9.2 C
Zacatecas
jueves, 8 diciembre, 2022
spot_img

Presentan Punto de Acuerdo para emitir el Código de Ética de la Legislatura del estado

■ El objetivo, promover la identidad institucional y “depurar” el desempeño de las funciones cotidianas de los representantes populares y servidores públicos de la Legislatura

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

Con el objetivo de promover la identidad institucional y “depurar” el desempeño de las funciones cotidianas de los representantes populares y servidores públicos de la Legislatura local promover un ambiente de respeto entre todos los colaboradores y, en especial, brindar un trato cordial, diligente, honesto y eficaz cuando la ciudadanía lo solicite, diputados locales propusieron una iniciativa de Punto de Acuerdo para emitir el Código de Ética de la Legislatura del estado de Zacatecas.

- Publicidad -

En su exposición de motivos, los diputados Manuel Benigno Gallardo Sandoval, José Xerardo Ramírez Muñoz (señalado por pedir ‘moches’ para aprobar presupuestos), Nieves Medellín Medellín, José Guadalupe Correa Valdez, José Juan Mendoza Maldonado y Armando Delgadillo Ruvalcaba, señalaron que las normas éticas a las que están obligados tienden a que sean mejores individualmente, pero también a que sea mejor la sociedad de la que forman parte, la ética, por tanto, es para los legisladores, una garantía de bienestar y tranquilidad al construirse en un administrador del temperamento, porque la reflexión se orienta a resolver conflictos de la persona en su convivencia en sociedad, en dos planos, consigo misma y los que se generan en la convivencia con otras personas.

“Pero también hay problemas que no son resueltos en el plano personal, o en su relación con los demás, sino por aquellos que son servidores públicos como las y los Legisladores integrantes de un Parlamento”, dijeron.

Según los promotores, las normas estrictas permiten conocer con mayor objetividad los criterios de actuación de los funcionarios, proporcionando un importante mecanismo para las resoluciones de controversias, impidiendo la corrupción en cualquiera de sus diferentes modalidades, siendo de utilidad para el funcionario para el rechazo de determinadas propuestas, permitiendo exigir responsabilidades a los servidores públicos por sus actos y así aumentar la confianza de los ciudadanos en torno a los funcionarios que realizan estas medidas

Actualmente en México, reconocieron que existe una gran desconfianza en las instituciones, así como en los políticos, servidores y funcionarios, ya que la administración pública se ha visto empañada por el alto índice de corrupción que se ha evidenciado en los muy bajos los parámetros de confianza en los servidores públicos ante la ciudadanía, incluidos, desde luego, los legisladores, que mantienen un alto déficit de credibilidad.

Según expusieron, la ética parlamentaria se rige de acuerdo con las reglas sustraídas de códigos y leyes que el Poder Legislativo establece; leyes que regulen a los servidores públicos que laboren en el Poder Legislativo y el objetivo es lograr los fines que la institución establece, enfatizando la calidad moral de las y los legisladores, así como del conjunto de servidores públicos que ahí laboran.

“El reto de construir un buen parlamento, implica también poder contar con legisladores y servidores públicos que detenten una sólida cultura ética y de servicio a la sociedad, estando plenamente convencidos de la dignidad e importancia de sus tareas. De ahí la trascendencia y compromiso de regirse bajo principios y valores éticos en el desempeño de su encargo público”, dijeron.

Por ello, la iniciativa tiene como finalidad abordar la ética como valor fundamental en la actuación de las y los legisladores y del personal operativo de base, contrato y confianza a su servicio, así como crear normas que coadyuven a conducir los comportamientos esperados que beneficien el trabajo del sistema legislativo y parlamentario.

“Las razones que determinan la necesidad de implementar un código de ética en los congresos locales son, por un lado, la baja credibilidad que se han ganado a causa de su desempeño; acciones como la omisión ante problemas sociales severos han impactado de manera significativa en la ciudadanía, la cual se siente desprotegida porque se generan leyes solo de manera parcial o simplemente no se generan”.

“Por otro lado, la falta de responsabilidad de las y los legisladores de legislar en función del interés público, con espíritu cívico y para la ciudadanía a quien se deben y no a los intereses de sus partidos políticos o a los suyos propios. Por tanto, debe ser una prioridad la implementación de un código de ética que contribuya a la eficacia de los trabajos legislativos y parlamentarios, así como de todos los servidores públicos integrantes de la Legislatura del Estado de Zacatecas”

Es por ello, agregaron, la conducta de las y los legisladores debe de sujetarse no sólo a las disposiciones legales vigentes en cada Congreso Local, sino también a reglas éticas que garanticen un comportamiento acorde a la finalidad por la cual fueron elegidos por los ciudadanos; que no es otra que la de trabajar para y por el beneficio del pueblo. Por tal motivo deben concebir la ética como un conjunto de reglas que rigen el período de tiempo del cargo para el que fueron elegidos, esto con el fin de poder reforzar y aumentar la confianza de la sociedad, respecto a los trabajos legislativos que van encaminados hacia la ciudadanía, cuidando siempre el beneficio de la misma.

Cabe mencionar que el Poder Legislativo del Estado de Zacatecas, no cuenta con un Código de Ética; sólo el Título Cuarto de la Ley Orgánica del Poder Legislativo de Zacatecas establece los derechos, obligaciones y sanciones que corresponden a las y los Legisladores durante su encargo. De ahí, a decir de los diputados, la importancia la creación de dicho código para que los legisladores y el personal que laboran en la Legislatura, estén sujetos a reglas más estrictas en su labor de elaborar, modificar y abrogar las leyes que integran el marco jurídico.

“Los Códigos de Ética representan un compromiso público de actuación; es decir, un esfuerzo por preservar la credibilidad de cualquier institución y una apuesta para mantener su prestigio profesional, estableciendo reglas para el funcionamiento interno, intentando dotar de equilibrio a sus competencias y, en nuestro caso específico, dando identidad y prestigio a la Legislatura del Estado de Zacatecas”, concluyeron su propuesta los diputados de la 64 Legislatura que la semana pasada no sesionaron por la inasistencia de la mitad de ellos, por andar de gira promoviendo la Ratificación de Mandato, aunque la Constitución lo prohíbe.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img