27.5 C
Zacatecas
sábado, 28 mayo, 2022
spot_img

¿En qué país vivimos?

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ • admin-zenda •

■ Comentarios Libres

- Publicidad -

Darnos cuenta de lo que a diario ocurre con la clase política que actualmente se encuentra en el poder, nos deja sorprendidos; nos llena de indignación conocer lo que han hecho de nuestro país todos aquellos que ostentan cargos de representación o ejercen funciones en  la administración pública, porque dejan al descubierto la putrefacción del sistema. No es para menos. El nuevo PRI gobernante, ha mostrado un manejo nauseabundo de esa administración, tanto federal como estatal. Aunado a ello, el PAN realiza lo propio.

Prueba de ello la encontramos,  hasta ahora,  en la situación de cuatro ex gobernadores y un gobernador, que han cometido todo tipo de atropellos y dispuesto para sí, de los recursos destinados a programas sociales; a gastos que requieren para su funcionamiento las instituciones de comunidades y municipios de estados con índices alarmantes de violencia: Veracruz, Sonora, Quintana Roo, Chihuahua, Tamaulipas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, etc.

Javier Duarte de Ochoa, gobernador priísta con licencia de la primera entidad, actualmente prófugo y por quien la PGR mediante el DOF, ofrece 15 millones de pesos como recompensa, a quien informe verazmente sobre datos que permitan su localización para detenerlo, y enfrente cargos por enriquecimiento ilícito; desviación de recursos públicos; endeudamiento del estado de Veracruz por cantidades millonarias; operaciones con empresas fantasma; delincuencia organizada y, de incurrir en grave, muy grave atentado a los derechos humanos. Guillermo Padrés Elías, ex gobernador panista de la segunda entidad, quien ya en prisión enfrenta cargos por lavado de dinero, defraudación fiscal, delincuencia organizada y operaciones con recursos ilícitos. Roberto Borge Angulo, ex gobernador priísta de la tercera entidad, acusado entre otros delitos, de enajenar de forma irregular 9 mil 500 hectáreas de Quintana Roo, para beneficiar principalmente a familiares y amigos, además de que causó daño al patrimonio y las finanzas públicas. César Duarte, ex gobernador priísta de la cuarta entidad, al igual que los anteriores, tiene en su haber una serie de conductas delictivas por las que tendrá que responder como enriquecimiento ilícito y desviación de recursos públicos. Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba, ex gobernador priísta de la quinta entidad, por quién a través del DOF, la PGR ofrece también 15 millones de pesos como recompensa, a quien proporcione información veraz sobre datos que permitan su localización para detenerlo con objeto de que responda por delitos contra la salud en su modalidad de fomento. En todos ellos, el común denominador son: la violencia, la corrupción y la impunidad.

No se puede entender una situación de esa magnitud, para cometer ilimitadamente tropelías totalmente impunes, sin que exista contubernio de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, tanto en el nivel federal como estatal. ¿De qué se trata? ¿En qué país vivimos? ¿Por qué nos rodea tanta basura?

¿Qué están  haciendo esos representantes populares y funcionarios públicos a quienes nosotros, como pueblo, les pagamos las cantidades millonarias que ellos mismos se autorizan como sueldos, primas, aguinaldos, bonos de toda naturaleza, jubilaciones, servicio médico, viáticos, transporte, teléfono, viajes, comidas, fiestas, vehículos…? ¿De qué manera están trabajando todos ellos para evitar la corrupción, la delincuencia, la inseguridad y la impunidad?

¿Y los órganos y las autoridades electorales, que opinión les merece todo lo que está sucediendo, gracias a la imposición que ellos hacen, de supuestos representantes, cuando obedeciendo órdenes superiores, desconocen y pisotean la voluntad popular depositada en las urnas?

¿Cómo justifican el sueldo y todas las prestaciones que les pagamos? ¿Qué cuentas nos han rendido?

Ninguna persona en su sano juicio podrá afirmar que los acontecimiento que a diario ocurren, están bien, o que, se desconozcan las consecuencias que esa situación conlleva: desconfianza total que tienen los habitantes en las instituciones, incluso, en el Poder Judicial y esto se traduce principalmente en movilizaciones sociales y en las estrategias de los particulares para hacerse justicia por su propia mano.

Muy lamentable e indignante resulta para los mexicanos darse cuenta que, cuando alguno de los representantes populares ha incurrido en conductas aquí comentadas, se trata de personajes de abolengo, pues lo primero que declaran al ser interrogados sobre  “su riqueza” es que tiene un origen variado: herencia familiar, donaciones, obsequios, legados, empresas familiares incluso, premios de lotería. Yo me pregunto si en un país de pobres como es el nuestro, estamos gobernados por aristócratas o reyes. En verdad lo desconozco… pero de lo que sí existe constancia y testimonio nación al e internacional, es que México está gobernado por políticos que carecen de la educación más elemental. Simplemente no están preparados y por ello, no saben gobernar.

¿Va usted a creer que una pequeña de nombre Andrea alumna de primaria, haya corregido el lenguaje de un prepotente y déspota Aurelio Nuño Mayer, siendo, nada menos que el flamante actual secretario de Educación Pública? Resulta muy preocupante, y es imperdonable que en el acto de inauguración de la 36 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, celebrado el lunes catorce del mes actual, indicó a los escolares que tendrían libros para “ler”. Al despedirse de cada uno de los menores, la niña lo corrigió: “no se dice ler, se dice leer”. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias