El proceso electoral y la palabra democracia

El proceso electoral y la palabra democracia

A la libertad de tomar decisiones en conjunto y respetar aquellas con las que no comulgamos pero que una mayoría lo decidió, se le llama democracia. Al poder que tienen los ciudadanos de un pueblo, de elegir libremente a sus representantes en el gobierno, se le llama democracia. Gracias a la democracia, todas y todos tenemos el derecho de elegir y ser elegidos para desempeñarnos en algún cargo público. La democracia nos permite disentir de nuestros gobiernos y sus políticas, nos permite manifestarnos libre y públicamente con la garantía de no ser reprimidos por ello. La democracia, es una conquista que le ha costado incluso hasta sangre, a muchos pueblos en el mundo.

La palabra democracia tiene un gran significado para las personas que le dan la importancia debida a la toma de decisiones en conjunto; sobre todo, la palabra democracia es de gran valor para aquellos pueblos como México, que han vivido en su historia pasada bajo gobiernos autoritarios, bajo dictaduras, bajo monarquías o bajo cualquier otra forma de gobierno que no tome en cuenta la opinión y preferencias de las ciudadanas y los ciudadanos.

Desde nuestra educación primaria se nos ha enseñado que la palabra democracia tiene su origen en el griego y que significa “gobierno del pueblo”. Es ahí donde radica su importancia, un pueblo que practica la democracia es un pueblo libre, que tiene el poder sobre sus representantes, que tiene el gobierno que se merece y que participa en la toma de decisiones. Un ciudadano o ciudadana que es demócrata es un miembro de la ciudadanía que le toma importancia a los asuntos públicos y se informa de las decisiones que se están tomando y afectaran el rumbo de la vida en sociedad. Entonces pues, la palabra democracia conlleva una enorme responsabilidad cívica para los ciudadanos y ciudadanas.

Democracia va mucho más allá de lo electoral, es decir, no solo debemos practicarla el día en que hay votaciones y ya. Una auténtica democracia se practica todos los días, en sus distintas modalidades que marca la ley. La democracia debe ser parte de nuestro contexto familiar, escolar, laboral y social. La democracia puede ayudarnos a retomar el camino cuando un gobierno está tomando malas decisiones. La democracia es de ayuda cuando no nos podemos poner de acuerdo en un grupo para tomar una decisión. En nuestro país hay distintos mecanismos que hacen honor a la democracia, como el asambleísmo, el plebiscito, la consulta ciudadana, las elecciones, entre otras, solo es cuestión de practicar dichos mecanismos.

La constitución política de los Estados Unidos Mexicanos, contempla que nuestro país debe tener un sistema de gobierno democrático; donde el poder resida en el pueblo. En sus artículos 39 y 40 encontramos la esencia de la democracia en nuestro país; pues a la letra dicen: Artículo 39. “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”. A su vez el artículo 40 menciona que “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal, compuesta por Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior, y por la Ciudad de México, unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamental”.

Como es de suponerse, la democracia no puede practicarse así simplemente (bueno, sí, pero no); existen instituciones y reglas que regulan todos los mecanismos de participación ciudadana, con el fin de garantizar el ejercicio de la democracia y los derechos ciudadanos que todas y todos tenemos cuando alcanzamos la mayoría de edad. Al menos esa es la finalidad de las instituciones, reglas y leyes en materia electoral y de participación ciudadana. Aunque hay que decirlo, en México ha habido episodios en su historia política donde las mismas instituciones encargadas de garantizar la democracia, son las que la sepultan y terminan haciendo a un lado la voluntad del pueblo.

Es bueno entender el concepto de la palabra democracia, ya que vamos a escuchar ese concepto muy seguido a partir de esta semana, pues acaba de dar inicio en Zacatecas el proceso electoral 2021 con el que se elegirán 30 diputaciones, 58 presidencias municipales, 58 sindicaturas y 547 regidurías.

Lo que los zacatecanos y zacatecanas esperamos en este proceso electoral es que no se utilice la palabra “democracia” en vano. No queremos autoridades electorales llenándose la boca de democracia, pero inclinando la balanza al gobierno en turno; no queremos partidos políticos diciéndose democráticos, pero emprendiendo guerras sucias contra sus adversarios; tampoco queremos aspirantes o actores políticos haciendo llamados a la unidad y a la democracia, pero apostándole a las imposiciones y al dedazo en sus partidos políticos. La democracia no tiene doble cara; o es o no es. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ