14.7 C
Zacatecas
lunes, 24 junio, 2024
spot_img

■ Lo harán oficial el 28 de mayo; "acción vital para sentar bases de un proceso de paz", declaran

España, Irlanda y Noruega reconocen al Estado palestino

■ EU se opone a la decisión; se suman Alemania, Francia, Italia, Bélgica y Países Bajos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Madrid. En una acción de diplomacia conjunta, los gobiernos de España, Irlanda y Noruega anunciaron ayer que a partir del próximo día 28 reconocerán oficialmente al Estado de Palestina, lo que consideran vital para sentar las bases de un proceso de paz durante en el histórico conflicto en la región.

- Publicidad -

La respuesta del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, fue llamar a consultas a los embajadores de los tres países, al tiempo que Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia, Bélgica y Países Bajos rechazaron la decisión, que fue saludada por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Qatar, Arabia Saudita, Egipto, Turquía, China y Eslovenia.

China reiteró que siempre apoya con firmeza la causa justa del pueblo palestino para restaurar sus derechos nacionales legítimos, apoya la solución de dos estados y fue uno de los primeros países en reconocer al Estado de Palestina, indicó el vocero de la cancillería, Wang Webin, de acuerdo con la agencia Xinhua.

El anuncio puso en evidencia la división en la Unión Europea (UE), que ha luchado sin éxito por encontrar una posición común desde el inicio de esta guerra en Gaza, el pasado 7 de octubre, en la que Tel Aviv ha matado a más de 35 mil palestinos.

Ha costado muchos, muchos meses que los 27 estados miembros pidieran un alto el fuego en Gaza, y reiteraran su apoyo la solución de los dos estados, el israelí y el palestino, pero debemos ser sinceros y reconocer que no es suficiente, declaró ante el Congreso de los Diputados el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien por meses negoció con otras capitales europeas para dar este paso.

De las palabras a la acción

Ha llegado la hora de pasar de las palabras a la acción, dijo Sánchez, y aseveró que la política de dolor y destrucción de Netanyahu pone en peligro la solución de dos estados, que es el único camino creíble hacia la paz y la seguridad para Israel y Palestina, comentó desde Dublín el primer ministro irlandés, Simon Harris.

A su vez, el premier noruego, Jonas Gahr Store, manifestó desde Oslo que no habrá paz en Medio Oriente sin una solución de dos estados. Y no puede haber dicha solución sin un Estado palestino.

Desde Jerusalén, Netanyahu calificó de recompensa al terrorismo la decisión de las tres naciones europeas. Será un Estado terrorista, intentará una y otra vez cometer la masacre del 7 de octubre, y no lo permitiremos, advirtió el gobernante en un video difundido por su oficina. Una recompensa al terrorismo no traerá la paz, aseveró.

La presidencia palestina valoró mucho la contribución de esta decisión al consagrar el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación de su tierra y a adoptar medidas concretas para apoyar una solución de dos estados, mencionó la agencia de noticias Wafa.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, seguirá trabajando en favor de una solución de dos estados que convivan en paz y respeten el derecho a la autodeterminación de los palestinos, subrayó el vocero Stéphane Dujarric.

Desde Washington, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se opone al reconocimiento unilateral de un Estado palestino, pero es firme partidario de una solución de dos estados y lo ha sido durante toda su carrera, afirmó la portavoz del Consejo de Seguridad, Adrienne Watson.

Sin embargo, puntualizó que el mandatario piensa que un Estado de Palestina debería lograrse a través de negociaciones directas entre las partes y no por un reconocimiento unilateral de distintos países.

Biden y su secretario de Estado, Antony Blinken, han presionado a Israel para avanzar en un cronograma rumbo a la creación de un Estado palestino, en parte planteando la posibilidad de un acuerdo para la normalización de las relaciones entre Arabia Saudita e Israel.

Washington exige seguridad para Tel Aviv

Pero Washington vetó un intento reciente del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de reconocer al Estado de Palestina, con el argumento de que esto sólo debería surgir de negociaciones que tengan en cuenta los intereses de Israel en materia de seguridad.

De hecho, Israel es uno de los principales receptores de ayuda militar estadunidense desde hace décadas y aún recibe miles de millones de dólares en armamento para su guerra contra Hamas.

Madrid, Dublín y Oslo esperan ser imitados por otros gobiernos europeos. En marzo, los líderes de Eslovenia y Malta firmaron en Bruselas un comunicado conjunto con Madrid y Dublín, expresando su deseo de dar el mismo paso. Eslovenia adoptó un decreto en ese sentido el 9 de mayo, con la intención de enviarlo al Parlamento para su aprobación antes del 13 de junio.

Hasta ahora, Suecia, que hizo el gesto en 2014, era el único país que reconocía a Palestina como Estado, siendo miembro de la UE. República Checa, Hungría, Polonia, Bulgaria, Rumania y Chipre lo habían hecho antes de unirse al bloque. Pero la cuestión del Estado palestino, reconocido por 142 de los 193 miembros de la ONU, según la ANP, divide a la UE.

Ello quedó patente en las palabras del canciller francés, Stéphane Séjourné, quien aseguró a la agencia Afp que el reconocimiento de Palestina no es un tabú para Francia, pero que éste no era un buen momento.

El portavoz del gobierno de Alemania, Steffen Hebestreit, asentó que Berlín está comprometido con una solución negociada entre las partes y esto al final pasa por que Israel acepte la existencia de un Estado palestino por separado, lo que requerirá de mucha habilidad diplomática y quizá también mucho tiempo.

El canciller de Italia, Antonio Tajani, resaltó que el Ejecutivo de la primera ministra ultraconservadora, Giorgia Meloni, es favorable a la solución de dos estados, pero abogó por que cualquier avance llegue a partir de negociaciones, al enfatizar que no se puede pensar en un Estado palestino dirigido por Hamas, que es una organización terrorista.

El canciller británico, David Cameron, expuso en enero pasado que Gran Bretaña estaba estudiando la cuestión del reconocimiento de un Estado palestino, informó The Independent.

El premier de Bélgica, el liberal flamenco Alexander de Croo, detalló que la prioridad es lograr un alto el fuego en Gaza y la liberación de los rehenes israelíes.

Países Bajos aún no tiene previsto seguir el ejemplo de Noruega, España e Irlanda, ya que considera que ello no resolverá el problema de Medio Oriente, de acuerdo con la ministra del Exterior, Hanke Bruins Slot. El reconocimiento unilateral (de Palestina) en este momento no acerca una solución, mencionó Slot, a la radiotelevisión neerlandesa NOS.

El alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, dejó claro que toma nota del anuncio de los tres países, y agregó que trabajará dentro de la política exterior del bloque para avanzar en la solución de dos estados.

Noruega desempeñó un papel clave en el proceso de paz de Medio Oriente en la década de los 90, al albergar las primeras conversaciones que condujeron a los Acuerdos de Oslo y al histórico apretón de manos de 1993 en la Casa Blanca entre el israelí Yitzhak Rabin y el palestino Yasser Arafat. Este proceso comenzó en Madrid con una Conferencia de Paz árabe-israelí en octubre de 1991.

Con información de agencias

Irlanda, Noruega y España están por reconocer un estado palestino, rompiendo con el consenso en Europa Occidental y Estados Unidos de que la categoría de estado debería lograrse mediante negociaciones con Israel. Infografía Graphic News

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -