Hacia el mercado interno en Zacatecas: el caso de los alimentos

Hacia el mercado interno en Zacatecas: el caso de los alimentos

Zacatecas es un estado con vocación agropecuaria. Y hasta ahora la estrategia de las políticas estatales y federales fue el mercado externo. Así las cosas, se estimuló producciones a gran escala de chile y ajo, los cuales han sido exitosos en el ámbito de la exportación. El estado está posicionado entre los mayores productores de ajo del país, y mantiene cifras competitivas en chile rojo. Otros productos que sobresalen son el pepino, la uva, el jitomate y el bovino en pie. Sin embargo, ante el bloqueo de los mercados externos (o sea: producir para exportar), se debe voltear a ver lo que consumimos e importamos. Sobre esto último sobresale el pollo, el puerco, la res y una buena parte de todas las hortalizas. Son productos que podemos producir aquí en el estado pero los compramos de fuera. Cuando disminuye el consumo de la carne de res (por el aumento de los precios) es sustituido por el pollo, que por lo mismo se nota su crecimiento, que parece un proyectil. El consumo del pollo en Zacatecas ha crecido mucho, y más del 90 por ciento viene de fuera, y además, casi toda su producción es industrial. Una empresa domina más del 80 por ciento del mercado, y el otro 20 por ciento se reparte en otras 4. Y la producción local prácticamente desapareció.

En el caso de los productos agrícolas en Zacatecas, en muchos de ellos, como cebolla o pepino y chiles, se importa la semilla. Cuando el estado tiene todas las capacidades de producir su propia semilla. La muestra es que en ajo se creó una variedad propia del estado (Jaspeado Calera), y el esquema de producción del ajo desde la transferencia de tecnologías con la unidad orgánica de academia y productores organizados, más los apoyos institucionales requeridos, dan la muestra o ejemplo de lo que se puede hacer con muchos otros productos. Y crear no un sistema-producto, sino un sistema de productos a escalas medias. Es decir, el mercado local necesita no pocos productos a grandes escalas, sino muchos productos (mutuamente dependientes) a baja escala. Aprovechando la experiencia del ajo zacatecano y adaptando el modelo de las granjas integrales autosuficientes (GIAs), el estado puede cubrir las necesidades locales de alimentos que doten a este territorio de soberanía alimentaria. Y lograr esto ya sería mucho. Hortalizas, peces, pollo, huevo, amaranto, maíz, manzana, y otros, garantizan todos los grupos nutrimentales. Y todos se pueden producir en el estado. La historia de la ganadería nos dice que Zacatecas fue un gran productor de ganado menor en el virreinato, aprovechando su potencial silvo-pastoril del semi-desierto, lo que ahora está desaparecido.

Eso que hemos observado es sólo la producción de alimentos, pero lo mismo es para otros productos de la canasta no-alimentaria. Tenemos un gran potencial de producción. Es cosa de cambiar el modelo que hasta ahora hemos seguido, y transitar hacia formas sostenibles, que respeten la diversidad biológica del territorio y orientado a la soberanía alimentaria. Políticas nefastas de los actuales gobernantes en EEUU pueden hacer que en pocos años digamos: no hay mal que por bien no venga.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70