11.5 C
Zacatecas
martes, 31 enero, 2023
spot_img

Don Eriberto Beltrán tiene más de 50 años produciendo, artesanalmente, queso de tuna

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Erik Herrera •

Con más de 50 años produciendo artesanalmente el queso de tuna, un alimento que da identidad al Saucito, una de las comunidades más grandes del municipio General Pánfilo Natera, Don Eriberto Beltrán es conocido por ser uno de los productores más antiguos y con más trayectoria en la elaboración de este alimento típico de Zacatecas. 

- Publicidad -

“Yo le tengo un amor muy grande a la tuna”, fue como Don Eriberto expresó su agradecimiento a un oficio que comenzó a ejercer aproximadamente desde 1970, cuando por falta de empleos fijos y bien remunerados, decidió emprender su propio negocio y apostarle a un producto que comenzaba a tener su auge en el estado. 

“Ya tenía como 11 de familia y en una desesperada fue cuando me vi obligado a cambiar de trabajo. Empecé con un cacito para hacer queso de tuna para mí mismo y ya de ahí, con el tiempo, fue que me di cuenta de que hice algo para mi familia, un sustento”.

Sin tener conocimiento de absolutamente nada del proceso para elaborar tal producto, con empeño, constancia, y por supuesto el apoyo de su esposa Amelia, apostó toda su esperanza al que hasta el día de hoy sería su profesión de vida y sustento familiar. 

La producción ha
bajado año con año
debido a la escasez
de nopaleras y
de mano de obra

“Nunca me voy a olvidar de que Luis Méndez Flores, que dios lo tenga en el cielo, fue el primerito que me echó la mano, me apoyó económicamente y me pagaba a un peso con diez centavos el kilo”, dijo Don Eriberto, pues en aquel entonces, una de las familias más prestigiosas, adineradas y de las principales distribuidoras de productos locales a nivel nacional, eran Los Méndez.

Estos compraban el queso de tuna a los productores artesanales como Eriberto y lo repartían en gran parte de la República mexicana, y “Roberto Méndez Flores, su hermano, era el que lo llevaba hasta Morelia, Guanajuato, la Ciudad de México y muchos lugares más”.   

“Le dije a Luis que no tenía nada, que me faltaba un cazo, los peladores de tunas y demás. Él me decía: no tú no te agüites, hazlo, yo te ayudo, no importa que esté como esté. Le agradezco mucho porque él me metió el hombro fuerte, con todo me ayudaba y siempre me dio preferencia a mí, me compraba mi mercancía”.

El tiempo fue pasando y con ello, el queso de tuna que Don Eriberto producía tenía más demanda, pues “en los años en que era mi mero apogeo, llegué a producir hasta 40 toneladas de queso de tuna en una temporada” todo gracias a la constancia y apoyo incondicional “de mi esposa, yo me iba a pelar tunas y ella se iba a juntar leña y ayudarme con lo demás. Trabajamos muy duro”. 

La temporada en que se elabora este producto artesanal es a partir del mes de julio hasta octubre, y a pesar de que hoy en día sigue siendo un alimento tradicional que muchos buscan, la producción ha bajado año con año debido a la escasez de nopaleras y de mano de obra, “ya no podemos producir lo mismo que hace 20 años, se nos quedaría más de la mitad”, dijo Don Eriberto.

A pesar de la baja producción de estos últimos años, Don Eriberto surte de mercancía a vendedores de Durango, Monterrey, Aguascalientes, Guadalajara, Chihuahua y municipios como Fresnillo, Pinos y Guadalupe “yo no supe ni cómo, ya cuando acordaba me llegaban hasta acá y hasta se quedaban a dormir aquí afuera para esperar el queso y llevárselo”.  

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img