‘Memorias de Adriano’, de Marguerite Yourcenar

‘Memorias de Adriano’, de Marguerite Yourcenar

La Gualdra 460 / Libros

 

 

De una belleza impresionante, Memorias de Adriano es un libro de Marguerite Yourcenar, quien tardó 30 años en escribirlo; fue publicado en Francia por primera vez en 1951. Relata la vida y muerte del emperador romano Adriano (76-138 d.C.). Mediante una carta dirigida a su sucesor Marco Aurelio, se revelan las vicisitudes del emperador durante una guerra llena de crueldad con derramamiento de sangre y atrocidades.

En la carta escrita en su lecho de muerte ─tiene sesenta años y una enfermedad incurable─ reflexiona en torno a los logros de la milicia y de su inclinación por la música, la filosofía y a poesía. También se destacan aspectos importantes de la vida de este emperador antes de su fallecimiento.

Los primeros recuerdos que se evocan son los de la pubertad. Además se destaca su inclinación a la astrología y su pasión por el arte griego. Este emperador se va a Atenas para realizar sus estudios; y luego a Roma, en donde presencia el retorno de Trajano. Tiempo después se integra el ejército.

Describe sus logros en la milicia y su relación con Trajano; además asegura su posición en el trono gracias a Plotina, la esposa de Trajano; fue ella quien propició que él, en su último suspiro, le dijera que Adriano debería ser su sucesor. Luego, Adriano se casa con la sobrina Trajano: Sabina.

Lo que ocurre durante la guerra sármatas lo afecta demasiado porque hay muchas atrocidades y derramamiento de sangre, por lo cual siente dudas con respecto al verdadero valor que tiene la política de esparcimiento militar de Trajano.

Marguerite Yourcenar (1903-1987). Foto tomada del Twitter de Alba Editorial.

Marguerite Yourcenar (1903-1987). Foto tomada del Twitter de Alba Editorial.

 

En realidad Adriano sí escribió unas memorias, pero estas se extraviaron. Las que aquí se presentan fueron recreadas en este libro por Marguerite Yourcenar con un rigor histórico incuestionable, en donde además imprime su sensibilidad exquisita. La autora retoma las vivencias de Adriano en su adolescencia, sus alegrías, sus infortunios y finalmente nos muestra su vida como emperador, y de cómo pudo levantar una nación devastada por la guerra. Este personaje nos remonta a la historia de Roma y las devastaciones ocurridas, episodios históricos en los que se presencian el derramamiento de sangre, las injusticias y el declive de la sociedad.

Al llegar Adriano al mandato restablece el orden en esa nación y comienza a imperar la paz y una gran prosperidad. No continuó con las conquistas emprendidas por Trajano, se concretó a consolidar lo logrado hasta entonces. Pero en su carta revela que no fue fácil; detalla sus vivencias, luchas, fracasos y tristezas que tuvo que superar para enfrentar su propia realidad y ver claramente su futuro a pesar de su vejez y su mal estado de salud. Adriano es un hombre concreto, que se enamora, sufre, llora, tiene dolores y arranques de cólera. Memorias de Adriano no es un libro de acción, pero sí de mucha tensión; en él se recopila la historia de su ser y de cómo a pesar de las adversidades pudo cumplir su sueño de vivir en un mundo mejor.

Por otro lado, nos revela el aspecto sentimental de un emperador que rompe con los esquemas establecidos, al enamorarse de Antínoo -estando casado con Sabina, con quien no mantenía relaciones amorosas-; la relación con su mujer era fría y busca refugio en un hombre, lo cual no era mal visto en esa época.

Debido a los malos augurios Antínoo decide quitarse la vida dejando un terrible vacío en Adriano, quien en homenaje a este, inaugura una ciudad con su nombre. Finalmente es una historia que nos muestra la realidad de un emperador que sufre y padece los desastres de la guerra, las pasiones frías de su matrimonio, el fallecimiento de su amante, la cruel vejez y una enfermedad incurable.

Memorias de Adriano es indudablemente uno de los textos más brillantes y profundos de la literatura del pasado siglo XX. Una novela histórica por antonomasia, género que ha ganado un gran prestigio en las últimas décadas y en el que se inscriben también libros como Noticias del Imperio, La guerra del fin del mundo, El nombre de la rosa y La fiesta del chivo, entre otros.

 

 

 

* * *

Marguerite Yourcenar, Memorias de Adriano, traducción Julio Cortázar, Salvat Editores, Barcelona, España, 1994.

 

 

 

 

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ