Su obra, el legado más grande que deja Juan Manuel de la Rosa a Zacatecas: Jánea Estrada

Su obra, el legado más grande que deja Juan Manuel de la Rosa a Zacatecas: Jánea Estrada
Fue integrante de una generación de artistas plásticos nacidos en la primera mitad del siglo pasado ■ FOTOS: FACABOOK Y CORTESÍA


■ La califica como “pulcra, impecable, extraordinariamente poética, técnicamente rigurosa y propositiva”

■ Señala que el artista nacido en Villa de Cos en 1945, perseguía la belleza en todas sus manifestaciones y era también muy consciente del impacto social que posee el arte

 

Para Jánea Estrada Lazarín, historiadora del arte, promotora cultural y directora del suplemento cultural La Gualdra, el legado más grande que deja el artista Juan Manuel de la Rosa a Zacatecas es, sin duda, su obra, la que califica de “pulcra, impecable, extraordinariamente poética, técnicamente rigurosa y propositiva”, sin embargo, también destaca su labor filantrópica, porque estuvo muy consciente del impacto social que posee el arte y el reflejo de esto es el Museo Comunitario y Club de Lectura de Sierra Hermosa, considerados como un ejemplo dentro de los proyectos culturales comunitarios del país.

“Juan Manuel de la Rosa fue integrante de esa generación de artistas plásticos nacidos en la primera mitad del siglo pasado -sucesora de aquella representada por artistas como Julio Ruelas, Francisco Goitia y Severo Amador- y a la que le sobrevive Ismael Guardado. Estas dos generaciones primordialmente pusieron a Zacatecas en la escena nacional y la proyectaron como una tierra de artistas; De la Rosa compartió con ellos el hecho de haber nacido zacatecano, pero no sólo eso: fue también un artista de espíritu viajero, migrante, que un día decidió partir de su tierra en la búsqueda de nuevos horizontes, pero que siempre regresó. Respirar el aire del desierto lo fortalecía, lo afirmaba constantemente, por eso regresaba frecuentemente a Zacatecas, sobre todo a Sierra Hermosa, esa comunidad de Villa de Cos que tanto le debe a su hijo predilecto”.

Además de su obra “pulcra, impecable y extraordinariamente poética” que deja como legado a la entidad, a decir de Estrada Lazarín, De la Rosa también fue un “avezado experimentador e investigador de las técnicas artesanales para hacer papel” y se adentró en el mundo de las fibras vegetales con las que trató de abordar todas sus posibilidades plásticas. Pero también exploró con el conocimiento ancestral en lo que respecta a la pigmentación natural. “Fue un artista incansable, culto, sensible, un caballero en todos sentidos”.

Para la historiadora, el artista nacido en Villa de Cos en 1945, perseguía la belleza en todas sus manifestaciones y era también muy consciente del impacto social que posee el arte, de ahí que su vida la enfocó no solamente a sus proyectos artísticos personales, sino que trabajó para que en Sierra Hermosa, su lugar natal, se fundara el Museo Comunitario y Club de Lectura de Sierra Hermosa, considerado un ejemplo dentro de los proyectos culturales comunitarios del país, según la promotora cultural.

Este lugar, agregó, es un espacio vivo, dinámico, colaborativo lleno de arte, de música y de belleza, en el que, además, muchos habitantes de la comunidad han sido beneficiados desde hace más de 20 años, pues el arte les ha brindado múltiples opciones de una vida diferente. “Sobre la labor de filantropía de este artista zacatecano pueden dar cuenta varias generaciones de profesionistas de ese lugar que tuvieron en Juan Manuel de la Rosa no sólo un ejemplo, sino un apoyo constante para continuar sus estudios. Zacatecas pierde a un gran artista, definitivamente”, lamentó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ