19.2 C
Zacatecas
lunes, 15 julio, 2024
spot_img

UAZ

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

La sorpresiva renuncia el pasado lunes de Armando Silva Cháirez como rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas, dejó en evidencia, para conocimiento de la opinión pública, graves anomalías no sólo de carácter financiero, también académicas y administrativas. Se manejan cantidades; se mencionan nombres y se explica mucho, de intereses familiares y favoritismo que se anteponen a los derechos de los universitarios.

- Publicidad -

¿Qué pasa en esa institución pública de enseñanza superior? Es el mayor cuestionamiento que hace la sociedad. Las millonarias cantidades de adeudos, han rebasado en exceso, lo que percibe vía subsidio federal y estatal; todo, es resultado de mala administración y en cierta forma del despilfarro.

1.- Exagerados sueldos de los funcionarios de primer nivel.

2.- Matrimonios que ostentan cargos de primer nivel o de confianza; a la vez, imparten como docentes y, acumulan excesivas cantidades por concepto de estímulos; cursos propedéuticos y otros.

3.- Docentes que imparten clases a la vez, en dos escuelas diferentes de la misma UAZ.

4.- No hay reconocimiento de los grados académicos.

5.- Incremento exagerado de la planta docente.

6.- Acaparamiento de fuertes cantidades por concepto de estímulos a docentes.

7.- Creación de escuelas preparatorias en diversos municipios.

8.- Ceciuaz.

9.- Becas para docentes que estudian en el extranjero, pero se desconoce su productividad.

10.- Becas, comedores y casas para los estudiantes.

11.- Facilidad de ingresos a estudiantes de otros estados.

12.- Otorgar injustificadamente, cubículos especiales a docentes cuya labor no se ve reflejada.

Sin embargo, uno de los más graves problemas sin restar importancia a los que se han mencionado, es la falta de compromiso académico, objetivo esencial de nuestra alma mater. Simplemente no existe, porque se ha convertido a la institución en una empresa de carácter comercial.

La situación de la UAZ contrasta con su origen.

Por decreto publicado en septiembre de 1968, el entonces gobernador del estado don José Isabel Rodríguez Elías, creó la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y dejó de existir el Instituto Autónomo de Zacatecas (IAZ).El primer rector de la nueva institución fue el licenciado Magdaleno Varela Luján, hombre de amplia trayectoria; reconocida solvencia moral; abogado, también funcionario público y gran humanista.
La planta docente de esa casa de estudios estuvo conformada por los mejores y más destacados hombres profesionistas zacatecanos. En sus inicios, no existían todas las licenciaturas y su matrícula era reducida. Con el tiempo, adquirió el carácter popular y la creación de los dos sindicatos Spauaz y Stuaz, permitieron el logro de grandes conquistas para docentes y administrativos.

A la fecha ha tenido nueve rectores: Magdaleno Varela, 1968-1972. Jesús Manuel Díaz Casas, 1972-1976 y 1976-1980. Jorge Eduardo Hiriartt Estrada, 1980-1984. Francisco Flores Sandoval, 1984-1988 y 1988-1992. Virgilio Rivera 1992-1996 y 1996-2000. Rogelio Cárdenas 2000-2004. Alfredo Femat 2004-2008. Francisco Javier Domínguez, 2008-2012. Armando Silva 2012, aún no cumple un año en su cargo.

Zacatecas es un estado de la República pobre y la UAZ, una fuente de trabajo importante para los habitantes. No hay industria, son pocas oportunidades. Los índices de migración son altos. No obstante, los subsidios que percibe, la UAZ no puede garantizar los niveles académicos que requiere la entidad, inclusive el país. Ciertamente el transcurso del tiempo no permite, ni permitiría que la Máxima Casa de Estudios de Zacatecas, permaneciera con sus mismas características de hace 45 años. ¡Claro, desde luego que sería imposible! Pero su compromiso académico que es su esencia, ese sí, jamás debió haberse perdido, porque es el eje para la buena administración financiera, puesto que si el personal docente conoce su función, su dignidad le impediría beneficiarse de ella, sin ofertar, o muy poco, nivel académico que lo justifique.

Por lo general, en la Universidad Autónoma de Zacatecas, no se reconocen los títulos académicos. Lo maestros no son iguales; su trayectoria es diferente; su preparación y experiencia también, pero las autoridades universitarias no los dan a conocer, el alumno pierde así, la oportunidad de darse cuenta con quien se involucra en el proceso enseñanza-aprendizaje.

Fueron esos los comentarios. Pero considero que existen y deben implementarse estrategias tendientes a rescatar a la UAZ. ¿Cuáles serían algunas por ejemplo?
De inmediato regularizar los sueldos de funcionarios de alto nivel y de confianza, así como establecer las funciones del personal a su cargo. Impedir que matrimonios puedan ejercer funciones de alto nivel y de confianza. Impedir que un maestro imparta clases al mismo tiempo, en escuelas diferentes de la propia UAZ. Analizar la problemática de las becas, casas y comedores estudiantiles, pues representan una gran fuga de recursos a cargo de la UAZ. Regularizar la existencia de las escuelas preparatorias, tomando en cuenta la forma en que la UNAM organiza las propias. Regular la existencia del Ceciuaz. Controlar la matrícula escolar. Supervisar la situación de los docentes que se encuentran estudiando en el extranjero para que se vea reflejada su productividad. Suprimir todo tipo de privilegios en algunas escuelas como el hecho de otorgar injustificadamente, cubículos especiales y “elegantes” a docentes cuyo trabajo no se ve reflejado.

Muchas serían las estrategias a seguir, pero la UAZ es otra cosa. Olvidémoslo. Simplemente no sería posible en ella.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -