Las evasivas del candidato

Las evasivas del candidato

Son pocas las repercusiones que tuvieron en Zacatecas dos portadas del diario Reforma (una el pasado viernes y la segunda el domingo), en las que exponen datos añejos sobre la fiscalización al Crédito Ganadero a la Palabra. Y es que no estaban pensadas para el consumidor local, sino para la opinión pública que más consulta ese rotativo en la Ciudad de México.

Los golpes mediáticos, quedó claro, llegaron a dos actores: Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Monreal Ávila. Únicamente utilizaron a un tercero, el ex coordinador de Ganadería, con la finalidad de posicionar un tema que afecta a Morena. David “el hermano de” Ricardo, y el “ex funcionario de” Andrés Manuel, ahora también conocido por sus manoseos involuntarios.

Por sí mismo, el fresnillense no representa su candidatura. Todo el mundo entiende que es un pago de favores entre el presidente y su cabecilla de bancada en la Cámara Alta. Esa es su verdadera identidad, pues desaprovechó un programa como el ganadero para instituirse como candidato legítimo a la gubernatura. No hay David sin aquellos dos personajes.

El diario Reforma no propuso ningún dato de investigación nuevo. Recicla el diagnóstico que presentó la Auditoría Superior de la Federación, del cual no se conocen las sanciones que procedieron en el Órgano Interno de Control (OIC) de la SADER. Sin embargo, recordemos que sí existe un procedimiento disciplinario contra el ex coordinador de Ganadería.

Con número de expediente 2020/SADER/DE39, la titular del OIC de SADER, informó que inició una investigación por presuntas irregularidades administrativas atribuibles a David Monreal Ávila, por haber otorgado un contrato a Víctor Hugo Calderón Vázquez, administrador único de Industrias A y G, para la operación de 50 millones de pesos del Crédito Ganadero en Zacatecas.

A la fecha, y de acuerdo con fuentes cercanas a Víctor Hugo, su empresa ha sido llamada a cuentas por el Servicio de Administración Tributaria. En estos momentos la federación revisa las condiciones fiscales de Industrias A y G, especialmente aquello relacionado con facturaciones y domicilio fiscal. De dicha investigación David Monreal se ha desentendido completamente.

Calderón Vázquez es otro personaje al que el candidato ya no le toma las llamadas, en medio de esta auditoría contable. Lo anterior no resulta extraño para quien conoce bien a David. Una vez que dejó de servir a su propósito, el empresario se convirtió en pieza desechable en sus objetivos. De ello, Calderón sólo lamenta la pérdida de tiempo que lo hace pasar con el SAT.

Al respecto del procedimiento disciplinario, el candidato de Juntos Haremos Historia, así como la SADER, han hecho mutis de sus resultados. Y de la carta que entregó su equipo al Reforma surgen distintas contradicciones como que el ex coordinador de Ganadería tenía 20 días hábiles para solventar dos pliegos de observaciones por 4.9 millones de pesos.

Los informes individuales de la ASF se dieron a conocer el 20 de febrero. Posterior a una veintena de días hábiles, David debió reportar la liberación de las observaciones a su programa y su responsabilidad como funcionario a más tardar el mes de marzo. Han pasado más de tres meses desde el plazo otorgado y el candidato nunca aclaró lo que supuestamente solventó.

De igual forma, resulta falso que de acuerdo con los documentos (porque fueron dos informes individuales) de la Auditoría Superior, se hable de tres observaciones correctivas y una preventiva. Son 11 Recomendaciones, 1 Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal, 1 Solicitud de Aclaración, y 6 Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria.

A estos se suman los 2 Pliegos de Observaciones que hablan de posibles daños y perjuicios a la hacienda pública, y de los que cuentan 20 días hábiles que se agotaron desde marzo. Los datos son públicos y consultables, y si Reforma tiene en su poder los dos informes de la ASF podrá contrastar fácilmente los dichos incongruentes en la respuesta de Gerardo Flores.

El que firma como presunto “Coordinador de Comunicación Social del Candidato” de ninguna manera tomó decisiones individuales para responder al rotativo. Cuenta con la asesoría de la anti comisionada del INAI, Norma Julieta del Río Venegas, quien desde noviembre del 2020 presumió su amistad con el titular de la Auditoría, David Rogelio Colmenares Páramo.

Fuentes al interior del Instituto de Transparencia indican que Norma Julieta invierte buena parte del tiempo que pasa en la Ciudad de México, visitando las oficinas de David Colmenares. Su prioridad es dar contextura y salida a las múltiples observaciones que pesan sobre la cabeza de David Monreal, pues el candidato no domina lo suficiente el manejo administrativo de SADER.

Además, en el INAI, Julieta no sólo ha dejado correr la especie de que renunciará próximamente a su cargo para regresar a Zacatecas, donde -según ella- despachará como secretaria de gobierno. Existen nuevas versiones de un hipotético acuerdo que la pone en la antesala de la gubernatura local una vez que concluya el que, dice, será el sexenio de David en 2027. A ese grado el extravío.

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ