Las + Recientes

Se avecina entrada de la iniciativa privada al Sector Salud: académicos

Se avecina entrada de la iniciativa privada al Sector Salud: académicos

■ No es nada sorprendente que entre en el IMSS e ISSSTE la competencia privada: Foladori

■ De no respetarse cláusulas de inversión, empresas pueden iniciar juicio contra un país, dijo

Una vez que ya se ha consolidado la Reforma Energética y, con ella, la entrada de particulares a este sector que incluye el ámbito petrolero y el de la electricidad, el siguiente paso será abrir a la iniciativa privada el rubro de la salud.

En este punto coincidieron Guillermo Foladori y Roberto Soto Esquivel, ambos docentes investigadores de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Después de la conferencia impartida por el también académico James Cypher sobre las consecuencias del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en el espacio de preguntas y respuestas, Foladori explicó que ya en los tratados entre diferentes naciones están negociadas unas “cláusulas de inversión” que establecen como requisito para la firma del convenio el “permitir la introducción de las corporaciones internacionales en los sectores de salud”.

De esta forma, se explica que el objetivo final de estas políticas sea el de evitar que haya empresas públicas que concentren toda la actividad de un sector, es decir, ya “no puede haber ningún monopolio estatal, ninguno”.

Por ello, el investigador agregó que “no es nada sorprendente que próximamente entre en el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) y en el ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), la competencia privada y quiebren el monopolio estatal en estos sectores”.

En ese tenor, Foladori agregó que, de no se respetarse estas cláusulas de inversión, las empresas tienen la posibilidad de iniciar un juicio en contra de un país y, de acuerdo a los antecedentes que se tienen en este tipo de situaciones, “históricamente, se ha demostrado que siempre ganan las corporaciones”.

Como uno de estos casos, el académico mencionó a la compañía Philip Morris y el procedimiento que tiene pendiente, por ejemplo, contra el gobierno de Australia; “para que se hagan una idea del poder de las corporaciones, ellos pueden enjuiciar a un país entero”, puntualizó.

Ante esto concluyó que, “entonces, es una situación la de México no difícil, dificilísima”. Esto debido también a que otros reglamentos internacionales como los de la Organización Mundial del Comercio (OMC) “no permiten que procesos de producción diferentes intervengan en la competitividad, es decir, lo único que vale es el producto final”.

Este hecho supone que los procesos intermedios que se lleven a cabo antes de obtener el resultado final y el cómo se realicen estos pasos no tienen importancia.

Así, sostuvo que “si el producto final que se produce en México es un producto sucio desde el punto de vista ambiental no es criterio para frenar la competencia; les interesa el producto final, no les interesa cómo fue producido. Eso hace que las corporaciones van a buscar aquellos países donde es más fácil explotar el medio ambiente porque tiene todo el apoyo de los tratados internacionales”.

Por su parte, Soto Esquivel coincidió en señalar que el TLCAN “no está en agonía” sino que los siguientes pasos se encaminarán hacia esta meta y también a la de reformar el sistema de Nacional Financiera (Nafinsa) y el del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

Antes de llegar a estas conclusiones sobre lo que se podrá vivir en un futuro en el país, el conferencista James Cypher previamente realizó un análisis de los resultados obtenidos hasta ahora por el TLCAN.

Al respecto, el docente investigador aseveró que con la Reforma Energética se cumple con el objetivo que llevó a la firma, hace 20 años, de este convenio comercial entre estos tres países. Recordó que este tratado fue impulsado, principalmente, por Estados Unidos, ya que “no han olvidado el 38 (…) y lo que querían era el petróleo”.

De esta forma, subrayó como a finales del año pasado el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, “entregó” el petróleo, principalmente. Y aunque comentó que este sector “está abierto a todos; bajo el TLC hay una gran preferencia para Canadá y Estados Unidos”, pero sobre todo para estos últimos debido a que en Canadá no hay tanta industria petrolera.

Expuso que en los 20 años que han transcurrido de TLCAN el crecimiento económico ha sido muy bajo, al igual que el incremento de los ingresos por persona que se obtiene de dividir el Producto Interno Bruto (PIB) entre la población.

En este sentido, subrayó que “no hay duda de que lo poco que creció México en los años del TLC fue recibido por las capas altas de la clase política y de los barones del capital mexicano”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70