■ Nueva República ¿Stand by?

■ Nueva República ¿Stand by?

En Memoria de Quino, porque la
lucha no conoce fronteras.

El día martes se aprobaron importantes modificaciones en el tema migratorio, más que nada en lo concerniente al campo de la niñez, pero buscando proteger a todas las personas migrantes (ese es el término que ahora se maneja en la ley) mediante la garantía de no privación de la libertad. Lo sucedido en el Congreso coloca a México como uno de los países cuyas políticas migratorias son las más humanas y protectoras de los derechos humanos. Consideramos esta solidaridad internacional más necesaria que nunca, visto lo visto en el debate Trump-Biden, donde los estadounidenses se encontraron con dos opciones casi idénticas en cuanto a la rampante xenofobia que en tiempos modernos caracteriza a la política de derecha mundial.

Cuando en la cámara votamos a favor de adicionar el artículo 11 de la ley de migración, estamos pensando precisamente en una directiva principal sujeta al eje de los derechos humanos, pues no podrá desplazarse a los niños y las niñas sin que la Procuraduría de Protección haya dictaminado, así mismo, autoridades municipales (concretamente DIF) tendrán atribuciones y obligaciones de acoger a los migrantes menores de edad mientras se determinan los casos particulares, pensando siempre en el interés superior del humano del que estemos hablando.

La condición de estancia por razones humanitarias no figura como tema estelar en los debates que vimos en Estados Unidos, a nadie sorprende. Lo que realmente se mueve debajo de los gritos e insultos de ambos candidatos son poderosos intereses económicos, pues en esencia Biden no tiene una plataforma diferente a la del neoliberalismo natural de las plataformas electorales que hemos visto en años pasados. Que Bernie Sanders no haya podido siquiera figurar como candidato habla del control absoluto de la corporatocracia sobre el gobierno de uno de los países que más marcan línea mundial, y en esa línea está una política migratoria totalmente deshumanizada y favorable a la ganancia antes que a las vidas. Lo aprobado hoy en México marca una clara diferencia de paradigma que, aunque implica gasto social, reconoce que el deber del Estado es el bienestar general de los humanos que lo articulan. Vale la pena recordar que, en la nueva ley, la denegación de condición de estancia por razones humanitarias a los adultos acompañantes sólo puede darse si: … “la Procuraduría de Protección hubiera determinado ser contrarios al interés superior de la niña, niño o adolescente de quien se trate.”

Hablamos pues, de una legislación que no está en función de los intereses de esa línea global que Trump había querido trazar incluso fuera de las fronteras de su país. Poner por encima la razón humanitaria, históricamente es un acto anti capitalista y un símbolo de importancia cardinal para los años venideros. Hay cosas que pueden salir caras en términos políticos internacionales, y hay cosas que pueden romperse en momentos difíciles, pero la suerte está echada en ciertos principios básicos a los que no podemos renunciar si nos adherimos a la izquierda, es así como han avanzado los derechos de las personas, aún en las condiciones más adversas, de ahí que “el lado correcto de la historia” sea un concepto acuñado y abrazado por millones de mexicanos que antes de adherirse a la 4T se habían adherido a principios éticos de solidaridad e igualdad.

En el susodicho debate se le preguntó a Trump su opinión sobre los “proud boys” que es un grupo de ultra derecha abiertamente racista, la respuesta del candidato oficial fue: Stand by. El primer y alarmante detalle no es que Trump sea racista, eso lo sabíamos desde hace tiempo, que haya grupos paramilitares fascistas en Estados Unidos también es una verdad hace tiempo, pero que Trump esté dando las órdenes en medio de un debate presidencial, eso desbloquea un nuevo nivel de perversidad, es en este mundo que debemos combatir el racismo y la xenofobia con todas las armas intelectuales que tengamos a nuestra disposición. El respeto a los derechos humanos en las legislaciones deberá ser el tema central durante un buen tiempo, y la atención a las justas demandas por el aborto legal también tendrá que llevarse a cabo, no en enfrentamientos de opiniones viscerales, sino en el pleno o en ejercicios de democracia directa que permitan hablar a las partes en son de construir una sociedad más justa. Las abiertas posturas de los funcionarios de salud mexicanos sobre este tema ya significan una enorme diferencia en apertura a lo que estábamos acostumbrados, pero el camino es arduo y hay que llegar a la meta: legislaciones efectivas a nivel nacional que (como en CDMX) reconozcan el derecho de las personas.

Finalmente, mientras la derecha se mantenga en su forma castrense y vertical de organización, stand by, la mejor forma que tenemos nosotros para vencer al fascismo es dialogando y legislando mediante la plataforma que hace mucho (antes de la llegada de Morena) habíamos propuesto y consensado: La empatía, que abarca el respeto a los derechos humanos y la redistribución de la riqueza. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ