El Teatro Fernando Calderón, el máximo recinto cultural de la UAZ

El Teatro Fernando Calderón, el máximo recinto cultural de la UAZ

La construcción del que conocemos como teatro Fernando Calderón se inicia en el año 1832, el costo de la obra fue recabado a través de una colecta pública, contando con la aportación correspondiente del Gobierno del Estado y del Ayuntamiento. Su edificación atendió a la necesidad de un recinto que albergara los eventos culturales de la ciudad. La inauguración tuvo lugar en el año de 1833 con el nombre de Coliseo, que más tarde sería cambiado a Teatro de la Ciudad hasta obtener su denominación actual. El recinto tiene la misma edad que nuestra Alma Mater, la Universidad Autónoma de Zacatecas, 187 años. Por su escenario y a lo largo de los años pasaron varias compañías artísticas como la Solórzano, la Dramática e Italiana de Ópera.

El teatro Calderón fue uno de los escenarios preferidos por la máxima figura de la ópera mexicana, Ángela Peralta “El Ruiseñor Mexicano”, gracias a que desde el 31 de julio de 1866, fecha en que visito por primera vez la ciudad, el éxito que tuvo fue grandioso. Durante sus presentaciones el teatro siempre estuvo lleno, eran muchas las familias residentes en diferentes poblaciones del estado que se trasladaban a la capital para disfrutar de sus extraordinarias cualidades artísticas.

El edificio con un estilo neo-renacentista ha sobrevivido a múltiples adversidades. En su larga historia se han registrado varias remodelaciones. En 1891 se iniciaron los trabajos de reconstrucción del teatro, cuyos planos y proyectos fueron elaborados por el arquitecto Geo. E. King, mientras que la supervisión de la obra quedó a cargo del ingeniero Luis G. Córdova. La reconstrucción del edificio se llevó a cabo después del incendio que consumió parte recinto en el año de 1889 por lo que fue necesario tirar algunas paredes para aislar el fuego. El Gobernador del Estado Jesús Aréchiga Mojarro colocó la primera piedra de la obra que se terminó en 1897 y que tuvo un costo aproximado de 230 mil pesos. La más reciente intervención ocurrió durante la conmemoración del 175 aniversario de la fundación de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas, los trabajos que se realizaron del 2009 al 2011, la obra permitió visualizar los cimientos del edificio y los espacios poco conocidos de este emblema universitario.

En 1914, año de la Toma de Zacatecas, el teatro fue saqueado cuando las tropas del ejército de la División del Norte ocupaban la ciudad, sus vitrales fueron destruidos y sus cimientos cimbrados como parte de la explosión provocada por el Ejército Federal en el centro de la ciudad para destruir sus municiones ante su inminente derrota y retirada de la plaza. Después de esta etapa el Teatro Fernando Calderón fue utilizado como sala de cine lo que origino deterioros y desperfectos, por lo que el Ayuntamiento de la ciudad acordó suprimir las proyecciones; sin embargo en fechas posteriores por razones de carácter económico se reanudaron. En 1916 el Gobierno del Estado enajenó la propiedad del teatro, que inicialmente perteneció al Ayuntamiento, quedando exclusivamente las funciones administrativas y los gastos de conservación a cargo de éste. Fue en 1962 cuando el H. Congreso del Estado decretó, la cesión del inmueble al Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ).

Los diputados del H. Congreso del Estado a través del decreto con número 362 con fecha del 30 de enero de 1962, a petición del Gobernador del Estado Lic. Francisco E. García y publicado en el Diario Oficial el 2 de febrero del mismo año, cedió en propiedad el Teatro Fernando Calderón al entonces ICAZ. En los considerandos del decreto de referencia se hace mención a “que dadas las circunstancias especiales de nuestro medio cultural, y siendo el Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas una de las Instituciones de cultura superior más prestigiadas del estado y el país, el Gobierno del Estado estima que es la Institución idónea para que le sea entregado este Teatro, en donde se puede hacer una manifestación vigorosa de cultura zacatecana y que sirva de vínculo permanente en la cultura superior y el pueblo, que encuentre en las manifestaciones artísticas el vehículo vigoroso y pujante de cultura, cuyo desarrollo y estímulo debe proporcionarse, como manifestación de los anhelos y aspiraciones colectivas”.

En el decreto también se establecía la siguiente condición: “el Rector del Instituto de Ciencias está obligado a facilitar al Gobierno del Estado el Teatro Calderón cuantas veces sea requerido, para llevar a cabo actos culturales, cívicos y políticos. El instituto de Ciencias sólo podrá utilizar el teatro de carácter cultural y se hará cargo de las obligaciones contractuales de los trabajadores.”

A partir de entonces la benemérita UAZ intensificó su tarea de rescate, desarrollo y difusión del arte y la cultura en la sociedad. El teatro es Patrimonio de la Humanidad desde 1993, es un edificio con una historia siempre vinculada al devenir de la “bizarra capital”. Lleva el nombre del poeta, dramaturgo, abogado y político Fernando Calderón y Beltrán (1809-1845), quien si bien no nació en Zacatecas fue hijo de padres zacatecanos e influyó considerablemente en la cultura de la región durante la primera mitad del siglo XIX.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz. ■

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria.
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ