Rodrigo, el pequeño fresnillense que ganó medalla de oro en competencia internacional de matemáticas

Rodrigo, el pequeño fresnillense que ganó medalla de oro en competencia internacional de matemáticas

■ Desde hace dos años y medio se preparó para participar en la competencia de matemáticas más importante del mundo

■ A pesar de su destacado desempeño, no hay ofertas de instituciones educativas para apoyarlo

 

A sus 11 años, el fresnillense Rodrigo Saldívar Mauricio ya es campeón mundial a nivel primaria en la competencia internacional de matemáticas realizada en Indonesia. Durante el pasado fin de semana logró ganar la máxima presea en la competencia individual y medalla de plata en lo grupal, lo que permite que se reconozca a El Mineral en las ciencias exactas.

Amante de los cálculos matemáticos desde que tiene memoria, interesado en resolver problemas de alto grado de dificultad y fanático del equipo local de baloncesto profesional Plateros de Fresnillo, es el pequeño que ha logrado poner en el mapa a El Mineral por su destacada participación en la competencia matemática.

Rodrigo es el segundo hijo de tres, del matrimonio Saldívar Mauricio, su hermano mayor tiene 20 años y el menor acaba de cumplir 9, es egresado de la escuela primaria Beatriz González Ortega, es algo reservado, pero al momento de responder los cuestionamientos sobre su destacada participación, deja al descubierto el intelecto y la madurez que le ha dejado su amplia preparación para conseguir ser el mejor joven matemático del planeta.

“Es mucha emoción en estos momentos, mucha alegría y mucha felicidad, pero sobre todo mucha satisfacción porque al fin, fue mucho trabajo, fueron dos años y medio de mucho esfuerzo, dedicación y sacrificio; todavía no logro entender lo que representa este logro, pero luego me respondo a mí mismo: “ya trabajaste mucho y fueron años de preparación para conseguirlo”, fueron las primeras palabras del campeón mundial al ser cuestionado por los medios de comunicación.

Durante el tiempo de preparación, el niño matemático, único representante de Zacatecas, reveló que tuvo que perder clases, no logró convivir con sus amigos en la parte final de su educación primaria y falló en la entrega de sus trabajos y tareas para prepararse, pero es consciente del precio que tuvo que pagar para obtener la medalla de oro en la competencia internacional, que adelantó, será la primera de muchas durante su vida.

En la justa académica, Rodrigo recalcó que la prueba final no se trató de hacer una gran cantidad de operaciones, sino de resolver problemas matemáticos con un alto grado de dificultad y para lo que requirió de mucho entrenamiento; al día destinaba cuatro horas para resolver problemas similares, donde ofrecen una infinidad de métodos para resolver cada planteamiento al utilizar la creatividad y el ingenio.

Además, su formación la complementó con los entrenamientos con la selección de Zacatecas bajo la tutela de entrenadores olímpicos que también los requerían cuatro horas a la semana, y con la selección de México entrenaba una semana de cada mes para reforzar los conocimientos para participar en su primera competición internacional.

Para que Rodrigo pudiera llegar a la etapa mundial del certamen matemático, tuvo que ganar concursos regionales, estatales y el nacional que ganó con medalla de oro y mención honorífica por tener un examen perfecto y de ahí pasar un sinfín de etapas y cinco filtros que consistió en una etapa de preselección de varios exámenes.

“Siempre me han gustado las matemáticas, desde que yo me acuerdo he tenido esa fascinación por las matemáticas, pero en realidad las olimpiadas las comencé en cuarto año de primaria cuando tenía 9 años de edad y mientras otros niños jugaban con sus amigos o videojuegos yo estudiaba y me preparaba para las competencias”, puntualizó.

En esta edición de la Olimpiada Internacional de Matemáticas de Indonesia 2021, el fresnillense representante de México logró vencer a 304 competidores de edades entre los 10 y 14 años de edad de 31 países como China, Hong Kong, Corea, Indonesia, Bulgaria, Rusia, Australia, Estados Unidos, Bolivia, sólo por mencionar algunos de los participantes.

A pesar del gran talento de Rodrigo en el mundo de las matemáticas, hasta el momento no hay un pronunciamiento formal por parte de alguna institución educativa tanto pública como privada en Zacatecas que lo invite a formar parte de su alumnado, porque al inicio de este ciclo escolar cursará primer grado de secundaria y aún no sabe en qué escuela continuará sus estudios.

Acerca de su futuro, la promesa matemática aún no decide qué quiere ser de grande, pero aseguró que sus estudios serán enfocados a las áreas afines a las ciencias exactas porque seguirá por el gusto a los cálculos aritméticos y seguir con la preparación porque adelantó que continuará concursando en secundaria, preparatoria y la universidad.

Los principales puntos de apoyo para Rodrigo son sus padres, quienes siempre lo han apoyado y de manera académica a través de la Asociación Nacional de Matemáticas en Zacatecas, que mediante sus profesores y entrenadores lograron conformar un gran equipo que también se consolidó con los asesores que le proporcionó el Comité Nacional de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas.

“Se vale soñar en grande y lo que les guste lo pueden hacer, si ustedes dicen por ejemplo si les gusta algún deporte y dicen yo quiero llegar a un nacional y ganarlo lo pueden hacer nada más hay que estar dispuestos a poner todo el esfuerzo de su parte y en mi caso las matemáticas quiero decirles que no son complicadas que solo es perderles el miedo y que si les interesa las busquen y puede resultar que sean buenos e incluso les pueden gustar y divertir”, fue el mensaje que envió a los estudiantes de El Mineral.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ