Para el neoliberalismo es fundamental hacer a un lado la historia: Pedro Salmerón

Para el neoliberalismo es fundamental hacer a un lado la historia: Pedro Salmerón
Pedro Salmerón Sanginés visitó Zacatecas para compartir con estudiantes, militantes de Morena y público en general, la importancia de la recuperación de la memoria histórica en México ■ fotos: miguel ángel núñez


Señala que la tarea del historiador es canalizar y orientar discusiones en la 4T

Dice que dicho modelo busca despojarte de raíces y que pienses en el presentismo y en esa mercancía ideológica que es el “echaleganismo”

Puntualiza que sólo entendiendo la historia podemos componer los problemas

 

“Sin el reconocimiento de las raíces históricas; sin las bases históricas; sin la comprensión histórica no se pueden componer los problemas”. Así lo aseveró el historiador mexicano, Pedro Salmerón Sanginés, en entrevista para La Jornada Zacatecas, a propósito de su visita a la entidad para compartir con estudiantes, militantes de Morena y público en general, la importancia de la recuperación de la memoria histórica en México.

LJZ.- Hace años que no se veía un gobierno que le diera tanta importancia a los personajes y postulados ideológicos de éstos como se está viendo ahora. ¿Qué representa para la memoria histórica que un gobierno retome y les dé una lectura o los adapte a contextos distintos, pero sin dejar las bases del pensamiento de ciertos personajes?

PS.- Yo creo que para el neoliberalismo es fundamental hacer a un lado la historia, para despojarte de raíces y que pienses en el presentismo y en esa mercancía ideológica del neoliberalismo que es el “echaleganismo”. Qué significa eso, significa que eres pobre porque quieres y que si le echas ganas vas a ser rico y exitoso, que son sinónimos, para los neoliberales. Eres exitoso si eres rico y si tienes dinero, pero que ese éxito lo tienes tu si le echas ganas, porque el sistema capitalista te da todas las posibilidades del mundo para que seas rico y exitoso, sino lo eres es por tu culpa, porque no le echaste ganas. Por eso hablo del presentismo y el “echaleganismo”.

Los gobiernos neoliberales fomentaron alguna serie de divulgadores de la historia, que algunos de ellos habían sido historiadores en su origen, como Enrique Krauze, otros ni siquiera fueron historiadores nunca, como Luis Pazos o Armando Fuentes Aguirre “Catón” o Luis González de Alba, y ellos lo que hicieron fue primero hacer una historia basada en los caudillos y únicamente en los caudillos; una historia personalista, caudillista, que saca o que convertía al pueblo en sólo seguidor o borrego, y segundo, una historia donde aparentemente todos eran mierda, basura, corruptos; pero luego resultó que no todos, sino que resultaron algunos personajes que según ellos, la historia oficial había hecho a un lado, no sé cuál es la historia oficial, pero que eran los verdaderos héroes, eran Iturbide Maximiliano, Miramón y Porfirio Díaz.

¿Por qué los hacen a ellos los héroes? Por mero revisionismo, porque según ellos, en la anterior historia eran los traidores y entonces revisan y dicen que no es cierto, y porque eran aquellos que quisieron establecer gobiernos en beneficio de las minorías y gobiernos profundamente antidemocráticos que rechazan, que excluyen al pueblo. Claramente es por esto segundo. No es solamente que abandonaran la historia, sino que hacían una historia que a nadie le gustaba, una historia de caudillos en la que decían “al fin y al cabo todos son iguales”.

Entonces el actual gobierno llega después de un proceso de profunda reflexión histórica y de la comprensión de que, al contrario, sin el reconocimiento de las raíces históricas, sin bases históricas, sin la comprensión histórica, no se pueden componer los problemas. Y de que por muchas ganas que le eches, si perteneces a la mitad de los pobres de este país, va a hacer muy difícil que triunfes. Y esto porque las estadísticas indican que México es uno de los países con menor movilidad social en el mundo, porque si naces en la pobreza extrema es casi imposible que salgas de ella porque no tienes ninguna herramienta para hacerlo. Sólo entendiendo las raíces históricas, y al decir raíces históricas quiero decir económicas, sociales y culturales, podemos entender por qué está más de la cuarta parte de la población mexicana en la pobreza extrema, más de la mitad en la pobreza y eso sin contar los 30 millones que viven en otro país porque fueron expulsados por razones económicas y políticas. Sólo entendiendo la historia, podemos componer los problemas.

Y siempre hago yo un señalamiento: todos los grandes estadistas del siglo 20 que resolvieron los problemas de su país, eran grandes conocedores de la historia y en todos los aspectos de la ideología del siglo 20. Te hablo por ejemplo de los tres grandes estadistas del llamado mundo libre: Winston Churchill, no sólo era conocedor de la historia, era escritor de historia; Franklin Roosevelt un gran conocedor de la historia; y Charles De Gaulle, empieza su carrera política escribiendo una crítica historia de la Segunda Guerra Mundial para decir que esto no puede volver a pasar. Y Charles De Gaulle no sólo conduce a Francia libre, sino que es quien diseña el mercado común europeo, predecesor de la Unión Europea para decir que sólo de esta manera podemos evitar las sangrientas guerras que han enfrentado a los europeos. Charles De Gaulle tenía razón, porque desde entonces, salvo la Guerra de los Balcanes, dejó de haber guerras en Europa.

Y en México también Madero comienza con un gran libro de historia; Cárdenas también es un gran conocedor de la historia, en cambio los presidentes más malos que hemos tenido han sido profundos ignorantes de la historia y más aún despreciantes de la historia.

LJZ.- Estamos hablando pues ahora de hacer a un lado esa historia de caudillos y volver hacia la historia de los de abajo, de la subalternidad, para orientar al conocimiento del pueblo con una visión muy Ciceroniana de la historia…

PS.- Ciceroniana en el sentido, decía mi maestro Álvaro Matute, de que si la historia no sirve para crear y formar principios sin valores, no sirve para nada.

LJZ.- Se acerca una conmemoración como la de la Revolución Mexicana, y estamos en Zacatecas donde la Toma marca un triunfo de esa verdadera lucha del pueblo ¿cómo se le puede transmitir a ese pueblo de ahora ese conocimiento histórico, ese fervor, esa educación histórica del deseo como decían los historiadores británicos marxistas? ¿Se puede con esta generación?

PS.- Sí, lo hemos estado haciendo. Como dice mi compadre Paco Ignacio Taibo II, es que a la gente no le interesa la historia aburrida y sin sentido que le enseñaban, pero ahora cada vez que hablamos de historia llenamos las plazas, claro que se puede y se está haciendo.

LJZ.- Sé que también te interesa la historia de la Conquista de México y justamente hablando del rescate de la memoria, ha habido algunos episodios interesantes como la insistencia de que España pida perdón, traer de vuelta el penacho de Moctezuma y el retiro de la estatua de Colón del Paseo de la Reforma. ¿Qué significa y qué parte juega la memoria en este sentido?

PS.- Bueno de entrada no me gusta llamarle Conquista, sino la Irrupción española y la guerra mesoamericana. Pero no sólo es la memoria sino el debate. La batalla por la historia. ¿De quién somos hijos? ¿Con quién nos identificamos, con Porfirio Díaz o los rebeldes de Tomochic? ¿Con José María Morelos o con Félix María Calleja? ¿De quién somos hijos, qué es lo que queremos? Entonces los símbolos históricos son eso: quitarle a una calle el nombre de Gustavo Díaz Ordaz no es atentar contra la memoria histórica, es reivindicar la memoria histórica y decir “ese señor no debe tener una calle con su nombre”, lo cual no quiere decir que se nos olvide quién era, tenemos que acordarnos que significa el autoritarismo, la violencia y la represión, y justo por eso hay que quitarle el nombre a la calle.

LJZ.- Y continuando con la reivindicación de la memoria histórica, el historiador debe de jugar un papel importante, a tu consideración ¿cuál sería el lugar social del historiador en esta etapa de México en la que hay la idea de una Cuarta Transformación?

PS- Pues canalizar y orientar discusiones. Salirnos de nuestra torre de marfil académica y canalizar, propiciar, dirigir discusiones, eso.

LJZ.- ¿El conocimiento histórico nos puede salvar, hacer libres?

PS.- Él solito no, pero sí debe y puede contribuir.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ