Tras 70 años, resurge conflicto por la tierra en comunidad de Villanueva

Tras 70 años, resurge conflicto por la tierra en comunidad de Villanueva

■ Familiares de ex hacendados reclaman a ejidatarios propiedades donadas en la década de los 40

En el siglo pasado la Reforma Agraria cumplió su objetivo de dotar de tierras a miles de mexicanos; como resultado de ello, alrededor de unas 200 familias de la comunidad La Quemada, ubicada en el municipio de Villanueva, fueron beneficiadas con la donación de terrenos que les hiciera en la década de los 40 la entonces hacendada, “Doña” María Franco. Este 2015, 70 años después ha vuelto a surgir el conflicto por la tierra y los ejidatarios están dispuestos a defender su propiedad por su propia mano y hasta las últimas consecuencias.

A 40 minutos de la capital de Zacatecas se ubica una comunidad con menos de mil habitantes, a quienes hace dos meses les tomó por sorpresa la llegada de siete personas que reclaman parte del terreno donde se ubican 201 casas de ejidatarios, a quienes en vida se las regaló María Franco, aunque no todos tienen las escrituras. El hecho ha provocado amenazas y un connato de violencia, al grado de que el Ejército y la Policía Estatal han tenido que intervenir.

A inicio de junio del año en curso llegaron a la comunidad abogados que dicen ser los representantes de Roberto Robles Cervantes, nieto de la ex hacendada María Franco. Su objetivo es escriturar 140 hectáreas, según advirtió Rodolfo Montes Chaires, responsable del departamento jurídico de la asociación civil Movimiento Urbano, y apoderado legal de quien se dice propietario de los terrenos.

En entrevista, refirió que su función no es quitar las tierras, sino escriturarlas, darles certeza jurídica y que los ejidatarios queden “claros y conformes que no es terreno de ellos; además, que sepan que el trámite no va a ser gratis y lo que no esté construido lo van a acordonar y no van a permitir que nadie se meta: actuamos conforme a derecho”.

Ante ello, los lugareños, en voz de Manuel Trujillo Muñoz, comisariado ejidal de la comunidad La Quemada, consideraron también en entrevista que se trata de “bandidos” que los quieren despojar de entre 140 y 150 hectáreas, aunque son conscientes de que 20 de ellas carecen de escrituras. Incluso, aseguró que hasta al cantante Pepe Aguilar le quieren quitar parte de su propiedad de la Hacienda llamada La Quemada. Los trabajadores encargados de la finca ya le han informado de ello, aseguró.

 

Todo inició hace dos meses

Según relató el comisariado ejidal, los abogados llegaron a La Quemada con “puros papeles inventados”; el primer argumento que les dieron  era de escriturar los terrenos, aunque después les dijeron que debían pagar el predio. Es decir, les respetarían lo fincado, pero no el resto, lo cual se niegan a aceptar, pues aseguran que hace décadas a las familias se les donó la tierra y tienen documentos probatorios.

La llegada de los enviados por Roberto Robles inició con la “invasión” de un predio del hermano del comisariado ejidal, ubicado en el entronque de La Quemada; ahí estuvieron 22 días pero los habitantes al sentirse amenazados por su presencia, organizados, decidieron sacarlos a la fuerza del lugar a inicios de julio.

La gente, enojada, una tarde-noche “se aromó de valor y los sacaron del terreno”, el enfrentamiento llegó a tal punto que acudió la Policía Estatal, la municipal y el Ejército; delante de ellos les advirtieron que no querían verlos más ahí.

Aquel día la gente llegó con palos y machetes para, de ser necesario “aventarles carambazos”; la mayoría está enojada y sólo dos personas están de su lado porque les han dicho que les escriturarán gratis, relató el comisariado Manuel Trujillo.

No obstante, pasaron sólo algunos días y los abogados regresaron al pueblo. Instalaron un campamento en un terreno y estarán ahí hasta que cumplan el objetivo para el cual se les contrató, ha advertido Rodolfo Montes Chaires.

Es así que la situación se ha tensado entre los habitantes y los abogados. Los primeros dicen que, de ser necesario, los van a linchar para lograr que se vayan. Los segundos aseguran tener miedo de la gente pero, no desistirán en su encomienda.

 

Un poco de historia

Hace 80 años la familia Franco era dueña de haciendas y gran parte de la comunidad La Quemada, pero como resultado de la Reforma Agraria los terrenos que les había donado “Doña María Franco” (como aún le dicen los campesinos) los pudieron escriturar a su nombre; es por ello que el comisariado ejidal dice: “le hubieran venido a reclamar al hacendado, a nosotros ya qué”.

Conrado Trujillo Muñoz, otro de los ejidatarios afectados, opinó que los abogados creen que pueden llegar a expropiar la tierra pero eso ya se acabó. Saben que 20 hectáreas no están escrituradas pero se debe a que pertenecían a un solo ejido; es así, señaló, que no tienen razón quienes repentinamente salen y se dicen ser dueños de 130 viviendas (aunque la otra parte asegura que son 201).

El señor Conrado explicó que el cobro que les quieren hacer es de 40 mil pesos por cada lote de 20 por 15 metros cuadrados, con lo cual el promedio a pagar de cada uno sería de 100 mil pesos.

 

Argumentos legales

El abogado Montes Chaires, representante del presunto dueño de las tierras, aseguró tener tres escrituras que amparan la propiedad de Roberto Martín Robles Cervantes, quien las adquirió por donación de su madre, Olga Cervantes Franco, hija de María Franco. Explicó que si aparecen 70 años después es porque la madre de Robles murió y como su descendiente quiere dar la certeza jurídica que no tienen todos los lotes de la comunidad.

Refirió que tienen un censo de 201 personas que en 1944 fueron beneficiarios, y si bien aseguraron que no les quieren quitar las tierras, deben poner orden porque los habitantes se adueñaron de mil 500 metros cuadrados cada uno, cuando lo donado fue una superficie de 200-250 metros, “cuando mucho”.

En el lapso de intentar llegar a acuerdos, el abogado refirió que se han encontrado con una serie de problemas por parte del ejido, en especial por la resistencia del comisariado Jesús Manuel Trujillo Muñoz así como sus hermanos Conrado y Esaúl, “son quienes están entorpeciendo nuestro trabajo”.

Dijo que ellos han alegado que se les dotó el ejido por resolución presidencial, pero Montes Chaires argumentó que él tiene las escrituras las cuales ampara la propiedad de Roberto Martín Robles; es así que se han asentado en la comunidad para hacer el levantamiento topográfico de los terrenos y extender los planos. Incluso, ya hay “negociación” con la presidencia municipal para que haga la escritura, agregó.

Respecto de los documentos que avalan la propiedad de los ejidatarios, el abogado señaló que se trata de adjudicaciones, pero “nosotros tenemos las (escrituras) originales” y es así que, anunció, entablarán un juicio para declararlas nulas de pleno derecho, ya que si bien por ahora son 140 hectáreas en pugna, hay entre 7 mil y 8 mil hectáreas más en esas condiciones.

A decir del abogado, la resistencia de la gente ha sido por “intereses particulares” del comisariado ejidal: “es su modus vivendi” porque venden terrenos que no son suyos. Refirió que en el ejido Las Adjuntas del Refugio, su asociación civil fue a hacer un procedimiento similar al de La Quemada y ahí la gente está consciente de que hay límites y, por lo tanto están dispuestos a pagar “lo que sea”.

Dijo que por el contrario en La Quemada, para ampararse de la propiedad los ejidatarios presentan adjudicaciones “con trámites de diligencia de informacional perpetua ante un juzgado” y con ello escrituraron, “pero como nosotros tenemos las originales, esas no sirven, son nulas de pleno derecho y se van a invalidar”.

Por su parte, los ejidatarios aseguraron y mostraron algunas de las escrituras que avalan su propiedad. Tan seguros están de la legalidad de los documentos  que Manuel Trujillo relató que hace unas semanas los ejidatarios de La Quemada y de otras regiones de Zacatecas se reunieron con el subsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Arturo Nahle García, quien les pidió que ignoraran a los “invasores” porque él los apoyaría para regularizar las tierras y en ese proceso se está.

 

La gente está enojada

En tanto hay definiciones jurídicas, toda vez que además de los juicios legales por la tierra también hay querellas en la PGJE emprendidas por ambas partes, los ejidatarios exigen la intervención de las autoridades para evitar un conflicto mayor, ya que un precedente es el altercado de inicios del mes de julio de este año.

Sobre él, Rodolfo Montes Chaires relató que los habitantes desalojaron a los abogados de un predio que aseguran es de quien los contrató: “uno como llega a su casa se mete y se establece”, pero aquel día la gente se organizó encabezada por el comisariado ejidal y llegaron entre 20:30 y 21 horas a sacarlos con “violencia” y fue por ello que tuvieron que pedir la intervención del Ejército, la Policía Estatal y Municipal, por el miedo que les pudieran hacer algo, “porque niños, jóvenes, señores y señoras estaban armados con palos, estaban ebrios y nos agredieron”.

En contraposición, Manuel Trujillo Muñoz aseguró que días antes del enfrentamiento él ya había notificado a la Procuraduría General de Justicia del Estado sobre el problema, incluso fue atendido por la procuradora y ofreció atenderlos ante cualquier inconveniente.

Sin embargo, el día de la riña le llamaron y ella les recomendó que esperaran los plazos legales de demandas que ya se habían hecho, pero la gente estaba enojada, relató el comisariado, fue así que decidieron actuar. “Yo le dije, mire procuradora, la gente ya no quiso tener a los invasores y ya los echó para afuera”.

“Ella me dijo que era un grave delito y debía echarlos para atrás”; la actitud molestó a la gente porque los supuestos invasores ya habían ocupado los terrenos, roto alambres, estaban demandados y el gobierno no hizo nada. No obstante, ahora Trujillo está demandado por el delito de despojo.

 

Autoridades omisas

El comisariado ejidal lamentó que las autoridades han sido omisas al problema y con su actitud parece que los obligan a actuar “por propia mano”. De entrada comentó que tras una reunión que sostuvieron en la presidencia municipal de Villanueva, el alcalde Miguel Torres se deslindó y les dijo que se arreglaran entre ellos.

Ante la falta de acuerdos, sin importar el altercado, los representantes de quien se dice dueño de los terrenos han regresado incluso a medir las calles de la comunidad. Es así que el comisariado ejidal dijo que buscan que la Procuraduría les ponga una restricción para que no vuelvan a entrar pues se sienten burlados.

Manuel Trujillo advirtió que si la autoridad no actúa, no sabe si la gente vaya a querer hacer algo por ellos mismos pues está enojada y dispuesta a lincharlos si es posible. “Nos están molestando, a fuerza quieren dinero, son unos bandidos y delincuentes, si quieren terrenos, que los compren”. Incluso refirió, les han comentado que esas personas en otras comunidades han hecho lo mismo.

El comisariado recordó que a una parte de la hacienda propiedad del cantante Pepe Aguilar, ya la quisieron medir para cobrarle también, pero aseguró que el músico ya sabe: “parece que va a mandar los soldados o la (Policía) Estatal a cuidarla”, según le han comentado los trabajadores del inmueble.

 

Alcalde, sin preocupación por posible violencia

Sobre el conflicto, el presidente municipal de Villanueva, Miguel Torres, dijo conocer de él e incluso les ofreció la alcaldía para que se reunieran las partes a platicar. “Yo los vi que platicaron en buenos términos; ya no volví a tener conocimiento del caso porque yo creí que lo habían resuelto entre ellos”.

Dijo además que si bien quien se ostenta como el propietario de esos terrenos  solicitó a la presidencia que enviara personal de catastro para hacer el deslinde de algunas propiedades, les respondió que el municipio no es la instancia competente para hacerlo y les aconsejó acudir a la instancia jurisdiccional y ahí se le dé la razón a alguna de las partes, pues “ambos tienen documentación que los acredita”.

El edil desconoció sobre el conato de enfrentamiento sucedido a inicios de julio, aunque no se mostró preocupado porque el problema se pueda salir de control y llegue a haber  enfrentamientos con  violencia. “No lo creo que estén las cosas a ese nivel porque el día que platicaron aquí (en la presidencia) fue en buenos términos”. Ofreció estar al pendiente.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ