Isakoatl, la banda de “metal mexica” que remite al “despertar hacia la sabiduría ancestral”

Isakoatl, la banda de “metal mexica” que remite al “despertar hacia la sabiduría ancestral”
La banda de metal mexica Isakoatl logró consolidarse en 2010 ■ FOTO: CORTESÍA

■ La palabra Isakoatl se conforma de los vocablos náhuatl isa y koatl, que juntos significan despertar de la serpiente

■ Esta agrupación, que se autodefine como metal mexica insertado en el género del metal progresivo, incluye en sus composiciones réplicas de instrumentos musicales prehispánicos, de los cuales 2 de los más antiguos que ha agregado son las “piedras que cantan” y el caracol

■ Las lenguas náhuatl y maya, así como temáticas que involucran diversas deidades, batallas épicas, el cosmos y el ser, y “el respeto a la naturaleza”, son parte de las líricas de este grupo

■ Actualmente promociona su segundo álbum de larga duración titulado Ik, producido por Aztlan Records 77

 

Isakoatl, de los vocablos náhuatl isa (despertar) y koatl (serpiente), que juntos significan despertar de la serpiente, “es el despertar hacia nuestra cultura milenaria”, hacia “la sabiduría ancestral”; es “el hacer una introspección a nuestras raíces, tratar de rescatar y mantener esas culturas”. Así explicaron, en entrevista exclusiva, Esteban Valladares y Eduardo Ortega el nombre de la banda guadalajarense a la que pertenecen, Isakoatl, la cual se inserta en el metal progresivo, fusionando dicho género con réplicas de instrumentos musicales prehispánicos y autóctonos, que involucran percusiones, de viento y de sacudimiento.

En este estilo, al que la agrupación denomina metal mexica, hasta ahora, ha integrado varios de tales instrumentos musicales a sus composiciones, además de una lírica que se conforma de las lenguas náhuatl y maya, y que habla sobre diversas deidades.

Isakoatl logró consolidarse en 2010. Antes, fue un proyecto que se llamaba Wisdom Land, con el que produjo dos demos. Después, dio a conocer un EP en 2010 titulado Aztlan, y luego el primer álbum (LP), Aztlan Journey, lanzado en 2013, y el segundo, mismo que actualmente promociona, titulado Ik, cuyo lanzamiento se hizo el 17 de diciembre de 2019, aunque, debido a la pandemia del Covid-19, no ha tenido una presentación en concierto. La contingencia también atrasó la maquila de dicho disco.

Eduardo (bajo eléctrico y silbatos) comentó que los aspectos de las raíces mexicanas que más admira son la espiritualidad, la dualidad y el equilibrio, mientras Esteban (batería, percusiones, instrumentos prehispánicos, y composición de la lírica) dijo admirar “la energía del ser interior ligada al cosmos, la Leyenda de los cinco soles y la creación del ser humano en su estado físico”.

Ante ello, Isakoatl aborda el cosmos y el ser; en palabras de Esteban, abarca “el respeto a la naturaleza, la cosmovisión, el tiempo, el salir adelante día con día, e incluso batallas épicas también llamadas “la guerra florida” (guerras con rectitud)”. Isakoatl alude a leyendas, pues, indicó Esteban, “todo, como enseñanza de los abuelos, se aplica al presente”.

En sus composiciones, hace referencia a deidades como “Tláloc, Huitzilopochtli, Tezcatlipoca y Xipe Tótec, a su vez, ligadas a los cuatro colores del maíz, los cuatro puntos cardinales y los cuatro elementos, esto también muy arraigado a todas nuestras culturas ancestrales: toltecas, mayas, olmecas, zapotecas, wixárikas. (Es) el balance de la dualidad (y del entorno completo, que es cuatro)”, expuso Esteban.

Isakoatl, pues, continúa promocionando su segundo álbum, el cual se titula Ik, vocablo maya que significa corazón del sol o fuego solar, y que también representa el viento sagrado; además, “curiosamente”, dijo Esteban, Ik son las primeras letras de Isa Koatl.

Integrado por 11 composiciones, Ik, cuya edición física será digipack y tendrá un bonus track, fue producido, al igual que el resto de discos de esta banda, por Aztlan Records 77, propiedad de Esteban. Su portada fue hecha por el diseñador mexicano Tony Jiménez.

En cuanto a la integración de réplicas de instrumentos prehispánicos, elemento que, en palabras de Eduardo, éstos los eligen a ellos, y no al revés, Omar Jalil (coros en grabación) concibió esta unión como “la fusión del pasado con el presente”.

Esteban enfatizó que “todos los instrumentos en nuestras culturas ancestrales son sagrados, se utilizaban desde recibir el día/sol, para cosechas, casamientos, guerras, eventos mortuorios, nombramientos de gobernantes”. De allí nació la importancia de incluirlos en esta agrupación, para rescatar “lo ancestral, los sonidos milenarios”.

Dos de los dos instrumentos más antiguos que, hasta ahora, ha incluido Isakoatl son la escala de piedras o ‘piedras que cantan’ y el caracol.

“En todo el mundo, el rock y el metal se fusionan de diversas raíces musicales y culturales; el experimentar enriquece”, sostuvieron Esteban y Eduardo, y el primero añadió que eligió el metal desde niño, por “la batería, las guitarras, el bajo, ¡las voces a tope! Esa energía que te hace sentir. En las buenas y en las malas, el metal te ayuda”. Carlos Lizardo (guitarras y percusiones) optó por él debido a su potencia, mientras que, para Omar, es un género que cambia su estado de ánimo de forma positiva.

Respecto a esta fusión de metal con instrumentos y sonidos prehispánicos, Rafael (guitarra y coros), quien tiene poco tiempo en la banda, mencionó que está en esa etapa, “y ahora que busco la manera de componer algo, no puedo evitar el buscar una rítmica que tenga que ver con un instrumento prehispánico; sin duda alguna, he aprendido otra manera de interpretar algo distinto en la música”.

Por su parte, Esteban consideró que “son más caminos para poder crear”. Omar, quien también tiene poco en la agrupación, manifestó que esta fusión “es algo completamente nuevo” para él “y, en verdad, es algo muy interesante”. Eduardo expuso que le ha gustado mucho. Por su lado, Carlos expresó que, “más que cambiarte, te da pauta a otras cosas más elaboradas, además de conocer más las culturas prehispánicas”.

En torno a la voz en Isakoatl, perteneciente a Ángel Mundo, quien, además, toca percusiones y hace coros, tal llega a tonos altos y posee cierto parecido con la de Arturo Huizar, a quien Esteban describió como “una gran voz del metal latinoamericano”.

Algunas de las bandas que los han influido son Pink Floyd, Rush, Antonio Zepeda, Luzbel, King Crimson, Camel, Megadeth, Helloween y Dio.

Isakoatl, cuyo último integrante es Alonso Quezada y cuyas composiciones están en todas las plataformas digitales, ha pisado escenario en Ciudad de México, Puebla, Manzanillo, Colima, San Luis Potosí, Ajijic (Chapala), Cholula, Guadalajara, Tlaquepaque, Zapopan, entre otras ciudades.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ