19.2 C
Zacatecas
martes, 6 diciembre, 2022
spot_img

Ayotzinapa, un año de impunidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

■ Comentarios Libres

- Publicidad -

26 y 27 de septiembre de 2014, son fechas que jamás podrán olvidarse en México. La desaparición en Iguala, Guerrero, de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, no es asunto superable como lo pide el gobierno de Peña, el que incluso, ha ofrecido ya una indemnización a los padres de familia como si se tratara de fijar precio a la vida. Se hace necesario por ello, comentar sobre la impunidad que ha prevalecido a través de un año, no obstante el reclamo de justicia y la exigencia de que aparezcan los jóvenes.

Por naturaleza, la vida es el valor más preciado del ser humano. No se compra ni se vende porque no es mercancía, no es objeto de apropiación, no se encuentra en el mercado… Tampoco es posible determinar quiénes sí, y quiénes no, pueden y tienen permiso para vivir. Es por eso, que la gravedad de este acto de barbarie que mañana cumplirá un año, ha merecido el repudio y la condena mundial, sobre todo si se toma en cuenta que en México existe un Estado de Derecho, donde la actuación y los límites de las autoridades del poder público, quedan sometidos al imperio de la ley.

La ausencia de soluciones justas, ha acelerado el desprestigio y descrédito cada vez mayor a escala mundial, en que se encuentra inmerso el actual gobierno desde el día de la toma de posesión del cargo de Peña como Presidente de la República. Desde el inicio, la investigación de los sucesos de Iguala se ha manejado con innumerables inconsistencias y contradicciones, que lejos de lograr datos precisos que permitan el esclarecimiento de esos lamentables hechos, se han multiplicado las dudas y se siembra la incertidumbre entre los padres de familia y también entre la comunidad nacional e internacional.

Jesús Murillo Karam, titular de la PGR, al ocurrir aquellos fatales acontecimientos, como autoridad investigadora, se apresuró a dar salida a esta situación explicando atropelladamente en conferencia de prensa el 7 de noviembre de 2014, la forma en que los estudiantes al ser confundidos con integrantes de un grupo delincuencial, fueron secuestrados, torturados, privados de su vida, incinerados y desaparecidos sus restos. Habló de un basurero, de un incendio y de un río. Al ver que sus declaraciones a nadie convencieron, en el mismo acto, agregó: “ya me cansé…”.

No obstante que hasta la fecha se ha manifestado oficial y reiteradamente, que continúa la investigación para encontrar a los responsables, y de que ya han sido detenidas más de un centenar de personas involucradas, lo cierto es que, después de un año, no existe ningún resultado serio y con ello, lejos de abatir como se dice, queda fortalecida la impunidad.

Por su parte, Peña exoneró de toda responsabilidad y removió de su cargo al procurador Jesús Murillo para ocupar la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu). Y a partir del 3 de marzo último, lo sustituye en el cargo Arely Gómez González. Pero tampoco se han logrado avances; la investigación se complica todavía más, al grado de que se ha hecho necesaria la intervención de organismos internacionales para coadyuvar en ella.

Considero de suma importancia resaltar que han sido cuatro instancias las que emitieron sus respectivos informes coincidentes entre sí: 1.- El Grupo Interdisciplinarios de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos (CIDH),destaca que, es científicamente imposible la incineración de los 43 cuerpos en un basurero en condiciones de humedad (había llovido el día anterior), para lo cual se habría requerido de toneladas de madera y llantas así como una gran cantidad de combustible, y un prolongado tiempo para realizar esta actividad. 2.- El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que ha manifestado su duda en que los restos entregados para su análisis a la Universidad de Inbrusks, Austria, puedan haber pertenecido a los estudiantes, pues habiéndolo solicitado, no se les permitió estar presentes en el lugar donde supuestamente fueron localizados y recogidos para su estudio genético. 3.- Esta Institución, en un principio, en el mes de noviembre, había hecho pública la dificultad de analizar los restos entregados por la PGR, pues se habían perdido evidencias que imposibilitarían un buen análisis. 4.- Atenta al proceso de investigación la CIDH, ha hecho posible que con la intervención de esos organismos e instituciones se pueda evitar la impunidad.

Hoy (jueves 24) a la una de la tarde, bajo fuertes dispositivos militares de protección y a puerta cerrada, sin la presencia de los medios, Peña recibe a un reducido número de padres y familiares de los normalistas, en el Museo Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad, en la tercera sección del Bosque de Chapultepec, para darles a conocer los avances de la investigación a un año de sucedidos los hechos. ■

 

¿Por qué no los recibirá en Los Pinos?

 

¿Qué les irá a informar? ¿Qué hace unos días detuvieron de manera pacífica a “el Gil”, responsable de la detención y el paradero de sus hijos?

 

Ya no se aceptan exhibicionismos, sino resultados eficientes.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img