First Majestic no busca ocupar 18.8 hectáreas, sino 319.56, advierten asociaciones en materia de minería

First Majestic no busca ocupar 18.8 hectáreas, sino 319.56, advierten asociaciones en materia de minería
Imagen de archivo
  • Hay ausencia de ética por parte de la empresa hacia los miembros del ejido, sostienen REMA y OCMZac
  • Según el SIAM, Chalchihuites tiene 215 concesiones y 29 que están en solicitud, es decir, casi la totalidad del municipio se encuentra otorgado a las mineras, refieren
  • Llaman a ejidatarios a que, antes de decidir sobre la pertinencia de estar o no de acuerdo con la empresa minera, tengan información complementaria que puedan contrastar

Mediante un comunicado de prensa, la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) y el Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas (OCMZac) dieron a conocer que, por falta de padrón, no fue desarrollada la Asamblea General de Ejidatarios en San José de Buenavista que se tenía programada ayer jueves a las 6 de la tarde, dentro de la cual se buscaba poner a consideración, por medio de una votación, la posible autorización y aprobación para que la empresa minera First Majestic Silver Corp S.A. de C.V. realice actividades mineras de exploración en los terrenos de uso común del ejido, además de realizar las gestiones correspondientes ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Refirieron que First Majestic pretende expandir la exploración hacia los lotes Navidad del 1 al 9, proyectando ocupar de inicio sólo 18.8 hectáreas. Y advirtieron haber detectado que, “según el Sistema de Investigación y Administración Minera (SIAM), hay 10 nuevas solicitudes que acumulan una extensión de 319.56” hectáreas, “lo que indica la amplitud del emprendimiento y que no se sujetarán sólo a la exploración, sino a la explotación y/o beneficio”.

Señaló lo anterior como una muestra de “la ausencia de ética por parte de la empresa hacia los miembros del ejido, a quienes se les ha dicho que la propuesta de expansión será de un periodo corto de cinco años, que habrá beneficios directos y que no habrá ninguna consecuencia medioambiental”.

Agregó que tampoco se les ha informado sobre los impactos socioambientales y económicos que un proceso de exploración conlleva. “Incluso, el ingeniero encargado del Departamento de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa minera, ayer manifestó que su iniciativa no generaría ninguna afectación en términos ecológicos, evidenciando la poca seriedad y falta de compromiso hacia la comunidad”, poniendo por encima de todo el factor económico, sin importar las afectaciones posibles a las 409 personas que viven en San José, incluyendo a los propios ejidatarios.

La asamblea programada no se llevó a cabo, ya que no cumplía con lo estipulado en la primera convocatoria emitida por el Consejo de Vigilancia, de contar con 50 por ciento más uno del total del padrón, por lo cual se lanzó una segunda convocatoria para el 2 de julio, donde se tomarán las decisiones y acuerdos con los integrantes que asistan.

Una parte de la población que no es integrante del ejido considera que existen estrategias de presión para lograr el permiso a la brevedad posible: un proceso apresurado que impone una decisión sin un balance informativo, que permita tener un panorama más amplio sobre las implicaciones que tiene otorgar un permiso de esta envergadura.

Previamente a la realización de la asamblea agraria, se llevó a cabo una Asamblea Ciudadana, que contó con la participación de al menos siete ejidatarios y alrededor de 70 habitantes. El objetivo de la reunión era brindar información específica sobre los impactos negativos que genera la megaminería en términos políticos, económicos y socioambientales; para ello se tuvo la presencia de la Red Mexicana de Afectados por la Minería y el Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas, quienes expusieron en tres bloques dicha problemática. Cabe mencionar que la intervención de REMA y OCMZac fue motivada por la invitación de habitantes y ejidatarios que rechazan el plan de expansión que pretende realizar la empresa canadiense.

Esta empresa opera en la cabecera municipal de Chalchihuites, desde 2013, el proyecto Unidad del Toro, que extrae oro, plata y zinc, y consta de cuatro minas, tales como San Juan, Perseverancia, San Nicolás y Dolores, en una extensión de 2 mil 159 hectáreas y 70 concesiones. Según el SIAM, esta demarcación tiene 215 concesiones y 29 que están en solicitud, es decir, casi la totalidad del municipio se encuentra otorgado a las mineras. Una de las características que se han identificado en la entrega de concesiones en Zacatecas y que es sumamente alarmante es que se están entregando concesiones mineras bajo las comunidades y núcleos agrarios, incitando la articulación de posibles conflictividades territoriales que incluyen las cuestiones de clase, raza y género.

Desde la Red Mexicana de Afectados por la Minería y el Observatorio de Conflictos Mineros de Zacatecas, hacemos una invitación a los ejidatarios a que, antes de decidir sobre la pertinencia de estar o no de acuerdo con la empresa minera, tengan información complementaria que puedan contrastar con la decisión que va a tener una relevancia muy importante sobre el presente y el futuro de la comunidad, del municipio y la región.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70