Entre el vacío de quien termina y quien empieza

Entre el vacío de quien termina y quien empieza
Tras duplicarse los casos positivos por Coronavirus (Covid-19) en la última semana y si no se toman las medidas necesarias, se avecina un nuevo golpe económico en el estado, afirma colaborador ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

¿Qué se hace cuando el gobierno de Zacatecas desde hace 4 meses ya no es gobierno debido a que no asume ninguna responsabilidad?

¿Cómo se vislumbra el horizonte de nuestro estado cuando el gobierno entrante no podrá hacer mucho por el estado ya que la situación por la que atravesamos y que no solamente está atravesando una crisis sanitaria, sino que también están presentes una crisis de seguridad y una crisis económica?

En Zacatecas, de acuerdo con los resultados de la medición de la pobreza 2018 del Coneval, el 46.8% de la población de la entidad vivía en situación de pobreza, es decir, 755,200 personas, aproximadamente. El porcentaje de pobreza en Zacatecas es 4.8 puntos porcentuales mayor que el porcentaje nacional (41.9%). La cantidad de zacatecanos en situación de pobreza podría aumentar 10% en un escenario optimista, al término de la contingencia por Covid-19. La pobreza en el estado ha crecido debido a la caída de muchos empleos relacionados con la actividad hotelera, restaurantera y de transporte.

Las personas que continúan operando en estos rubros de trabajo se encuentran laborando a media capacidad y con muy poco movimiento económico.

Ya antes del inicio de la pandemia, y sus efectos, los resultados de la actividad económica de Zacatecas no eran buenos. De los nueve estados que conforman la región, era una entidad que constantemente se ubicaba en los últimos lugares de diversos indicadores económicos. De igual manera, si se observaban las 32 entidades federativas, se encontraba en las posiciones más rezagadas.

Como resultado del impacto que ha tenido la pandemia de Covid-19 en Zacatecas la variación de personal ocupado sufrió un golpe de 19.06 puntos porcentuales negativos de mayo 2019 a septiembre 2020. Hoy estamos viviendo ya la tercera ola en Zacatecas, y regresamos a semáforo epidemiológico amarillo, tras duplicarse los casos positivos por Coronavirus (Covid-19) en la última semana y si no se toman las medidas necesarias, se avecina un nuevo golpe económico.

A esto se le debe sumar que la inseguridad está desatada en el estado y ahora no es una problemática de unos cuantos municipios sino de todo el estado.

Zacatecas es ahora el estado con mayor tasa de homicidios por 100.000 habitantes, según cifras oficiales. En lo que va del año hubo 746 asesinatos frente a los 1.065 de todo 2020. Nada de esto es nuevo en un país que lleva más de una década de violencia de los cárteles, pero la situación de Zacatecas, como la de Michoacán o Tamaulipas, en el oeste y norte, no se ha podido romper el círculo vicioso de violencia en el que está inmerso México.

La batalla de Zacatecas, afirman especialistas en seguridad nacional, es parte de una guerra más grande para dominar el mercado del fentanilo, que es el mayor generador de dinero para los cárteles en Estados Unidos. El estado también es una importante ruta de tráfico de armas desde el norte.

En el vacío del fin de una administración y el inicio de la otra, no vemos se estén tomando medidas para afrontar los retos y las dificultades que vive nuestra gente.

Zacatecas tiene la necesidad de que el nuevo gobierno estatal convoque a la unidad entre los zacatecanos. El estado requiere de inclusión y la participación de todos en el proyecto estatal. No existen salidas fáciles a la problemática de salud, económica y de seguridad que afronta el estado. Sólo juntos podemos dar la lucha para sacar adelante a Zacatecas. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ