La consulta del tío Lolo

La consulta del tío Lolo
Consulta Popular en Zacatecas, el primero de agosto ■ foto: andrés sánchez

La consulta del domingo pasado 1º de agosto, la primera en nuestra historia tiene como principal mérito haber sentado el precedente de un ejercicio de democracia participativa. Algo ajeno a nuestra tradición y cultura ciudadanas. Su desarrollo y conclusión representan lo que el destacado literato y periodista Juan Villoro definió como “un puente a medias”. Véase Reforma, 31 de agosto, 2021. El rotundo “Si” de los que acudieron a la convocatoria de poco sirve cuando se requería que se emitieran 37 millones de votos. Faltaron 30 millones de sufragios para que se pudieran sancionar con penas a los actores políticos del pasado resarciendo los derechos de las víctimas. La confusa por mañosa pregunta formulada por los jueces de la Suprema Corte, que deberían responder los votantes no mencionaba los nombres de los expresidentes que la publicidad de las redes sociales era a lo que exhortaba para sancionarlos. Así, no pasó de ser un mero ejercicio simbólico. El resultado denota que en su aplastante mayoría quienes acudieron a las urnas fueron contingentes del núcleo duro del obradorismo. Quienes mas acudieron a las casillas fueron los partidarios de López Obrador de los estados gobernados por Morena del Centro y Sur, siendo mucho menor en los del Norte.

Teniendo por marco un clima desangelado y un ánimo de bajo perfil de la ciudadanía, al no cumplir con la meta de hacer vinculatorio el resultado en el sentido de investigar a gobernantes, funcionarios y políticos del pasado involucrados en hechos de corrupción; el resultado del ejercicio de democracia participativa quedo muy por debajo de las expectativas de quienes veían ya a los pillos de Salinas, Zedillo, el vaquero Fox y Calderón en el bote. Quienes quieran ver la consulta como un triunfo no pasó de ser una victoria pírrica. Habiéndose registrado una concurrencia del 7 % para alcanzar el 40 % requerido faltaron de votar un 33 por ciento del padrón electoral. Aunque gano el “Sí”, de manera aplastante, al haber sido tan bajo el número de votantes, esto no puede sonar sino a fracaso. El show o acción distractora del Presidente lo inició propiamente él cunado en los meses finales de 2018 habló de enjuiciar a los expresidentes mediante una consulta pública. Para que nadie se llamara a engaño, lanzó la piedra, pero como el clásico amarra navajas, azuzó a los votantes y a sus partidarios por delante, para que participaran en la consulta, deslindándose de no participar. ¿Cuántos de los que pensaban votar se desanimaron e interpretaron el mensaje de AMLO como el de no presentarse en las urnas? Si a lo anterior agregamos que para la organización del proceso el INE no contó con el presupuesto para instalar el total de las casillas, el poco interés que el órgano electoral mostró para darle difusión, la confusa pregunta que planteó la Corte en términos de llamar a votar para hacer cargos legales a los funcionarios corruptos, sin mencionar este término, del pasado, pregunta poco clara y carente de objetividad y concreción por lo vago y general de la misma y el hecho de que en el ánimo de no pocos ciudadanos consideraron que la justicia no tiene por qué consultarse, sino, una vez teniendo reunidas las pruebas, como él que tiene los pelos de la burra en la mano, respetando los debidos procesos esta debe aplicarse. No basta el juicio admonitorio del respetable que señala con el dedo flamígero acusador; hay que tener y documentar las certeras evidencias con pruebas y testigos que sostengan las acusaciones y se realicen los juicios penales. Por lo que hay que empezar a reunir las pruebas y demandar ante los tribunales, si bien no nos chupamos el dedo, pues la justicia en este país rara vez funciona y el derecho termina siendo chueco. Con todo este contexto la dichosa consulta estaba encaminada al fracaso. Festinarla como el triunfo de un ejercicio de democracia participativa, es hacer muy al estilo del maoísmo, de las derrotas victorias. Quienes acudieron a votar jugaron al juego del tío Lolo, como quien se hace tarugo sólo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ