‘Pig’, de Michael Sarnoski: el misterio de la pérdida

‘Pig’, de Michael Sarnoski: el misterio de la pérdida

La Gualdra 492 / Cine

Robin Feld (Nicolas Cage) es un hombre que vive alejado del mundo desde hace quince años. Su hogar es una cabaña destartalada en medio de un bosque de Oregon y su única compañía es una cerdita que tiene la habilidad de encontrar trufas con su olfato.

El único contacto de Robin con el mundo es Amir (Alex Wolff), quien cada semana le compra las trufas para después venderlas en restaurantes lujosos en Portland. Todo parece tranquilo y apacible en la vida del solitario protagonista, sin embargo, esto cambia cuando, una noche, unos hombres irrumpen de manera violenta en la cabaña y secuestran a su cerdita. 

Es así como Robin, con ayuda de Amir, tendrá que volver a la civilización para recuperar al pequeño animal que le ha hecho compañía durante tantos años. En este viaje se reencontrará con miembros de lo que parece ser un submundo criminal asentado en los restaurantes de Portland, y que también le hará revivir los momentos de un pasado doloroso del que desea escapar. 

Pig (2021) es la notable ópera prima de Michael Sarnoski, una obra fílmica que sorprende por su ingeniosa habilidad para subvertir las expectativas que propone su premisa inicial. Lo que a primera vista podría parecer un thriller de venganza con una historia similar a la de filmes como John Wick (2014), es en realidad una contemplativa y dolorosa reflexión sobre la pérdida. 

Esto es logrado, en mayor medida, gracias a la inigualable presencia de Cage en pantalla, y cuya actuación vuelve evidente el talento del actor para interpretar a personajes tan dispares y con rangos de emociones tan variados. Mientras que la premisa de la cinta podría plantear una interpretación más intensa y desmedida, parecida a la que el actor realizó en Mandy (2018), otro thriller hiperviolento de venganza, el resultado en realidad es un registro mucho más sobrio, contenido e intimista.

Sarnoski logra construir una efectiva tensión gracias a la mesurada actuación de Cage, cuyos monólogos y meditaciones respecto a su situación son como una bomba que jamás estalla. Al mismo tiempo, sustituye a las imágenes explícitas por una violencia que se vuelve menos evidente, pero que nunca abandona al relato ni a su protagonista. 

Robin es un hombre que no desea volver a la civilización ni busca relacionarse con otras personas, pues para él, nada de lo que se encuentra ahí es real, todo es prefabricado y carece de valor. Dicha reflexión, casi existencial, es también un interesante comentario sobre la naturaleza capitalista y de consumo excesivo bajo la cual se rige la sociedad actual, y más en concreto, el país vecino.

Con todo, Pig es una película modesta y sencilla en su escala, aunque efectiva en sus ambiciones. El resultado es un relato sumamente conmovedor, que logra crecer en el dolor y en las emociones que representa y que al final se vuelve una inesperada meditación sobre el insondable misterio que guarda la pérdida de un ser amado. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_492

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ