La Fratelli Tutti de Francisco: la Anatomía de la Bestia

La Fratelli Tutti de Francisco: la Anatomía de la Bestia

En el siglo XIII el Papa Inocencio tercero, mientras sostenía la pesada tiara llena de gemas preciosas, veía cómo se derrumbaba la iglesia; entre los intereses de los nobles que la instrumentaban a su antojo y el nacimiento de herejías que reclamaban la pobreza de la iglesia como la forma esencial de imitación a Cristo. A eso se refiere el famoso ‘sueño de Inocencio’ que veía ‘cómo Francisco sostenía una iglesia que se derrumbaba’. Así, la llegada del santo de Asís vino a dar nueva vida a la Iglesia. ¿Qué cosa cuestionaban las herejías a la estructura de la clerical? Pues la consecuencia de la llamada ‘Cristiandad’: esa forma histórica en la cual la religión se convirtió en poder imperial y servía a los intereses de esos poderes. Por ejemplo, la predicación de Jesús sobre ‘el reino de los cielos en la tierra’, que implicaba la práctica de los valores del amor fraternal en la vida social concreta, lo mandaron al transmundo: los hombres vivirían el reinado de Dios después de muertos, en los cielos. Es la manera en que la Cristiandad concilió al Imperio con el cristianismo.

Pues bien, el nuevo Francisco regresa a esa discusión y como Papa afirma: la lógica del Imperio es incompatible con los valores del Evangelio. En el siglo XXI, ocho siglos después, se muere la Cristiandad liberando al cristianismo de los compromisos con el Imperio. Y el Imperio en este siglo se llama ‘Capitalismo Neoliberal’. Un poder económico que penetró como la humedad a todo el globo y lo tiene en el desfiladero del infierno: desigualdad extrema, masas de personas que bien pueden desaparecer y al mercado no le haría ni cosquillas, violencias homicidas, ecocidio que ha depredado el planeta al punto de secarlo, y otras linduras que el propio papa calificó de “Economía de la Muerte”. Eso es el Imperio. Recordemos que la imaginación apocalíptica (del nombrado Juan) calificó al Imperio Romano como “la Bestia”, y a Nerón lo denominaban con las formas de la antigua gematría judía, con el número del mal: el 666. Dando seguimiento a esos mismos criterios, ¿quién es la Bestia contemporánea?

Así las cosas, ahora que pasó lo inimaginable, donde Francisco subió al puesto de Obispo de Roma, hace una encíclica donde completa una tarea que inició hace dos encíclicas: hacer la anatomía de la Bestia Contemporánea. Pero ahora este Apocalipsis en tres partes, hace lo que hacen todos los apocalipsis: llamar a la Esperanza. Señala un sendero por dónde caminar: el amor convertido en justicia que ordena la vida social. Sin ortodoxias, ni dogmas entre telarañas y llamando a la fuerza de todas las confesiones religiosas. No es gratuito que el texto lo termine mencionando a un reverendo evangélico que murió por los derechos civiles, un líder pacifista Hindú que derrotó al imperio británico, un anglicano luchador contra el racismo y un contemplativo del desierto universal. Una encíclica llena de realidad y de inteligencia, que es un arma de la Esperanza contra la Bestia. El Capitalismo fue destruyendo todos los ámbitos sagrados, y ahora lo sagrado llama a superar al Capitalismo: a superar a la Bestia.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ