Las + Recientes

Espíritu Animal, de Claudio Limón, recupera el mito indígena de los naguales

Espíritu Animal, de Claudio Limón, recupera el mito indígena de los naguales
En La liberación del nagual, una de las obras, alude a un sueño que tuvo hace 18 años FOTO: CORTESÍA CLAUDIO LIMÓN

“Fue una figura importante en las culturas mesoamericanas, en cada una tuvo su presencia”

Afirma artista que el tema le pareció interesante para proponer su propia interpretación

La exposición Espíritu Animal, de Claudio Limón, recupera el mito indígena de los naguales, es otra invitación del joven artista a “volver la mirada a nuestros orígenes, nuestro pasado”; un tema reiterado en su quehacer tanto artístico como publicitario.
“Los naguales son algo que está un poco en el olvido, pero fue una figura muy importante en las culturas mesoamericanas, en cada cultura tuvo su presencia o su protagonismo de diferente manera”.
Para algunos pueblos, el nagual era el brujo o chamán que en las noches se convertía en animal, en otros, la creencia refería que cada persona nace con su nagual y que por tanto su personalidad tomará sus características, agregó.
El tema le pareció interesante para proponer su propia interpretación, la conexión del ser humano con su espíritu animal que se expresa como su vínculo fundamental con la naturaleza.

La exposición inaugurada la noche de ayer en el Museo Pedro Coronel incluye 22 pinturas en acrílico sobre tela, algunas de ellas trípticos basados en su familia, donde representa respectivamente a la persona, el animal asociado a ella y su transformación en nagual.
En La liberación del nagual, una de las obras, alude a un sueño que tuvo hace 18 años, y que entendió justo al momento de hacer la investigación para esta muestra al remontarlo a aquella experiencia onírica, “recordé un sueño que en el que soñé mi muerte. Los sueños también han sido parte de mi creación diaria”.
En él, Claudio Limón muere varias veces sin morir, se eleva hacia el cielo y se incendia, “y siento el dolor y me quemo totalmente pero no me muero”, luego recibe impactos de bala y más tarde puñaladas, tras las cuales cae al mar.
“Y me empiezo a ahogar, recuerdo perfectamente el color del cielo, del mar, del agua y al final cuando salgo veo a toda la gente vestida de negro dirigiéndose a una feria” en la que se pagan tres pesos por entrar a ver la atracción principal que no es otra cosa que el ataúd donde yace el cuerpo del propio artista.
“Y yo voy, me asomo y era yo mismo con cuerpo de perro y mi cara. Así como se representan los naguales en Tonalá (…) nunca lo entendí hasta esta vez que me adentré tanto al tema. Eso que soñé fue la liberación de mi nagual”.
Si se transporta en el tiempo dice, a lo que vivía hace 18 años, “sí tenía mucha represión en muchos sentidos, tanto profesionales como personales”.
Así, reconoce ese instinto animal como el espíritu “que muchas veces nos hace movernos, realizar cosas que a veces reprimimos, esa conexión con los animales y por consecuencia con la naturaleza en sí”.
Luego del relato de un sueño vívido tanto en colores como en emociones, quizás lúcido, ríe inmediatamente luego de contestar que sí, es lector de Carlos Castaneda, y que justo Las enseñanzas de Don Juan, fue uno de los libros en que abrevo para hacer esta exposición.
Aclara, como lo hizo con el amigo que le recomendó la lectura, que no, no ha ido a la sierra a comer peyote, pero que sus experiencias en los sueños son muy similares a los relatos que Castaneda habría vivido con Juan Matus.
“Todo ha sido en sueños nada más, mi única inspiración han sido los sueños y lo que vivo a diario y mi mente”.
A Espíritu Animal se añaden cuatro ilustraciones digitales, “es pigmento sobre papel 100 por ciento algodón”. Todas las obras suman en total 26 piezas que estarán en exhibición hasta el próximo 30 abril.
La obra de Claudio Limón, se le propone, tiene en su espíritu similitudes al trabajo que otra embajadora de lo mexicano en el mundo realiza, Lila Downs, una exageración de los rasgos que caracterizan la identidad nacional, colores intensos, flores y otros elementos de la naturaleza del país, y en general de su cultura.
“Soy fiel admirador de ella, de su música y siempre me ha llamado mucho la atención justo eso, cómo enaltece lo mexicano”.
La filia de Limón por México, su arte, su naturaleza, su cultura, proviene de las enseñanzas de su madre, “fue lo que nos inculcó desde chicos”. Ese también muy nuestro: “Como México no hay dos”. Y el enamoramiento se dio.

“Y lo entendí mucho mejor a partir de que estuve viviendo en Nueva York casi tres años”, entre 2013 y 2015.
“Entendí mucho más toda la riqueza que tenemos, siempre me había gustado y todo, pero el estar fuera me dio esas ganas de volver”.
Y le provocó la necesidad de replantearse las tradiciones de México y de analizar que para hablarles a los más jóvenes de ellas hay que usar un nuevo lenguaje, “no es volver a hacer lo mismo que hacían nuestros ancestros porque no estamos en la misma época”.
Basado en ello, su propuesta es una exageración de colores mediante la que busca llamar la atención y que expresa su convicción de que este elemento es una parte fundamental, intrínseca al país, que influye directamente en las emociones del mexicano, y concretamente en “nuestra felicidad”.
¿Es casi casi un terapeuta cromático?
“Sí podría ser eso… Sí así lo siento. Y a pesar de todas las dificultades que tenemos en nuestro país en nuestra sociedad”, con crisis y otros problemas graves, “aun en la gente más humilde yo no veo un sentimiento de tristeza, y me ha tocado convivir con muchas personas de todo tipo y siempre hay al final de cuentas esta esperanza, este sentimiento de felicidad y yo veo, estoy en México, y todo es color”.
Su pintura entonces busca provocar desde el colorido y sí, elementos de arte naif, wixárica, y otros recuperados de manifestaciones artesanales mexicanas, “buenas emociones en los espectadores”.
Claudio Limón nació en Arandas, Jalisco en 1979. Concilia en su trabajo, a la pintura, el diseño y la publicidad mediante las cuales goza en este momento de reconocimiento internacional. Espíritu Animal es su primera exposición en Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70