La Jiribilla 16/08/2018

La Jiribilla 16/08/2018

UNO: “La Iglesia Católica se cimbra por caso de abusos sexuales en EUA”.
DOS: “Las sectas comerciales están en todos lados”.
TRES: “Justicia para Lydia Cacho”.
COLOFÓN: “Sondeo Jornalero”.

UNO: “La Iglesia Católica se cimbra por caso de abusos sexuales en EUA”
Este es el manual que utilizaba la Iglesia Católica en Pensilvania, Estados Unidos, para cubrir las fechorías de sus curas:
“Primero, asegúrese de usar eufemismos frente a palabras reales para describir agresiones sexuales. Nunca diga violación, sino contacto inapropiados”. “Segundo, no lleve a cabo verdaderas investigaciones” sino “asigne a clérigos a hacer preguntas inadecuadas”. “Tercero, para lograr una apariencia de integridad, envíe a sacerdotes para ‘evaluación’ en centro psiquiátricos de la Iglesia”. “Cuarto, cuando un cura deba ser trasladado, no diga el motivo. Diga a los feligreses que está en ‘baja médica’ o ‘fatiga nerviosa’. O no diga nada’. “Quinto, aunque un sacerdote esté violando a niños, proporcióneles casa y cubra sus gastos”. “Finalmente, y sobre todo, no diga nada a la Policía. El abuso sexual, aunque sin penetración, siempre ha sido un delito. Pero no lo trate de ese modo, sino como un ‘asunto personal’, ‘dentro de casa’”.
Una verdadera vergüenza para la Iglesia Católica solapar por años estas aberraciones cometidas por curas y obispos.

DOS: “Las sectas comerciales están en todos lados”
Ya entrados en casos de abusos, resulta preocupante que espacios donde, en teoría, deberían de ser seguros para alumnos y padres de familia; las escuelas públicas o privadas se transformen en centros de reclutamiento para las ilegales sectas comerciales.
Ya anteriormente se había documentado que el Colegio Edison formaba parte de estos fraudes y malas prácticas psicológicas, ahora surgen denuncias donde señalan al Colegio Cabot y lo más alarmante, dentro del mismo SNTE, sección 58 por la vía de Diana Laríz.
En el mismísimo sindicato de maestros, la masa crítica de la nación, germina este tipo de estafas.
El escándalo va a continuar, prepárese.

TRES: “Justicia para Lydia Cacho”
El pasado 8 de agosto, el Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito (Quintana Roo) negó liberar al policía judicial, José Montaño Quiroz, sentenciado desde el 17 de octubre pasado por el delito de tortura en agravio de la periodista y defensora de derechos humanos Lydia Cacho Ribeiro.
Tal como ya lo decidió por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, Lydia Cacho fue víctima de tortura, discriminación de género, detención arbitraria y falta de acceso a la justicia.
Al fin se hizo justicia.
En dicho dictamen, el Comité consideró que fue perseguida, detenida y torturada por la publicación del libro “Los demonios del Edén: el poder detrás de la pornografía infantil”, en el cual da cuenta de las redes de delincuencia organizada en la que se involucran personajes políticos y empresariales poderosos. El organismo internacional destacó que durante las 20 horas de traslado posteriores a su detención, los policías judiciales del estado de Puebla (José Montaño y Jesús Pérez) le profirieron agresiones físicas y verbales con un trato sexualizado y discriminatorio.
Una buena noticia para la colega Cacho y un buen precedente para quienes intenten cometer tropelías similares.

COLOFÓN: “Sondeo Jornalero”
¿Cree usted correcto que en escuelas públicas se promueva el ingreso a las llamadas sectas comerciales o cursos de ‘coaching’?
28% Sí es correcto.
72% No es correcto.

[email protected]
@ElJornalero_ljz

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70