El crimen organizado y Ermita de los Correa han convivido por años: pobladores

El crimen organizado y Ermita de los Correa han convivido por años: pobladores
La cabecera municipal de Jerez ■ foto: la jornada zacatecas

■ El pasado jueves, los delincuenciales empezaron a tocar las puertas de cada hogar para pedirles que abandonaran las casas, “porque el jefe mandó la orden”

 

El desplazamiento en Ermita de los Correa, en Jerez, podría tener tintes políticos, de acuerdo con las víctimas; de manera anónima, por razones de seguridad, una de las personas afectadas durante el fin de semana, comentó en entrevista que la población del lugar supone que, con el cambio de administración, habrá a la par un cambio en los cárteles que transitan y se disputan el territorio zacatecano.

Según se expuso, en Ermita de los Correa, así como en otras comunidades aledañas, el crimen organizado y la comunidad han convivido por años, ya que hasta el momento, “no se habían metido con nadie”; las personas hacían sus labores cotidianas sin intervenir con las actividades del crimen y viceversa.

Era extraño, aunque ocurrió, que un mes antes del desalojo, empezaron a desaparecer personas y robarle autos a la comunidad.

Lo anterior cambió de manera repentina el pasado jueves, cuando los pertenecientes a grupos delincuenciales empezaron a tocar las puertas de cada hogar para pedirles que abandonaran las casas, “porque el jefe mandó la orden”.

Algunos empezaron a huir desde entonces, pero al ser un primer aviso y por los antecedentes, la advertencia no se tomó con seriedad; no fue hasta el día siguiente, el viernes por la tarde, cuando a punta de pistola, se hizo realidad el éxodo.

De acuerdo con la víctima, “dieron dos opciones a los hombres más o menos jóvenes; que se fueran sin nada, o que se quedaran su casa, pero se unieran a su grupo”; ante esto, los habitantes de la comunidad optaron por abandonar su patrimonio e intentar resguardar sus vidas en otras comunidades y en la ciudad de Jerez.

La desesperación fue tal, que algunas personas prefirieron dormir en la calle antes que quedarse en sus casas, con el riesgo de perder la vida o ser acosados por la delincuencia, según el conocimiento de otras víctimas.

Cabe señalar que, además de las amenazas, se mataron animales, para probar la seriedad de la petición, entre estos perros, caballos y vacas “que se están pudriendo en el pueblo”, pues “todos prefirieron irse que unirse a los narcos”.

Las pocas personas que permanecieron en la comunidad, se dijo, “son personas mayores o con pocos recursos para huir, de esos que no tienen ni un mueble y menos una forma de irse”, lamentaron sus vecinos.

Ante esto, la población ha reaccionado con enojo, sobre todo tras las declaraciones de las autoridades iniciales donde se negaba esta realidad; como respuesta, las víctimas señalaron que las autoridades de seguridad “nunca han venido, cómo van a saber si nos desalojaron”, arremetieron.

En favor a las víctimas y de manera empática, la población de Jerez abrió sus puertas para recibir familias desalojadas, con algunos prestando su techo hasta a siete familias a la vez, señalaron, aunque no se puede dar una cifra exacta de las personas que tuvieron que abandonar su hogar, “fueron todos”.

Las víctimas expresan tristeza por verse obligados a dejar atrás su patrimonio, que con esfuerzo lograron, pero agradecimiento por las personas que les creen y han hecho lo posible por ayudarles en esta situación.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ