¿Qué ves en el espejo cuando estas frente a él?

¿Qué ves en el espejo cuando estas frente a él?

La mayoría de nosotros no disfrutamos estar frente a un espejo, de hecho pocas veces le dedicamos el tiempo suficiente para admirar y analizar nuestra imagen. Nos aseamos, peinamos y vemos la forma y colores de la ropa y sobre todo, tenemos la tendencia a destacar y criticar todo lo que no nos gusta de nosotros mismos. Arrastramos en nuestros genes, siglos de actitudes e inconformidades sobre lo que somos y es por eso que siempre nos auto criticamos sin siquiera darnos cuenta. Ver nuestros defectos o lo que no nos gusta de sí mismos, es bueno mientras sea para buscar mejoras y para corregir aspectos que nos ayuden a destacar cualidades, minimizando defectos. Pero si te concentras demasiado en los defectos, al grado de dejar de ver las cualidades, entonces es cuando las cosas ya no están bien. Las personas en general no aceptan su estatura, el color de piel, la forma de la cara, el tipo de cabello, la forma del cuerpo y quisieran cambiar el tipo de nariz, labios, ojos o eliminar imperfecciones como barros, espinillas, arrugas, canas, etcétera. Al verse en el espejo ven solo lo malo y sin darse cuenta, están permitiendo que se grabe en lo profundo del subconsciente unas enormes palabras que dicen “no me quiero lo suficiente y no me siento completamente feliz”. Entonces, no se trata únicamente de que ves en el espejo cuando te paras frente a él, sino de cuanta aceptación tienes en ti mismo para poder afrontar la vida de mejor manera.

La infelicidad e insatisfacción provocada por la falta de aceptación a uno mismo, nos hace vulnerables a múltiples cosas que nos afectan aún más. Somos rehenes de un comercio mundial que abusa de nuestras debilidades emocionales vendiéndonos infinidad de productos “basura” que supuestamente nos ayudan a vernos mejor, con campañas en medios de comunicación que nos recuerdan a diario lo imperfectos que somos. Y lo peor, es que la mayoría de todos esos productos que nos venden no sirven para nada, algunos incluso agravan los problemas. No amarte y aceptarte lo suficiente, influye decisivamente en tu situación financiera, pues inconscientemente te consideras indigno de tener dinero y asumes comportamientos que te alejan de la riqueza y te acercan a la pobreza; también te alejan de los buenos amigos porque no importa que hagan por ti, siempre terminarás pensando que nadie te quiere; laboralmente la pobre autoestima te llevará a pensar que no eres bueno en el trabajo y tarde o temprano te generará problemas con jefes y compañeros y; no amarte y aceptarte lo necesario, te llevará a querer complacer a todos y dejarás de hacer lo que realmente quieres y te hace feliz.

Está científicamente comprobado que cuando maltratamos nuestros cuerpos (a veces sin darnos cuenta) es por la falta de amor propio y aquí se incluye el uso y abuso de alcohol, drogas y fumar siendo las más recurrentes. Al creer que no somos dignos de ser amados, por ejemplo: tenemos miedo a cobrar un precio decente por servicios que ofrecemos; creamos dolores y enfermedades en nuestro cuerpo; vivimos en desorden y caos, adquirimos deudas, atraemos problemas; tenemos relaciones con parejas que nos menosprecian y maltratan y; no somos capaces de pedir ayuda a personas que con gusto nos ayudarían. Inclusive las enfermedades auto inmunes, se dice, son provocadas inicialmente por una poderosa fuerza del inconsciente que provoca la proliferación de células malignas que buscan dañar, por un odio que la persona se tiene a sí misma.

La próxima vez que te pares en el espejo, reflexiona más y busca ver todo lo bueno que hay en ti. Concéntrate en el todo, no solamente en los aspectos físicos. La personalidad de alguien que se ama y se acepta a sí mismo, se nutre además de los rasgos físicos, de detalles que lo hacen verse diferente: una sonrisa amplia y sincera; una mirada segura y atenta; una postura corporal erguida y que se siente afortunada de tener vida cada día; ropa que no importando la calidad, sea limpia; un corte de pelo que refleja orden y pulcritud; un cuerpo que despida olor a limpio y que preferentemente tenga olor a perfume; zapatos boleados o tenis lavados; en general una actitud que contagie. Todo lo anterior debes buscarlo en el espejo y admirarlo hasta que te sientas cómodo al verte cada día.

El amarte a ti mismo comienza en jamás criticarte, no lo vuelvas a hacer y por el contrario, cada día al despertar y antes de dormir, exprésate y repite hasta que de verdad lo creas, que te amas, te aceptas y que reconoces los rasgos y cualidades que tienes, sean cual sean. Todos sin excepción tenemos cualidades así que solo debes reconocerlas. Si haces este ejercicio todos los días, ten la seguridad que eventualmente podrás reconocer todo el poder que hay en ti. Te deseo suerte y no olvides que no es solo por el reflejo del espejo, sino por el reflejo de tu alma. ■

 

 (jylnava @hotmail.com)

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ