La industria del acero en Estados Unidos en la era de Trump

La industria del acero en Estados Unidos en la era de Trump

En días recientes Trump anunció la introducción de un arancel del 25 por ciento sobre el acero y del 10 por ciento sobre el aluminio. A continuación, se presenta un examen de la industria del acero en Estados Unidos (EEUU) y su relación con el anuncio reciente. El diagnóstico se basa en lo fundamental en un informe reciente del Departamento de Comercio y la Oficina de Industria y Seguridad de EEUU publicado en enero de 2018, que da cuenta de los efectos de las importaciones de acero para la seguridad nacional.
Una conclusión principal es que las importaciones de acero están debilitando la economía nacional y amenazan con dañar la seguridad nacional de EEUU, el informe destaca:
La economía estadounidense ha elevado su consumo interno de acero en industrias críticas de 33.7 millones de toneladas métricas (mtm) en 2001 a 54 mtm en 2017.
Entre 2001-2016 y 2017 la demanda global de acero se elevó de 105.5 a 107.3 mtm, pero la producción nacional se redujo al pasar de 84.6 a 81.9 mtm.
Frente a la caída de la producción, destaca que la capacidad productiva se ha mantenido relativamente constante; en 2017 se ubicó en 113.3 mtn. Ello significa que la industria del acero opera aproximadamente al 72.3 por ciento de su máxima capacidad.
Considerando que, de la producción nacional de acero en 2017, aproximadamente 10.1 mtm se destinaron a exportaciones, se tiene que la demanda nacional faltante, aproximadamente 36 mtm, se cubrió con cargo a importaciones. El informe apunta que la economía estadunidense profundizó su dependencia importadora al pasar de 30.1 por ciento a 33.8 por ciento entre 2001-2016 y 2017 (ver gráfica 1).
Estados Unidos figuró como el segundo mayor importador de acero en el mundo, con una participación relativa de 7.7 por ciento, por debajo de Alemania y por encima de China.
El documento apunta que la acentuación de la dependencia importadora, ha tenido un impacto adverso en la industria estadounidense que se ha reflejado en: numerosos cierres de fábricas; una disminución sustancial del empleo (de 218 mil a 142 mil entre 1997-2017), pérdida de ventas domésticas y de participación de mercado, et.al.
El informe plantea una estrategia de reactivación de la industria basada en la reducción de las importaciones a un nivel que, en combinación con una “buena gestión”, permita a la industria operar al 80 por ciento o más de su capacidad productiva instalada. Se estima que, elevando la tasa de operación a por lo menos un 80 por ciento, la producción se elevaría a 90.6 mtm y la penetración importadora se reduciría de 33.8 a 22 por ciento (ver gráfica 1).
Habría que evaluar hasta qué punto ésta medida (y en caso de aprobarse), junto con el plan fiscal en marcha, serían suficientes para reactivar a la industria, sin que ello provoque aumentos significativos de precios a los consumidores de acero.
¿Qué países perderían con la medida arancelaria de Trump?
Entre los principales países exportadores de acero a Estados Unidos se encuentran: Canadá; Brasil; Corea; México, Rusia y China en el lugar 10. No obstante, dichas economías se enfrentan a diferentes tasas arancelarias en Estados Unidos, con ello resulta que son Brasil, Rusia, Noruega y China las economías que pagan cerca del 70 por ciento del arancel cobrado por Estados Unidos. Es decir, éstos países (y bajo el supuesto de que la medida no aplique a Canadá y México) serían los principales perdedores del posible incremento arancelario.
En suma, el anuncio del incremento arancelario se basa en un diagnóstico de la industria nacional. Se subraya la necesidad de reactivar a la industria, achicando la dependencia importadora y empujando un proceso de sustitución de importaciones. Se espera que éste fin de semana ocurra el anuncio oficial, pero hay que esperar, pues la iniciativa ha confrontado a Trump con diferentes gobiernos, Wall Street, el Partido Republicano y su gabinete.
Referencias:
Department of Commerce. 2018. The effect of imports of steel on the national security. An investigation conducted under section 232 of the trade expansion act of 1962, as amended. U.S. Department of Commerce, Bureau of Industry and Security, Office of Technology Evaluation, January 11.
La Jornada. 2018. “Provoca Trump posible guerra comercial por aranceles al acero”. La Jornada, 2 de marzo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70