ISSSTEZAC: el tiempo se agota

ISSSTEZAC: el tiempo se agota

En Artículo anterior afirmamos que el grave riesgo de quiebra que enfrenta el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas (Issstezac) no es nuevo, sino que desde hace décadas ya mostraba signos inequívocos de deterioro y si continuaban desatendidos, inexorablemente llegaría una crisis de gran magnitud.

Esta situación se ha expuso ampliamente en todos los medios de comunicación desde que arrancó el gobierno de Alejandro Tello Cristerna, quien asumió que el rescate del Instituto no podía esperar y decidió tomar al toro por los cuernos.

Amplias explicaciones fueron expuestas a la sociedad, a fin de que todos los zacatecanos supieran que el problema ameritaba los máximos empeños de la Junta Directiva, de la Dirección General, del Poder Ejecutivo del Estado, Legisladores y por supuesto, de todos los trabajadores del servicio público, de la propia plantilla del personal del Issstezac, y destacadamente, de los pensionados y jubilados que ya eran, son y deberán seguir siendo beneficiados.

Es decir, esta crisis comenzó a incubarse desde hace mucho, pero se hizo insostenible a partir de 2015. Cabe recordar que ya en 2016 el secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, decía que el gobierno estatal, la sociedad en general y la opinión pública, consideraban que el problema más grave de Zacatecas era la deuda pública. No era así.

Ciertamente, el fuerte endeudamiento existente cuando Alejandro Tello asumió la administración estatal parecía el mayor obstáculo que enfrentaría, pero desde antes de empezar su administración ya tenía planes para atenuar las dificultades que significaba una deuda tan pesada. A casi cinco años de arrancar su gestión, se ha constatado que, con una estrategia pulcra y atinada, el obstáculo pudo remontarse.

La implementación de una correcta política fiscal, basada en principios de austeridad, disciplina, calidad del gasto y transparencia a toda prueba, fue clave para mantener finanzas estables y sólidas, propiciadoras del crecimiento económicos y social, como lo evidenciaban los indicadores del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021, guía que se transitaba satisfactoriamente. La pandemia de Covid-19, lamentablemente, frenó los avances, no solo en Zacatecas, sino en el país y el mundo, como todos lo saben.

Decíamos líneas arriba que el responsable de las Finanzas estatales, Jorge Miranda, ya en 2016 señalaba que el mayor problema de Zacatecas no era su deuda pública, sino el pasivo contingente generado por el sistema de pensiones. Es tan grande que serán necesarias muchas acciones alrededor, y debe actuarse de inmediato para llegar a soluciones multifactoriales, señaló entonces.

Así, la magnitud de la crisis del Instituto no es desconocida para nadie. Centenares de trabajos de análisis se han publicado en todos los medios de comunicación del estado, y a través de radio, televisión e información digitalizada se ha tratado exhaustivamente el problema. Las opiniones vertidas han sido de lo más variadas, a favor y en contra de las posturas oficiales, y provenientes de todos los ámbitos sociales. Este inusitado interés demuestra que la sociedad zacatecana sabe que rescatar a la institución tiene la mayor trascendencia, simplemente, porque su permanencia o su desaparición sería de funestas consecuencias para la economía y la estabilidad social del estado.

Es por todo esto que la Dirección General, la Junta Directiva y el mismo Gobernador Tello, trabajamos permanentemente en la búsqueda de vías y acuerdos que conduzcan a una solución integral y duradera.

Fue así como, entre otras acciones, se acaba de instaurar un nuevo Órgano Interno de Control (OIC), ente que, junto con la Comisión de Vigilancia del Issstezac, observará todas las tareas institucionales con una mirada preventiva y correctiva; es decir, el objetivo es prevenir, detectar y abatir posibles actos de corrupción, promover la transparencia y mantener el apego a la legalidad. También atiende denuncias, peticiones ciudadanas, agiliza procedimientos administrativos y cuida que todo se realice con responsabilidad y compromiso.

Todo lo que contribuya a que el Instituto sea más eficaz y funcional lo hemos puesto en práctica. Nada en lo oscurito; todo a la vista de los trabajadores, de la sociedad y de los medios de comunicación. Y porque trabajamos de forma institucional, con pasión, inteligencia y responsabilidad, lamentamos que aun así haya incomprensión y obstinaciones para entorpecer nuestros legítimos afanes.

A pocos meses de que termine el actual quinquenio, quienes dificultan el arribo a acuerdos y compromisos deberían saber que si persisten en actitudes egoístas y mezquinas no podremos allanar rutas hacia una buena solución. El tiempo apremia y las oportunidades se agotan.

*Director general del ISSSTEZAC

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ