Messi, el PSG y los nexos con el Talibán

Messi, el PSG y los nexos con el Talibán

Para nadie es un secreto que el mejor jugador de los últimos tiempos -cuando menos así lo proyectan sus resultados- ha sido fichado por el club francés, Paris San Germain. Su dueño, Nasser bin Ghanim Nassida Al-Khelaïfi, extenista profesional, ministro de economía de Qatar y un exorbitante millonario, ha sido sutilmente relacionado por la revista hiper crítica francesa “Charlie Hebdo”, con el movimiento Talibán que recién toma las riendas de Afganistán, que había soltado hace más de 20 años.

Uno de los mejores jugadores de la historia, cuando menos en cuanto a clubes de futbol se trata, ha provocado un tsunami público-político nunca visto. La transacción millonaria que operada por el millonario árabe y dueño del club que fichó a Messi, se recuperó de forma estrepitosa con los nuevos contratos publicitarios y la venta de playeras del número 30, que portara de ahora en adelante el argentino. A unos días de concretar el acuerdo de transición firmado en aquel entonces por Trump y ratificado hace unos días por Biden, en el cual se establecía la retirada definitiva de las tropas norte americanas de territorio afgano para dar paso al restablecimiento del grupo político más extremista del orbe, ha configurado una puesta en escena prácticamente de Hollywood, al filtrarse presuntos vínculos de personajes de primera línea del Talibán, con el circulo político del dueño del club francés.

La revista Charlie Hebdo, tristemente celebre por el atentado sufrido en el 2015 a manos de extremistas árabes como consecuencia de una portada sátira haciendo referencia a Alá, Dios de los Musulmanes, ha publicado una demoledora portada nuevamente donde refleja la doble moral del mundo occidental respecto de la asunción del Talibán al gobierno de Afganistán y del cual se dicen horrores en todo el planeta y la tolerancia y hasta alegría por la adquisición del 10 argentino y su arribo al club francés con dueño árabe y las implicaciones o posibles relaciones que tendría esta operación con el grupo terrorista.

El dueño del club francés, a quien se le llama el “Jeque”, nació en Qatar y es una celebridad tanto en oriente como en occidente, tanto por su inmensa fortuna, así como por su inteligencia y vida discreta y fuera de los reflectores e incluso ejemplar. Tan es así, que fue nombrado el “Frances más querido” del año, nombrado por el presidente Galo a partir de una votación popular. Además, el Jeque es jefe de la cartera de Qatar, algo así como viceministro de la hacienda pública de aquel millonario país, en conclusión -aparentemente- todo un gentleman ejemplar.

Entonces, ¿dónde está el origen de la suspicaz portada de la revista francesa? Seguramente en las relaciones que el talibán y Qatar han mantenido, antes, durante y después del 11/11. Muchos altos mandos del movimiento extremista han sido comisionados a Qatar en una especie de representantes diplomáticos, gozando de cierta inmunidad y lavando sus nombres en el país que ha de ser la sede del próximo mundial. También es posible que el inquieto semanario francés soporte su lapidaria portada en el financiamiento con el que han podido subsistir en años de cacería feroz de los estados unidos en propio territorio araba y hasta la fecha, misma donde retoman el control de Afganistán. La duda de la fuente del financiamiento apunta a Qatar y si apunta a ese país, de manera directa apunta a uno de los responsables de las finanzas de aquella nación, que es precisamente, el Jeque dueño del Paris Saint Germain, nuevo club de Messi y posiblemente, de Cristiano Ronaldo.

Lo que es un hecho, es que la duda es fundada y Charlie Hebdo ha puesto de nuevo el dedo en la llaga de la moral internacional y ha dejado descubierta una posible operación ilícita, inmoral y descomunal, tanto así que, con esa capacidad financiera, ni los cubes de abolengo y de finanzas rebosantes, le podrían competir, lo que deja otra duda:
¿El boyante poder económico del Club Frances es solo dinero del Jeque? O ¿hay alguien más financiando (soportando) esas multimillonarias operaciones?

Lo que es un hecho es que los fanáticos del futbol estamos felices, pero en mi caso, debo decir, el deporte es lo de menos cuando se compromete, aunque sea indirectamente, la libertad de una nación.
Hoy, como siempre digo, el futbol es lo más importante de lo menos importante.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ