Presenta el grupo Los Imaginantes la obra “El árbol que sembraba lluvias”

Presenta el grupo Los Imaginantes la obra “El árbol que sembraba lluvias”
La obra “El árbol que sembraba lluvias” contiene técnica guiñol, títeres, varilla, sombra y luz negra, y habla sobre la negritud y la sequía FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

■ Ésta aborda la presencia de afrodescendientes en Zacatecas y el racismo que aún prevalece

■ Fue seleccionada por el Circuito de Títeres y Objetos, de la Secretaría de Cultura federal

Seleccionada por el Circuito de Títeres y Objetos, convocado por la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, el grupo Los Imaginantes presentó este sábado la obra “El árbol que sembraba lluvias” que, por medio de títeres y teatro guiñol, aborda la presencia de afrodescendientes en Zacatecas y el racismo que prevalece hasta la actualidad.

Martín Letechipía Alvarado expuso que “la convocatoria ofrecía apoyar la producción para el montaje de una obra original. Hubo cuatro circuitos en toda la República y nosotros participamos en el circuito que abarca Aguascalientes, San Luís Potosí, Zacatecas y Guanajuato y fuimos seleccionados”.

Sobre la obra, explicó que la negritud en Zacatecas es un tema relegado y “los niños y niñas tienen derecho a saber que en el estado hubo muchos negros y mulatos y que es mentira que no haya habido”.

Refirió que una investigación demográfica de Tomás Dimas arrojó que había más negros y mulatos que indios y españoles, pero “se les ha querido borrar de la historia debido a que hay cierto racismo”.

“Los niños y niñas
tienen derecho a
saber que en el
estado hubo muchos
negros y mulatos”

En ese sentido, la obra relata la historia de un niño que llega a Zacatecas, desde Zimbabue, luego de ser esclavizado por los portugueses. En la travesía se encuentra con Malintzin, una niña que viene de las 40 familias tlaxcaltecas y se hacen amigos.

El niño guarda un secreto, un objeto que carga en su morral, lo que genera el interés de Archivaldo, hijo de Don Diego de Barras, pensando que se trata de un diamante. Sin embargo, es una semilla del árbol que sembraba lluvias.

Archivaldo roba la semilla y finalmente el niño la recupera para luego encontrarse con su abuela que en ese momento ya es esclava en una Hacienda de Beneficio, en Sauceda de la Borda. En su reencuentro, siembran el árbol.

Letechipía Alvarado expuso que el hecho de que se haya relegado a la comunidad afrodescendiente en Zacatecas obedece al poder que se ha impuesto y muestra de ello es que no aparecen en libros de historia más que en información judicial.

“Se ha mantenido esa tradición racista, de dominio, porque no se ha escrito la historia de todos ellos, a pesar de que fueron los que construyeron esta ciudad y la cultura popular. Se creyó esa leyenda de que Zacatecas era la más europea de las ciudades coloniales”, dijo.

La obra “El árbol que sembraba lluvias” contiene técnica guiñol, títeres, varilla, sombra y luz negra, y habla sobre la negritud y la sequía, pues llevaban cuatro años de sequía en Zacatecas, de forma que “se combinan los hechos reales con el cachiporrazo y las cosas del guiñol para que los niños comprendan”.

La obra será presentada en el circuito en los estados de Aguascalientes, Guanajuato y en San Luís Potosí, en específico en Real de Catorce. Las mejores obras de todos los circuitos se presentarán en el Centro Cultural Los Pinos, el próximo mes de diciembre.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ