Un rockcito para todos los roles / Rock para la cultura VIII. Aportes y detractores

Un rockcito para todos los roles / Rock para la cultura VIII. Aportes y detractores

Las intenciones por hacer algún aporte a la cultura del rock de aquí casi siempre se quedan en estado vegetativo, como congeladas por el temor de que esto parezca una máquina desconocida a la cual hay que hacerle algunos ajustes para echarla a andar; me refiero a los particulares, a los simples mortales, a los que deambulamos a solas por las calles de nadie porque no hay quien te eche una mano en realidad. Muchos son los conocidos, muchos gustan del rock y más son los que quisieran escuchar a su banda preferida en algún lugar cómodo, donde no haya molestias, ni tener que hacer colas, ni pagar covers, donde sólo haya compas de esos que discuten las chelas, de los que hasta el cigarrillo te encienden y te abrazan y palmean para que veas que ellos sí son chidos, aunque el lunes ya anden consiguiendo unas monedas para poder salir adelante esa semana.

Proyectos hay muchos, charlas y sueños también, colectivos, asociaciones, unos más, otros menos, pero casi todos sobre el billete, lo demás es lo que menos importa, aunque hay joyas de a libra, rockeros disfrazados de buena onda que te tranzan, no les puedes prestar ni una simple púa porque es la misma que te desaparecen, ni hablar de un cable o un ampli, para recuperarlo es un show; ¡ah!, ni se te ocurra prestarles algún documental sobre rock, videos, cidis o algunas monedas; los rockstars enfundados en tremendos ajuares de hippies de cepa con unos lentesotes oscuros, de esos ray o back o sabe qué marca serán, jamás de los jamases te regresan algo, se hacen los ofendidos, te borran del Face y hasta comentan con las demás bandas que eres un fijado, que ya lo traes y de todas formas te hacen la llorona cuando saben que posees una grabación de cuando su banda tocó en el Chopo o en el Día Estatal; terminas prestando el material que sólo existía en tu videoteca y, zaz, como por arte de magia, te lo desaparecen. En fin, de esta manera, la cultura del rock no puede avanzar en una sociedad que ya no cree en nadie. Les traes a la mejor banda del circuito nacional y sólo entran 10 personas con boleto pagado; les cobras 20 pesos y les regalas una cerveza y entran 10 con cover pagado; no les cobras y contratas a las mejores bandas de aquí y de todas formas sólo entran los seguidores, el resto se queda afuera del local para cotorrear, beber y fumar. Algo extraño sucede.

Aurea Hybride, una de las agrupaciones que más aporta a la cultura del rock zacatecano. Su música es escuchada en vivo allende las fronteras de nuestro país; acaba de regresar de su tercera gira por ArgentinaEntonces, la nueva cultura del rock está encaminada a permanecer en stand by; sin pedir ni dar cuartel, los músicos ponen lo mejor de su repertorio, compran su instrumental con grandes sacrificios y, en un par de minutos, algún vival –rockero también– aprovecha la confusión y ya se llevó una guitarra, una tarola o algún otro aparato adicional. La crisis también ataca al rock o, definitivamente, es más fácil hacerlo así para sobrevivir.

Los maestros de Mil900, cercando con sus piezas de carácter progresivo metal a la audiencia que, la ‘neta’, estaba absorta en sus percepciones; de lo mejor del evento. Para esta hora ya estaba repleto el espacio para la bandaNo hay de otra. Si realmente queremos aportar algo a la cultura del rock zacatecano, tenemos que actuar con honestidad, con la enorme responsabilidad de ser un músico, escritor, organizador o fan de coraza, y rifártela en el circuito para que esto avance y no decaiga el ánimo.

Claro que existen bandas preocupadas por hacerlo así y allende las fronteras de nuestro estado e inclusive de nuestro país, se lanzan en pos de difundir su música, su arte con recursos propios; ahí están Pacal, Ansuz, Postnecrum y dostrés. Desde este espacio, vaya un reconocimiento a las bandas de rock metal progresivo que desde sus orígenes han destacado en el circuito rocanrolero; a Mil900, por su generosidad, honestidad y musicalidad; a los Aurea Hybride, por su tenacidad, dedicación, alcance, originalidad y por poner en alto la bandera del rock zacatecano en el mundo. Gracias Señores Aureos por hacer sonar sus propuestas en Perú y Argentina por tercera ocasión consecutiva; pronto los veremos haciendo presentaciones en Europa y Estados Unidos, en hora buena.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70