“Nuestra inspiración es la vida cotidiana, la podredumbre de nuestra humanidad que carcome este increíble planeta que no merecemos”: HeadCrusher

“Nuestra inspiración es la vida cotidiana, la podredumbre de nuestra humanidad que carcome este increíble planeta que no merecemos”: HeadCrusher
Integrantes de HeadCrusher. Foto tomada de la página de Facebook de la banda
  • Esta banda compuesta por suramericanos y la cual tomó un mayor impulso en Estados Unidos tocará el próximo 5 de julio en Zacatecas
  • Se trata de la primera fecha de su gira Gritos del Sur, además de que representa su primera visita a México
  • En este tour, mostrará, sobre todo, Death comes with silence, “un disco oscuro y melancólico”, detalló Alejandro Ospina
  • El baterista de la agrupación comentó que ofrecerán “temas que convocan el lado oscuro del ser humano”
  • Este grupo de thrash metal, hardcore y death metal debe su nombre a “la intención y crudeza” de su música en el momento de adoptarlo; “queríamos que la gente se partiera la cabeza”

Death comes with silence es un disco oscuro y melancólico que refleja una temporada difícil en la vida personal de cada integrante de la banda, donde viajes inesperados, separaciones y enfermedades nos pusieron en standby mode, lo cual creó incertidumbre, rabia, dolor”, entre otros sentimientos. Esto “está reflejado en la música y en las letras; navegamos pasadizos malditos que nos llevaron a pensar: ¿es éste el final? Pero pasó la tormenta y nos encontramos con una nueva energía e ideas, las cuales materializaron” este disco.

Con estas palabras, Alejandro Ospina, baterista de la agrupación colombiana HeadCrusher, describió en entrevista exclusiva el nacimiento, el significado y la trascendencia de su más reciente producción discográfica, un material que contiene 11 piezas, “un álbum bastante orgánico y diverso”, puesto que “quisimos reflejar en lo posible el sonido en vivo de la banda y conseguimos un sonido característico gracias al equipo profesional con el que tuvimos el honor de trabajar”, en el que participaron la misma HeadCrusher, además de Jesse Gander, Gustavo Adolfo Valderrama y Stuart Mckillop.

Y será Death comes with silence el disco que sobresaldrá en la gira que HeadCrusher iniciará el próximo 5 de julio, teniendo como escenario a Zacatecas, concretamente el Stage Pub Bar “Amsterdam Spot”. Será la primera vez que esta banda visite esta entidad, más aun, la primera vez que visite México.

En esta primera fecha de Gritos del Sur Tour 2018, HeadCrusher tocará un poco de todo en cuanto a material, algo de los discos titulados Let the blood run (2012) y Black Burning Skies (2013), aunque se concentrará más en mostrar Death comes with silence (2017). “Ya que será nuestra primera vez en tierras mexicanas, todo será sorpresa que esperamos sea grata para los espectadores”.

Los músicos de HeadCrusher, cuatro colombianos y un ecuatoriano, vendrán, en palabras de Alejandro, “emocionados y con mucha expectativa de tocar” en este país, gracias al apoyo de The Strangers y de Sound and Noise, que es la promotora del tour y la razón por la que esta banda estará en México. Al respecto, Alejandro agradeció al “parcero” Carlos Alfonso Trujillo Félix.

Ese jueves 5 de julio, compartirá escenario con las bandas zacatecanas Lumen Mersus, Mandragore y The Nameless, y tocará su thrash, hardcore y death metal, una “mezcla de géneros que” la banda maneja “sin ningún patrón o fórmula en particular”; una “reflexión de nuestras personalidades y gustos musicales individuales”, por lo que afirma no encasillarse ni decir, en el momento de componer, cómo va a ser la canción, sino que “simplemente fluye y cuando creemos que tenemos algo sólido seguimos trabajándole a esa idea hasta llegar al punto en el cual todos estamos satisfechos”.

Dicho eso, Alejandro anticipó a sus espectadores en México que “cuando escuchen las canciones se darán cuenta de la diversidad entre una y otra; algunas son rápidas, otras densas y en ocasiones una combinación. Si nos sentimos bien tocando la canción de principio a fin, no hay mucha discusión al respecto, se ultiman detalles y continuamos con la próxima”.

Esta energía que ahora posee HeadCrusher fue adquirida con el tiempo, que, para Alejandro, “genera una madurez musical”, propiciada por “las oportunidades de asistir y participar en eventos relativamente pequeños con bandas de gran calibre”; se trata de “una experiencia de aprendizaje que se ve reflejada en las producciones a través de los años”.

La esencia de HeadCrusher “siempre ha sido la misma”, es decir, toca pesado y no se encasilla en un estilo en particular, ya que “cada integrante tiene gustos diferentes y trae su aura musical para construir las canciones capa por capa hasta obtener el producto final con el cual todos debemos estar a gusto antes de mostrarlo al público”.

Al respecto, Alejandro refirió que todos participan en la composición, cuya inspiración es “la vida cotidiana, la podredumbre de nuestra humanidad que carcome este increíble planeta que no merecemos”. Sus letras se mantienen dentro de las temáticas usuales del metal, como “guerra, muerte, horror” y otros aspectos “que convocan el lado oscuro del ser humano”.

“Generalmente yo y uno de mis guitarristas, Carlos o David, nos reunimos a practicar, y en medio de la práctica se generan cosas interesantes, las cuales intentamos grabar rápidamente de una manera muy casera para no olvidar la idea y luego le seguimos trabajando. Otras veces, Carlos o David tienen alguna idea y empezamos a construir sobre eso y, en el medio del jam, se encuentran conexiones interesantes que hacen fluir la canción hasta terminarla; en este punto, Gustavo ya ha estado envuelto en lo que se está trabajando y es cuando el alma (The Darkness) ejecuta los bajos para finalizar la composición musical”, abundó.

Añadió que Kike, el vocal, por lo general no participa en la composición musical, “lo cual siempre nos ha gustado y hace más interesante la canción, porque él pone su toque característico y es una capa extra, la cual no fue planeada y la cual solidifica la canción como tal”; obviamente –prosiguió-, en ocasiones, las canciones se deben producir y hacemos pequeños cambios para darle a la voz el espacio requerido.

“En resumen, somos un equipo donde todos trabajan. No hay un genio dueño de las canciones que tiene los músicos sólo para materializar su idea. Somos HeadCrusher de las putas montañas de Colombia, Born in Colombia – Raised in Texas”.

Esta combinación de lugares se debe a que la banda fue formada en 2001 en Colombia pero decidió viajar a Estados Unidos en 2007, en busca de un nuevo mercado y oportunidades para crecer y mostrar lo que podía dar. “Obviamente, la realidad superó las expectativas y nos dimos cuenta cuán difícil era establecerse y ser reconocido en un mercado tan amplio y competitivo. Sin embargo, nunca paramos de soñar; nos dedicamos a aprender y a trabajar duro para abrirnos camino, y finalmente, cuando decidimos movernos de Nueva York, en el verano de 2008, a Austin Texas, fue cuando el panorama cambió y empezaron a generarse oportunidades”.

Toda esa energía se adhiere, además, al nombre de la banda, ideado por Alejandro, único miembro fundador que continúa en el grupo, puesto que refleja la intención y crudeza de su música: “Todo comenzó en 2001. Éramos cuatro jóvenes con ganas de destruir el mundo; sólo queríamos tocar y estar de fiesta con nuestros amigos. A los cuatro o cinco meses tocando, teníamos unas cuantas canciones (era más la energía y las ganas que la musicalidad), cuando tuvimos la suerte de ser invitados a nuestro primer show, lo cual requería un nombre. El brain storm comenzó y había al final dos opciones: el guitarrista en esa época propuso ‘Backstab’ y yo propuse ‘HeadCrusher’. Los demás miembros en ese entonces se inclinaron por mi opción y se nombró la banda. El nombre reflejó la intención y crudeza de nuestra música en ese momento; queríamos que la gente se partiera la cabeza”.

Alejandro Ospina, en la batería; Carlos Ramírez y David Coloma, en las guitarras; Gustavo Calderón, en el bajo, y Kike Valderrama, en la voz, son los músicos que conforman actualmente esta banda compuesta, ciento por ciento, por suramericanos, la cual posee una amplia trayectoria y siete discos propios, tres de ellos lanzados en Colombia y cuatro en Estados Unidos. Aunque sus gustos personales varían, pues a Kike le gusta hacer ejercicio y viajar, a Gustavo le gusta la ciencia y el futbol, a David le gusta grabar música y el mezcal, a Carlos le gusta el diseño gráfico y hacer asados, y a Alejandro le gusta el BBQ y los videojuegos, lo que tienen en común es el gusto por “tocar en vivo y el descontrol después del show”.

La gira de Gritos del Sur comenzará, como ya se mencionó, en Zacatecas, de donde HeadCrusher partirá hacia San Luis Potosí, para dar concierto el 6 de julio, continuando con la Ciudad de México el 7 de julio y con Toluca el 8 de julio, donde concluirá sus fechas en cuanto a la República Mexicana. Al salir de este país, proseguirá con seis fechas más en Texas, Estados Unidos.

HeadCrusher estará acompañada en su concierto en esta entidad por las bandas zacatecanas Lumen Mersus, Mandragore y The Nameless

 

Foto: Póster de la gira Gritos del Sur, de esta banda colombiana

Póster de la gira Gritos del Sur, de esta banda colombiana

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70