12.8 C
Zacatecas
lunes, 25 octubre, 2021

El vínculo tamaulipeco

Más Leídas

Corría la primera quincena de diciembre y crecía la expectativa por quién encabezaría la coalición Va Por Zacatecas. Era casi un hecho que Claudia Edith Anaya Mota obtendría la candidatura, pues prevaleció el acuerdo para dotar de paridad a los cargos de elección popular de los ejecutivos estatales. Y en el Senado de la República no tardaron en darle la bienvenida a la contienda.

El primero en apresurarse a hablar de supuestos “mapaches electorales panistas tamaulipecos” fue Alejandro Rojas Díaz Durán. A través de un video que circuló en WhatsApp, el suplente de Ricardo Monreal Ávila señalaba presuntos apoyos a la legisladora que todavía no era candidata, desde una entidad con la que había abierto franco fuego por indicaciones del de Morena.

En aquellos días, los mensajes de Alejandro Rojas (se pueden verificar en Facebook) únicamente versaban de dos temas: Tamaulipas y el proceso interno en el partido guinda. Al mandatario Francisco García Cabeza de Vaca lo tildaba de “sicario” que había impuesto un “narcogobierno” en aquella entidad. Sus palabras no tenían mesura, pues no era ese su objetivo.

Aunque ha intentado deslindarse en diversas ocasiones, hoy Ricardo Monreal no puede disimular la similitud de objetivos que construyó con su suplente. Desde la Cámara Alta, el coordinador de senadores de Morena retorna la propuesta de desaparecer los poderes en el estado panista, al cual le antecede el discurso polarizante al que le dedicó meses Díaz Durán.

Sin embargo, recordemos que el fresnillense fue el encargado de tender puentes de comunicación y acuerdos con los empresarios de la zona noreste del país durante la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador en 2018. Tan lo identifican como ese ariete que en septiembre del 2019 distintas cámaras lo acusaban de intentar desestabilizar el estado de Tamaulipas.

Se daban los primeros escarceos entre los morenos y panistas para promover la desaparición de poderes lo mismo en Tamaulipas y Guanajuato (como era deseo de los guindas), que en Veracruz (por interés de los albiazules). Pese a ello, el episodio sólo fue puesto en espera para luego retomar réditos electorales con la firme petición de que abdique el panismo en ese estado del Golfo.

Lo que no debe pasar por alto Ricardo Monreal es que en aquella conversación de julio del 2019 a la que nos invitó a Verónica Trujillo Jiménez, José Andrés Vera Díaz y a quien redacta, lo esperaban en la antesala de la casa de gestión de María Soledad Luévano Cantú, un par de empresarios jóvenes precisamente de origen tamaulipeco según se nos informó al término de la reunión.

Sabíamos de antemano de la participación de industriales pertenecientes a esa región interesados en inyectar dinero a la campaña de David Monreal Ávila. Empero, fue ese día cuando confirmamos el interés en ambas partes por generar vínculos a través de la gestión de recursos particulares para encumbrar a uno que todavía no era ni precandidato.

Desde entonces las encuestas publicitarias que empujaba el equipo de David eran el imán que atraía a los dueños del dinero, tanto en la Ciudad de México como en los estados del centro-norte. Y en su mayoría eran publicadas por Massive Caller y Demoscopia Digital. La primera, instalada en el estado de Monterrey, hoy le da ventaja a Claudia sobre su rival por encima de un punto porcentual.

La segunda, a la que ha dedicado buena parte de su tiempo el equipo de Heladio Verver y Vargas a investigar, teóricamente también tiene asiento en esa entidad. No obstante, de la búsqueda del domicilio no se han encontrado coincidencias con los datos que exponen en su sitio web y sus redes sociales. Esa encuestadora, por el contrario, insiste en darle a David ventaja de doble dígito. 

Con estos pocos instrumentos buscaban imponer la percepción de algo “inevitable”: la candidatura de David Monreal en Morena, hacia donde se dirigía el asalto al partido con el favoritismo de López Obrador. Tiene razón José Isabel Trejo Reyes cuando apunta a José Luis Medina Lizalde y José Narro Céspedes por haber cesado su lucha interna en Morena sin antes dar una clara postura pública.

“Las encuestas se están utilizando como instrumentos políticos de propaganda”, así tal cual definió el papel de las mediciones Ricardo Monreal, en la conferencia de prensa que dio este lunes durante los trabajos de la Comisión Permanente. “No quisiera lastimar a ninguna casa encuestadora, pues es su trabajo” alcanzó a acotar sin modificar su planteamiento frente a los medios.

No quiso nombrar los estados donde han ubicado la supuesta participación de gobernadores en la elección. No quiso señalar al dirigente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, como responsable de los presuntos desvíos de recursos en un sexenio donde su gobierno aportó al proyecto del Tren Maya. Y tampoco respaldó la idea de que el ministerio público defina una elección.

El problema es que la elección avanza en esa ruta, y desestabilizar a un gobierno como el de Tamaulipas sólo podría traer un quiebre en contra de Morena a nivel nacional. Las consecuencias no sólo recaen en su partido, también en los variados vínculos que él ha generado en ese estado. ν

Twitter: @GabrielConV

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias