Primer año de gobierno: mala percepción y retos dobles

Primer año de gobierno: mala percepción y retos dobles

Un año es poco tiempo para valorar a un gobierno. No hay mediciones de indicadores objetivos de gestión sobre el avance en algún renglón del desarrollo estatal. Sin embargo, hay indicadores subjetivos y síntomas de gestión. Entre los llamados indicadores subjetivos están los de percepción, y en este aspecto el gobierno estatal no sale bien parado. Por ejemplo, en la encuesta nacional elaborada por del Grupo de Comunicación Estratégica, ante la pregunta si cree que el estado va avanzando, sólo el 20 por ciento afirma que sí, contra un 58 de cien que dicen que está estancado y 26 puntos porcentuales que percibe retroceso. No son buenos números. Igual con la pregunta sobre la satisfacción, sólo el 28 por cien lo está. El índice del desempeño del gobernador zacatecano está en el grupo de los bajos de la escala nacional, con 38.7 puntos, con los extremos de mal calificado está Graco Ramírez de Morelos con 26.6; y el mejor calificado, Rolando Zapata de Yucatán con 62.8. Tampoco son buenos números. Así, en los indicadores de percepción Alejandro Tello tiene mucho que remontar. Y sólo lo podrá hacer con resultados importantes en los rubros donde está la mayor sensibilidad de la población: seguridad, combate a la corrupción, empleo, salud y educación.

Si esas son las áreas de mayor preocupación de los zacatecanos, deberíamos ver a las dependencias correspondientes trabajando como locomotoras a toda máquina. Sin embargo, no es así. Por ejemplo, en seguridad pública, apenas se presentó el programa sectorial, casi después de un año de iniciada la administración. Y mientras no se exhibía el plan, el problema de violencia iba aumentando vertiginosamente. A esta administración han correspondido los meses más violentos de que tengamos memoria. La situación está por demás documentada. En el caso de la educación, se recibió una Secretaría en situación precaria en todos los sentidos, además de que las políticas nacionales re-centralizaron las tareas más importantes a raíz de la llamada reforma educativa. Es el caso de que apenas están iniciando los diagnósticos de los grandes problemas de logro educativo en la entidad, sobre todo en el caso de la secundaria y bachillerato, que son los niveles con más problemas. Es increíble pero no se contaba con estudios serios de los nudos más complicados. Después de un año, integran el plan sectorial de educación junto con el grueso del desarrollo social. Tomando en cuenta que es un periodo gubernamental de 5 años, quedarán 4 años para operar en forma metódica.

En la política de empleo, la población en edad de trabajar en Zacatecas supera el millón, mientras que la población ocupada es de poco más de 602 mil. Casi 50 mil no reciben remuneración por las actividades o trabajos realizados, además, el grueso de los trabajadores se encuentra en actividades económicas de baja remuneración; a ello se suma que las acciones públicas del gobierno en el tema del empleo se enfocan primordialmente hacia proyectos de emprendedores que generan empleos precarios y de corta duración. Y no se ve en los planes estructurados, cómo se piensa revertir esta tendencia. Esto es, la gestión se ve lenta. Hay avances en temas de transparencia, Ciencia y Tecnología, Cultura  y en los formatos de planeación de la Coepla, ahí se ha visto buen trabajo, pero son temas que no impactan en forma directa en las áreas de mayor interés ciudadano. Así las cosas, el reto es enorme para los próximos 4 años, y en un entorno nacional difícil. Deberá el Gobernador tomar decisiones estratégicas, pero ya.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ