Los conservadores están felices con las políticas neoliberales del Presidente

Los conservadores están felices con las políticas neoliberales del Presidente

A la memoria de Carlos Marx

El Presidente de México hace creer a sus seguidores que sus políticas económicas están en contra del neoliberalismo, pero sus records históricos anunciados en su Tercer Informe, se inscriben dentro del neoliberalismo, por lo que los conservadores los festejan.

El gobierno defiende la autonomía del banco central y su único objetivo de reducción de la inflación, y no incorpora el objetivo de alto empleo y crecimiento económico. Defiende la austeridad fiscal, la estabilidad del tipo de cambio, los tratados de libre comercio y la libre movilidad del capital, todo lo cual favorece al gran capital nacional y transnacional, reduce el tamaño del Estado en la economía, y nos ha llevado a crisis económicas recurrentes.

Las remesas que el país recibe son resultado del proceso de exclusión que generan las políticas neoliberales antes mencionadas, que atentan sobre la esfera productiva, sobre la generación de empleo y aumentan la sobreexplotación de la fuerza de trabajo, lo que obliga a que cientos de miles de mexicanos cada año tengan que emigrar a EUA en búsqueda de mejores opciones de vida. En vez de festejar eso, el gobierno debe garantizar empleo bien remunerado, para evitar el rompimiento de familias que ha originado la emigración.

En relación a la entrada de capitales, hay que decir, que la gran mayoría es capital financiero que viene por las altas tasas de interés establecidas por Banxico, y ello no impulsa la dinámica económica nacional, ni genera empleo, y si en cambio, esa alta tasa de interés encarece el crédito, restringe la inversión y el consumo, la economía y la generación de empleo. Respecto a la inversión extranjera directa, el Banco de México informó que ésta se desplomó 23.2 por ciento durante la primera mitad de 2021 respecto del año pasado. Hay que recordar que por más extranjerización de la economía, ésta no ha crecido, sino por el contrario, nos ha llevado a que el país nos pertenezca cada vez menos y se acentúe la desigualdad de la riqueza y el número de pobres.

En relación al incremento del salario mínimo, lo que no se dijo es que a pesar de ello, ha aumentado la sobreexplotación de la fuerza de trabajo, pues seis de cada 10 trabajadores recibe no más de dos salarios mínimos y ha disminuido el número de trabajadores que gana arriba de dos salarios mínimos. Solo el 1.7% de los trabajadores gana cinco salarios mínimos y más, siendo que hace 10 años ese porcentaje era de 6.5%. Ello es consecuencia de la política neoliberal que sigue en el actual gobierno.

La no devaluación de la moneda se ha conseguido con entrada de capitales, debido a la alta tasa de interés que se les ofrece. Esa alta tasa de interés, ya dijimos, contrae la inversión y la economía, y aumenta el desempleo. Al no ajustarse la paridad peso-dólar al diferencial de precios y de productividad entre México y EUA, se reduce la competitividad y lleva a que las importaciones sean más baratas y desplacen a la producción nacional, lo que contrae la actividad económica, aumenta el desempleo y predominan bajos salarios.

Al priorizar Banxico y Hacienda la estabilidad del tipo de cambio, ha impedido bajar la tasa de interés, e incrementar el gasto público a favor del crecimiento. Es el capital financiero el favorecido de la estabilidad del tipo de cambio, pues es el que controla la moneda y está contra la devaluación, pues ésta le desvaloriza su capital. El logro de la no devaluación, ha sido a costa de la drástica caída de la producción industrial y agrícola, y del empleo.

El no incremento de deuda pública ha llevado a la restricción del gasto e inversión pública, lo que ha contraído el crecimiento potencial de la economía y su capacidad para reducir la inflación, como de generar empleos bien remunerados y de poder combatir la creciente desigualdad del ingreso. El gobierno no recurre a deuda para ser bien visto por las calificadoras internacionales, de ser buenos pagadores de la deuda. Hacienda sigue sin aceptar que la deuda canalizada al sector productivo y a la generación de empleo, impulsaría la actividad económica, lo que se traduciría en mayor recaudación tributaria que permitiría pagar y reducir la deuda.

El aumento de la Bolsa Mexicana de Valores es por la entrada de capital internacional especulativo, y porque el gobierno garantiza la estabilidad del tipo de cambio a costa de sacrificar el crecimiento. Ese auge de la Bolsa solo favorece al capital financiero y no actúa a favor del crecimiento económico. La economía se fragiliza, pues está a merced del comportamiento de dicho capital, y al salir del país, se desestabilizará la economía.

La mayoría de las reservas internacionales no son nuestras. Son de los inversionistas financieros extranjeros ubicados en el país y son deuda externa, lo que le cuesta al país. Las reservas son para asegurar la estabilidad del tipo de cambio a favor de los dueños del dinero que no quieren perder con la devaluación.

El Presidente no tiene nada que presumir en lo económico, dada la fuerte contracción económica que venimos padeciendo desde 2019 y la creciente miseria y delincuencia, a pesar de la política social y sus obras estratégicas del sudeste del país. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ