Por el Issstezac, nada en lo oscurito

Por el Issstezac, nada en lo oscurito

En muchos sentidos, 2020 es un año que pasará a la historia mundial como uno de los más difíciles, complicados y determinantes. Todo lo que ha transcurrido en once meses en el orbe está registrándose como lo que nunca antes había sucedido, lo que nunca debería suceder o lo que debe suceder, lo que ya es inaplazable que suceda y cómo suceda. Época insólita, cargada de incertidumbre, de miedo y temores; desazones, desesperanzas y también, esperanzas; de renovación intelectual y espiritual, de cambios y transformaciones. En fin, de nuevas formas de vida, de ser y de pensar.

Todo esto y mucho más, que sería prolijo detallar, sucede en todo el mundo y, quizás con mayor fuerza, en México, donde apenas comenzaba a despuntar un gobierno federal diametralmente diferente a los anteriores, y por ello, también pletórico de incertidumbre, de desconcierto, de desesperanzas y nuevas esperanzas. Algo nuevo y diverso.

En este entorno, no es extraño que Zacatecas enfrente situaciones distintas a las que transitó durante decenios. A la pandemia de Covid-19 y sus víctimas se sumaron enormes dificultades económicas generadas por el déficit presupuestario de la federación, el quebranto de la economía local, y tristemente, la creciente pérdida de vidas por la violencia generalizada en el país.

Meses difíciles. Terminará el año dentro de 29 días, pero no las dificultades ni las probabilidades de que los problemas de hoy persistan, y lo que es peor, quizás agravados por la fuerza inercial que contienen.

¿Triste es el panorama? Sí, para los espíritus débiles, para quienes se dejan apresar por el derrotismo. No para quienes ante las crisis se rebelan y saben hacer “de tripas corazón”, como dirán nuestros viejos.

El porvenir, para quienes nos contamos entre los que hacen de tripas corazón, debe ser benévolo, porque habremos de construir y reconstruir; porque los grandes retos así lo exigen.

Un mejor futuro está en la imaginación colectiva, en la que antes que las respuestas personales, deben estar las de toda la comunidad. Esto es lo que nos ha enseñado la gran lección del Covid-19: nos cuidamos todos, uno por uno y uno por todos o sucumbimos.

Afortunadamente, por única vez en la historia mundial todos los seres humanos estamos unidos en un objetivo común: vencer al bicho maligno que tanto nos ha diezmado o por lo menos aminorar su fuerza. Y parece que la humanidad, por fin unificada, lo conseguirá pronto. Crucemos los dedos para que así sea.

Y desde el Issstezac , que es mi trinchera –y cada uno de ustedes, apreciados lectores, tiene la propia, desde la cual debemos combatir unidos, cada quien por sus diferentes causas –hago votos y me esfuerzo para contribuir a resolver las dificultades que tenemos enfrente.

Y en el afán de solucionar los apremiantes y añejos problemas existentes en el Instituto, no hay marcha atrás. Ahora avanzamos con 14 Foros Virtuales para la Presentación de Resultados del Estudio Actuarial Issstezac 2019. Ya realizamos siete, desde el pasado viernes. Este miércoles tendremos dos, mañana jueves tres, en otras tantas regiones, y el viernes habrá dos regionales.

Promovemos la participación sistemática de los derechohabientes en la búsqueda de alternativas para rescatar nuestro Instituto. Con este esfuerzo propio, además solicitado por los dirigentes de la Sección 58 del SNTE, del Sutsemop y el SITTEZ, quienes se hacen eco de la voz de los trabajadores que representan, pretendemos allanar el camino hacia soluciones que darán certeza, fortaleza y perdurabilidad al Issstezac.

Estos foros son para informar y consultar a los agremiados, quienes con su conocimiento y experiencia tienen una voz calificada para aportar ideas. Conjugaremos las diferentes visiones para construir una propuesta sólida y con tal reciedumbre que pueda perdurar y tenga capacidad para enfrentar cualquier vicisitud futura.

Nosotros no actuamos desde lo oscurito. Trabajamos abiertamente e invitamos tanto a los dirigentes sindicales como a nuestros 24 mil agremiados a que así lo hagan. Todo abierto, en total transparencia. Por eso los foros son públicos y gozan de la máxima publicidad.

Las diferencias pueden ser destructivas si no las canalizamos correctamente. En cambio, serán constructivas si propician el intercambio de ideas creativas. Así, con armonía, será como florezcan en un proyecto colectivo, dotado de fuerza para imponerse. Recordemos que todo conflicto, por más difícil que parezca, si es tratado civilizada e inteligentemente, acabará por beneficiar a todos.

Nada por lo oscurito, porque no se puede hacer una reforma para los trabajadores sin los trabajadores.

*Director general del Issstezac.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ