Accidentes

Accidentes
Karel van der Pluym. Mujer anciana con un libro. 1650. Óleo sobre tela. The Frick Collection, Nueva York.

 

La Gualdra 231 / Río de palabras

 

Uno tarda no menos de tres años para recuperarse de un accidente, para que las cosas vuelvan a tener un curso más o menos normal. No digo que vuelvan a ser las mismas, pues todo es constantemente diferente, ya ve, lo que dicen por ahí: vivimos en un río que no se cansa de correr nunca. Me dice sentada en la cama rodeada por cientos de cobijas que no le mitigan el frío. Si supiera a mí cuántos accidentes me han pasado, por eso se lo digo, mínimo se tarda uno tres años para salir de ellos. Levanta la mano y me señala el cajón de la cómoda. Mire, ahí adentro está un álbum de fotos, sáquelo y tráigalo para que lo vea. La luz es tenue no podré ver nada pienso mientras voy por el álbum y reviso mi reloj, faltan tres cuartos de hora para darle las siguientes medicinas. Acerque esa silla para que le vaya explicando, me dice. La verdad yo desearía que ya se durmiera, llevo tres días cuidándola y no se cansa de hablar, a ver si le da sueño con el medicamento. Entre tanto la escucho, no tengo que hacer otra cosa. Mire aquí tengo el registro de todos mis accidentes. Abro el álbum pensando en lo que me espera, fotos de choques, curaciones, medicinas, los viejos son gente maniática, guardan todo tipo de cosas que los transporten en el tiempo. Mire acérquese a la lámpara, para que pueda ver mejor. Obedezco y abro el álbum, recorro sus páginas, no hay nada que se relacione con accidentes, sólo fotos, fotos de hombres en distintos lugares y tiempos. Mírelos bien, con todos ésos me he accidentado.

http://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-231

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70