las semillas un alto contenido de vitamina B, que recomienda su consumo como alimento.
Si hacemos un análisis histórico de la cannabis o marihuana desde que hizo presencia en “las indias occidentales” como se denominó a las tierras descubiertas por Cristobal Colón, encontraremos la verdadera causa de la prohibición impulsada el siglo pasado por los Estados Unidos: La elaboración del hilo de cáñamo y la determinación del imperio de su control y acaparamiento hasta la fecha.
El engaño: la falsa idea del control de la droga llamada tetrahidrocannabinol supuestamentepor la protección de la salud, como si a los gringos les importara tanto la salud y los valores. Se ha ideologizado esta idea, más que nada por desconocimiento y por ser un tema tabú.
Hagamos un poco de historia:
En el libro “República Pacheca” (Crónica de la marihuana en México: 1492-2015) del autor Enrique Feliciano H., se dice que:
Es en 1519 cuando se conoce la fibra de la marihuana por los naturales, precisamente en las cuerdas, velas y lonas utilizadas en la Niña, La Pinta y la Santa María. Además en la ropa de los navegantes españoles.
En 1530 Pedro Cuadrado Alcalá del Río trajo a la Nueva España y por encargo de Hernán Cortés las primeras semillas de cannabis y es en 1532 que dan inicio los primeros sembradíos de cáñamo en la hacienda de descanso de los franciscanos en Valle de Chalco del hoy Estado de México. El fin: detonar la economía textil.
Las dotes de estadista de Lázaro Cárdenas lo llevaron a despenalizar el cannabis mediante decreto del 17 de febrero de 1940 en la intención nuevamente de promover la industria textil. El Presidente fue obligado a la abrogación del decreto por los Estados Unidos al condicionar el envío de vacunas para la niñez, afectada por viruela y polio. Mayor perversidad no puede haber: ¡O abrogas el decreto o no hay vacunas para los niños de México! ¡Vaya disyuntiva!
Hoy que un nuevo Congreso inicia funciones, debe mirar a los miles de empleos, a los millones de pesos y beneficios que estamos perdiendo a causa de la absurda prohibición: Textiles- medicamentos y alimentos. Chamarras, pantalones, tenis, mochilas, papel bond etc. Terapia para cáncer, asma, dolores, epilepsia y trastornos psicológicos. Alimentos de alto contenido en vitamina B.
Tenemos: una gran riqueza petrolera y el ¡75% de gasolina lo importamos de los Estados Unidos! El Origen del cacao y producción en grandes cantidades y ¡El mejor chocolate nos llega de Europa, de Suiza! El origen del maíz e ¡Importamos el mayor consumo de los Estados Unidos. El arbusto del cáñamo de la mejor calidad ¡y es quemado por el ejército! Abundancia en oro y plata ¡que se lleva Canadá!
Esto hizo decir a IkramAntaki en “El Pueblo que no quería crecer:
“Los mexicanos no son pobres. Con una tierra como esta, nadie es pobre. Su particularidad ha sido inventar la injusticia antes que la pobreza; así, esta última fue hija de la primera, no al revés.”
“Los mexicanos no viven, no luchan, no trabajan: juegan. Pero el juego de la muerte ha matado el juego mismo”… Los he visto sin voluntad frente a la política, el trabajo, el amor, los hechos de la vida. Los he visto indeterminados dejándose llevar por sus pasiones o por la circunstancia, el azar y los demás…” “He visto la negación de esta madurez del espíritu que permite ubicarse en el mundo, ¿cómo definirla?” ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70