Con la dignidad intacta

Con la dignidad intacta
En Zacatecas, se emiten muchos discursos desde las asambleas legislativas sobre la defensa de los derechos de las mujeres, cientos de exhortos y pronunciamientos a favor de los derechos humanos, pero pocas acciones solidarias, sororales y de acompañamiento cuando tienen enfrente un acto de violencia FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

El 15 de enero de 2019, en sesión pública en el Congreso del Estado, un diputado realizó actos de violencia verbal y psicológica en mi contra. Sí, en el estrado, delante de la mayoría de diputadas y diputados que guardaron silencio. Luego de semejantes agresiones, que vulneraron mi derecho humano a vivir libre de violencia y a desepeñarme sin discriminaciones en el ámbito laboral, emprendí una serie de acciones legales.

Toqué las puertas de las instancias que deben investigar delitos por razón de género y garantizar el respeto de los derechos humanos. Luego de dos años, ocho meses, de la violación a mis derechos humanos, la CDHEZ emite una Recomendación, en la cual se solicita una disculpa pública, me incorporen al Registro Estatal de Víctimas y una serie de capacitaciones al diputado electo, que por cierto era el Presidente de la Comisión legislativa de Derechos Humanos (vaya paradoja).

Quienes me apoyaron en la ruta a seguir para que se restituyeran mis derechos se cuentan con los dedos de una mano. A [email protected] les doy las gracias. A Raymundo Cárdenas Vargas, director de La Jornada Zacatecas, gracias, de corazón, sé que eres aliado incansable. En Zacatecas, se emiten muchos discursos desde las asambleas legislativas sobre la defensa de los derechos de las mujeres, cientos de exhortos y pronunciamientos a favor de los derechos humanos, pero pocas acciones solidarias, sororales y de acompañamiento cuando tienen enfrente un acto de violencia.

El camino fue sinuoso, pues los pactos patriarcales institucionales inmediatamente se dejaron ver: silencios cómplices, acuerdos y negociaciones en los rincones de una oficina, llamadas telefónicas, oficios y más oficios circularon para retrasar la garantía de mi derecho. Hoy se publica una disculpa “pública” de 22 líneas. Tan sentida, que ni siquiera cumple con los mínimos requerimientos de la reparación del daño. ¿Qué se le va a hacer?

Hay representantes de elección popular que no conocen lo que es la humildad, les gana la soberbia, por ello esconden en unas cuantas líneas el cumplimiento de un deber. Tampoco saben lo que es “prevenir y erradicar todo tipo de agresiones físicas, psicológicas y verbales contra las mujeres” y que es su obligación como autoridad.

Son buenos para sus discursos y tareas, pues que les vaya bien en las capacitaciones, que se saquen un 10.

El daño está hecho pero mi dignidad queda intacta.

Yo aquí sigo con la frente en alto.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ