Esperará sentado

Esperará sentado

Después de seis meses David Monreal Ávila volvió a dar la cara a un medio de comunicación. La última ocasión que declaró frente a un micrófono lo hizo a Noticieros Televisa, en febrero. En aquella ocasión el medio digital lo entrevistó dentro de la serie de tres reportajes que dieron otro golpe duro al programa Crédito Ganadero a la Palabra.

Las investigaciones acerca de empresas fantasma, animales enfermos, y tráfico ilegal de ganado desde Centroamérica, cada uno vinculado a la operación de un programa prioritario del Gobierno de México, terminaron por diluir la voz del Coordinador Nacional de Ganadería. A David no se le volvió a escuchar en ningún medio local ni nacional.

Pasarían también ocho meses desde la última conferencia de prensa que ofreció en Zacatecas acompañado de Verónica del Carmen Díaz Robles, delegada de Bienestar en Zacatecas, a inicios del 2020, en el mes de enero. Con voz de profetas (fallidos), los reunidos en las oficinas locales de SADER auguraban el triunfo anticipado de la Cuarta Transformación en la figura del fresnillense.

Las palabras que imprimió El Sol de Zacatecas lo retratan menos provocador, inseguro incluso de su propia candidatura en una coalición que no está definida. De presumirse como el elegido de Palacio Nacional todo el 2019, hoy David espera a que Andrés Manuel López Obrador “lo invite” a retirarse de su cargo para encabezar la candidatura de Morena en Zacatecas.

Deberá esperar sentado, y probablemente pierda el tren de la candidatura si decide aguardar. El presidente ha sido muy claro con sus colaboradores: quienes pretendan competir electoralmente tienen hasta el próximo mes de diciembre para renunciar a la nómina federal, de acuerdo con la reseña del periodista Salvador García Soto en El Universal de este lunes.

Claro, si por “invitaciones personales” entendemos la desaparición del fallido Crédito Ganadero en el paquete presupuestal 2021 y su estancamiento en todo el 2020, entonces a David ya se le hizo tarde. ¿Qué le hace pensar que Andrés Manuel meterá la mano en un conflicto en donde el fresnillense es el más interesado en no buscar una negociación con sus opositores internos?

Más claro: ¿qué le hace pensar a David Monreal que su candidatura no encontrará un temprano naufragio al romper los consensos internos de Morena (al que no está afiliado), y que el bloque de José Narro Céspedes, José Luis Medina Lizalde y Ulises Mejía Haro será fácilmente suplantado por la “operación” de Verónica Díaz, que lo único que logra es generar disensos en su oficina?

Por cierto, ¿hace cuánto tiempo que la delegada no se retrata ni con el Coordinador de Ganadería, ni con la comisionada Norma Julieta del Río Venegas con la que supuestamente nunca tuvo conflictos ni rispideces? ¿Para qué el trascendido en una columna cuando las señales son diametralmente distintas a las que nos tenían acostumbrados?

Con quien sí se deja ver la funcionaria del IZAI, por ejemplo, es con Víctor Carlos Armas Zagoya, ese que la había amenazado de muerte en 2010. Reunidos los dos, buscaron vía telefónica al consejero presidente del IEEZ, José Virgilio Rivera Delgadillo, para concertar una cita con el Coordinador de Ganadería que dice que no está enfocado en temas electorales, sino del campo.

Desde el Senado de la República tuvieron que recordarle al despistado consejero que ninguno de los dos resulta ser interlocutores válidos de David ante el Instituto Electoral, tal como lo expresó Ricardo Monreal Ávila en una de sus visitas a Zacatecas. Ese consejero que no quiere “adjetivos” pero que, de forma parcial, se presta al juego de inclinar la balanza electoral.

Y aunque los “amigos del poder” merezcan hasta dos y tres oportunidades, como justifica David a los traidores que aparecen en “La Infamia”, y aunque el senador les conceda mediáticamente el derecho a reivindicarse, en privado Ricardo los desconoce y sostiene que el gran error de su hermano es haberse rodeado de quienes ayer lo apuñalaban por la espalda.

El todavía Coordinador también confirmó lo que dijo a la periodista Verónica Trujillo Jiménez en diciembre del 2019, cuando tuvo oportunidad de conversar con ella pese al disgusto de la delegada Díaz. “Andrés Manuel no me ha preguntado si quiero ser candidato”, fueron las palabras con las que David explicó a su interlocutora la realidad de sus aspiraciones.

En las nada novedosas revelaciones a El Sol de Zacatecas, el de Ganadería igualmente corroboró lo que aquí expusimos en una entrega anterior: de lo que menos le gusta hablar a David en su propia tierra es del Crédito Ganadero a la Palabra. Apenas 25 de un total de mil 49 palabras se las dedicó a su encomienda actual, a la que dijo estar “abocado a cumplir”.

Interesado en presumir su “decálogo del buen funcionario” (videograbado con personal ajeno a su oficina y sus funciones), el mayor problema de David no es “La Infamia”, ni la división entre davidistas y ricardistas (ahora así se autonombran). Cómo hacer campaña con su terrible tropiezo en el gobierno de la Cuarta Transformación, del que ni Ricardo lo pudo salvar. Por eso su silencio.

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ