13.8 C
Zacatecas
lunes, 25 octubre, 2021

Los neoliberales de Banxico y la SHCP nos llevan a una profunda y prolongada crisis

Más Leídas

El gobernador de Banxico en su participación en el seminario anual de Perspectivas Económicas convocado por el ITAM los primeros días de enero, afirmó que “la brecha del producto mantendrá un nivel amplio de holgura por uno o dos años más” y añadió que “esto significa que mantendremos una demanda deprimida, con recursos que no se usan y capacidad productiva ociosa por un par de años”, (El Economista, 11 de enero 2021). Dicha brecha del producto (que refleja la subutilización de recursos de la economía), es resultado de las políticas monetarias de alta tasa de interés y recortes presupuestales que contraen la actividad económica, más allá de los recursos existentes, para evitar presiones sobre precios y sobre el tipo de cambio. A Banxico no le importa el costo de cierre de empresas, destrucción de capacidad productiva y desempleo que origina la alta tasa de interés que establece para atraer capitales y estabilizar la moneda a favor de los dueños del dinero.

Perfectamente la economía puede crecer utilizando la capacidad ociosa y el desempleo existentes que las políticas predominantes han ocasionado. Es cuestión de revertir dicha política económica y proceder a bajar la tasa de interés e incrementar el gasto público para así aumentar inversión y demanda para impulsar el crecimiento económico y el empleo. Ello no generaría presiones inflacionarias que es lo que les preocupa a Banxico, sino que vendría a frenar la crisis. Pero ello no pasa por la mente de los tomadores de decisiones monetarias y hacendarias, que no responden a los intereses nacionales, sino a los intereses del sector financiero.

El Secretario de Hacienda, el 13 de enero dijo que algunos países realizaron aumentos masivos del déficit público a través de incrementar la deuda de entre 10, 20 y hasta 30% del PIB, pero sus tasas de interés están cercanos a cero y que esos lujos México no puede darse, sino que se optó por medidas de austeridad fiscal. Y añadió que “para una economía emergente es difícil aplicar los mismos cánones de economías avanzadas”. Y que “cuando el Gobierno mexicano se endeuda emitiendo un bono a 10 años, la tasa de interés es cercana al 6 por ciento, de tal forma que si nosotros nos hubiéramos endeudado, por ejemplo, en 20 o 30 por ciento del PIB, nos hubiera costado alrededor de 400 mil millones de pesos adicionales”.

Hay que señalar que la SHCP no tiene porqué recurrir al mercado financiero a colocar deuda a una tasa de 6%. La crisis actual debe eliminar la restricción que impide a Banxico comprar deuda directa del gobierno para que éste no tenga que recurrir a los mercados privados y pague alta tasa de interés y pueda gastar lo necesario para combatir la pandemia, como para apoyar empresas y generar empleo para frenar la crisis.

Hay que señalar que esos 400 mil millones de pesos que se tendría que pagar adicionalmente por contratar más deuda pública a tasas de interés cercanas a 6%, representarían el 1.5% del PIB que se alcanzaría a fines de 2021. Al incrementar el gobierno el gasto deficitario y el monto de la deuda entre 20 y 30 % del PIB, la actividad económica se incrementaría en 10% en el 2021, lo que aumentaría la recaudación tributaria con lo cual se cubriría el costo de la deuda y hasta se reduciría el monto de ésta y la relación de endeudamiento respecto al PIB.

Las autoridades tienen que evaluar las finanzas públicas no en función del equilibrio fiscal y el no incremento de deuda, sino en torno al impacto que las finanzas públicas tienen en la actividad económica nacional. La política seguida de recortes presupuestales y el no aumento de la deuda, profundiza la crisis, la cual disminuye el ingreso nacional y la recaudación tributaria, por lo que no logran el equilibrio fiscal y la reducción de la deuda. De ahí que es mejor incrementar el gasto público deficitario y la deuda (a pesar de la alta tasa de interés de la colocación de la deuda en los mercados financieros), lo que tendría impacto positivo sobre el ingreso de empresas, el empleo y la recaudación tributaria, que permitiría reducir el monto de la deuda. Al aumentar el gasto deficitario del gobierno, se mejorará el ingreso de empresas e individuos, por lo que éstos podrán pagar sus deudas y retomar la inversión y el consumo. Y más ganaría el gobierno y la economía, si Banxico compra la deuda pública a tasa de interés cercana a cero por ciento.

Los tomadores de decisiones tienen que considerar, que se ha salido de toda crisis a nivel mundial, a través de la mayor liquidez inyectada por los bancos centrales y mayor gasto público para apoyar a empresas, al empleo y el ingreso de familias. Al no actuar así Banxico y Hacienda, serán los responsables de que siga cayendo el ingreso de empresas e individuos, y prosiga la quiebra de empresas y el crecimiento de la cartera vencida, la cual desembocará en crisis bancaria, todo lo cual reduce más el crecimiento potencial de la economía, lo que nos condena al atraso y a que la crisis económica se prolongue por años. ■

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias