Un abismo

Un abismo

La semana pasada en la que tuvo lugar lo que se llamó la primera folkloriada, que no fue sino otro festival del folklor como los que se venían realizado en veranos anteriores, pero ampliado con la presencia de más delegaciones, la reportera de La Jornada, Alma Ríos, entrevistó a una integrante del grupo de Finlandia. Henrika Ekman, que además de bailarina resultó ser maestra de educación básica, dio respuesta con la propiedad de quien sabe lo que dice porque lo hace y lo vive, las interrogantes que le hizo Alma. Sus respuestas no hicieron sino confirmar y ampliar lo que ya se sabía del país nórdico y su sorprendente modelo educativo.

Aunque dejó de ocupar el lugar de honor en los resultados en las evaluaciones internacionales PISA, al ser desplazada por los tigres asiáticos, Finlandia aún se encuentra entre los primeros lugares en dichas evaluaciones en los rubros de lectura, matemáticas y ciencias. Su modelo educativo es ejemplo de un sistema de aprendizaje exitoso en el mundo.

Finlandia es un país con una economía sobresaliente y un alto grado desarrollo industrial y humano en donde se vive al lado de la naturaleza respetándola y no en contra de ella destruyéndola, con bosques y lagos y con temperaturas gélidas la mayor parte del año. Cuenta con una escasa y muy dispersa población a excepción de los centros urbanos que son de un mediano y hasta pequeño tamaño. ¿Pero qué es lo que han hecho los finlandeses para haber sorprendido al mundo en las últimas dos décadas a raíz de los resultados exitosos en su educación?

Al contrario de lo que pasa en México con su Reforma Educativa que puso la carreta delante de los bueyes y buscó purgar al gremio magisterial castigando a los maestros no idóneos e insuficientes, que se echó andar sin un modelo pedagógico preconcebido y construido por los actores del contrato educativo, allá se comenzó por preparar mejor a los futuros maestros desde las universidades mismas que a la vez sirven como instituciones formadoras de docentes. Desde la universidad misma, al egresar el estudiante que desea escoger como destino laboral el de maestro es seleccionado mediante una evaluación para saber si reúne los conocimientos y muestra poseer la vocación para desempeñarse frente a un grupo.

¿En que descansa el exitoso modelo educativo finlandés que tiene maravillado al mundo?  Las respuestas que dio la entrevistada por Alma Ríos nos lo dibujan grosso modo. Dicho modelo se centra sobre todo en el aprendizaje. No qué y cómo enseñan los maestros, sino cuanto y que conocimientos significativos y útiles aprenden los discípulos. Un aprendizaje centrado en la creatividad, la imaginación, y la capacidad para razonar a través de un pensamiento crítico. Todo en un ambiente de libertad.

Entre las bases o premisas en las que descansa el modelo educativo del país más nórdico y que comenzaron a ver frutos tras la reforma educativa que arrancó hace 40 años, se encuentran las siguientes:

Educación democrática. Más allá que el modelo fomente aprender en un clima de paz y libertad, aunque no deben estar exentos los conflictos, la educación es democrática e inclusiva porque el Estado ofrece de manera gratuita la educación a todos los niños de los 7 a los 16 años. Es decir, todos los niños y jóvenes tempranos tienen garantizada su educación. A partir de la reforma de 1977 todas las escuelas son públicas. ¿Se quiere más democracia y equidad? Las oportunidades de educarse son para todos, declaró Henrika Ekman.

Evaluación y perfil pertinentes. Los que aspiran ser maestros son detectados desde la Universidad misma y los institutos pedagógicos y mediante una evaluación se les da una plaza docente a los mejor evaluados. Desde su mismo perfil de egreso ya es garantía de que serán buenos profesores.

Maestros bien valorados socialmente. Una educación exitosa depende en buena medida del aprecio y valoración que la comunidad tenga de los maestros y que estos correspondan con responsabilidad y compromiso social. Al ser profesionales bien formados y demostrarlo en su trabajo son bien vistos y apreciados por los padres de sus alumnos. De igual forma son maestros bien compensados por el Estado con buenos salarios.

Autonomía académica. En lo que es propiamente su trabajo en las escuelas y con sus grupos, los maestros gozan de plena autonomía y libertad en el empleo de los textos, métodos y auxiliares de aprendizaje. Los programas son flexibles y se adecuan a las condiciones del entorno. Lo que importa es cumplir con las metas que fija el programa. Al existir la libertad de catedra en algún sentido existe la enseñanza libre. Maestros y padres acuerdan que deben aprender los alumnos.

Apoyo y asistencia. Buena parte del éxito en el logro de los aprendizajes del sistema educativo radica en que los maestros acompañan a grupos pequeños. El método empleado halla si es constructivista e impele y encamina para que el alumno descubra y construya el conocimiento con la guía y orientación del maestro que es a la vez un tutor. Las aulas disponen de los materiales didácticos necesario y el empleo de la computadora es de uso generalizado.

Equidad. El modelo educativo finlandés en la educación básica es sobre todo equitativo. Buena parte del territorio es rural con vocación forestal. El que los centros de población estén dispersos y habitados por pocas familias no es óbice para que los infantes se queden sin escuela. El transporte escolar también es gratuito: los autobuses van recorriendo los cantones recogiendo a los niños y los dejan a la escuela de concentración a la que asisten y al término de la jornada escolar los regresan a sus hogares. Ya en la escuela disponen de alimentos calientes de manera gratuita. La equidad educativa es reflejo de la equidad social en donde la riqueza no está tan concentrada tan brutalmente en unas cuantas manos como ocurre con nosotros.

Los padres no son ajenos a la gestión escolar. Para empezar, existe una cultura ciudadana que incluye el pago de impuestos. Como el gasto educativo es considerable, el Estado no obstante que paga a los maestros de todas las escuelas que son públicas, los padres cooperan con el pago de la luz, el teléfono y limpieza en las escuelas. Hablar de una educación gratuita a rajatabla en cualquier parte del mundo es un mito. Los gobiernos colaboran, pero es prácticamente imposible que costeen todo el gasto educativo, aunque haya preceptos legales que así los establecen.

Después de la entrevista a Henrika, al día siguiente, nuestro flamante y muy ilustrísimo e ilustrado secretario de Educación de la entidad declaró [refiriéndose a nuestro país y estado] que “será lento igualar los resultados de Finlandia en educación”. Entre otras razones porque México es el país que menos gasto eroga [de la OCDE] en sus estudiantes, afirmó. Y con la reforma educativa que no faltan los que dicen que nació muerta, será más lento todavía. Las reformas educativas son exitosas si son parte y van acompañadas de las revoluciones sociales. Finlandia inicio las suyas hace 40 años y los resultados están a la vista. Entre el desarrollo educativo de Finlandia que sin ser el reino de Utopía se acerca y el mexicano, como dice una conocida canción media un abismo. Es el abismo entre un país desarrollado y democrático, con una mejor distribución del ingreso y con menor desigualdad, todo opuesto a todo lo que es el nuestro.■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70