Los intendentes de Zacatecas

Los intendentes de Zacatecas

Con el nombramiento de intendentes y la división del territorio que comprendía Nueva España en intendencias, la corona española, bajo el supuesto de proporcionar a sus vasallos “los medios más eficientes y conducentes a su felicidad”, buscaba entre otros propósitos: poner en orden los ramos de la real Hacienda, proporcionar la más pronta administración de justicia y fomentar la agricultura, la industria y el comercio. Los intendentes además eran los generales en jefe de los ejércitos de su jurisdicción1. Como podrá verse, los fines del establecimiento del régimen de intendencias se tradujeron en la política impulsada por las reformas borbónicas, cuyos fines buscaban la centralización y eficiencia de la administración de la economía del reino novohispano y sus provincias.

Entre las funciones principales establecidas en el artículo 12 de la real ordenanza del 4 de diciembre de 1786, que tuvieron en un principio los intendentes, una fue la de nombrar bajo su libre arbitrio a los subdelegados o jefes de partido por tiempo indefinido. Sin embargo, el monarca español dispuso por medio de su Real orden del 19 de enero de 1792, que los subdelegados sólo deberían de durar en el cargo el “preciso tiempo de 5 años”. Cumplido este periodo no podrían ser reelectos o prorrogados. Como parte del proceso de elección los intendentes deberían de proponer al Virrey de la Nueva España una terna de sujetos para que, de entre ellos se eligiera al más idóneo y acreedor al cargo. Una vez escogido, el nuevo subdelegado entraba en funciones en calidad de interino hasta en tanto el Rey lo aprobara o resolviera de acuerdo con su “soberano agrado”. Esta nueva disposición entró en vigencia con la orden del Virrey, el Conde de Revillagigedo, del 20 de marzo de 17932.

En el periodo comprendido entre 1787 y 1823, fueron 27 los nombramientos, incluidos los interinos, de intendentes corregidores que ocuparon dicho cargo al frente del gobierno y administración de la provincia de Zacatecas. Fue la intendencia que registró más cambios. Los nombres de los intendentes (titulares e interinos) y los periodos de su administración se presentan en el siguiente cuadro:

Intendentes corregidores de la Provincia de Zacatecas, 1787-1823.

Núm. Nombre Periodo
1 Francisco Castañeda (Interino) Agosto. -Dic. 1787
2 Fhelipe Cleere 1792-1796
3 Francisco Castañeda (Interino) Ene.-Abr. 1788
4 José García Arroyo P. de Lato Abr. 1788-Abr. 1791
5 José de Peón Valdés May.1794-Agost. 1796
6 Francisco Rendón Agosto. 1796-Ene. 1797
7 José de Peón Valdés Ene. 1797-Dic. 1799
8 José de Peón Valdés 1805-1809
9 Miguel de Rivera 1810-1811
10 José Manuel de Ochoa 1811
11 Juan José Zambrano 1811
12 Martín de Medina 1811-1812
13 Santiago de Irisarri 1812-1814
14 Brig. Diego García Conde 1814-1816
15 Brig. José de Gayangos 1816-1821
16 José Montero y Alarcón 1822

Fuente. Áurea Commons, Las intendencias de la Nueva España, México, UNAM, 1993, pp. 179-183 y Ricardo Ress Jones, El despotismo ilustrado y los intendentes de la Nueva España, México, UNAM, 1979, p. 214.

Los intendentes que más tiempo duraron en el cargo fueron Francisco Rendón y José de Peón Valdés. Este último la mayor parte del tiempo con el carácter de interino. El periodo comprendido de 1810-1821, tiempo en que tuvo lugar de manera intermitente la guerra de independencia, debido al desconocimiento (de nuestra parte) de fuentes documentales de archivo, resulta difícil su estudio y el conocimiento de la labor desempeñada por los intendentes. Los cerca de 35 años que abarcó el régimen de intendencias se caracterizaron por el auge de la minería y el florecimiento de la arquitectura a través de la edificación y remozamiento de hermosos templos y casas y edificios monumentales. Esto ocurrió en los últimos años del S. XVIII. Fue en esta época cuando se establecieron dos escuelas de primeras letras en la capital de la provincia o intendencia, una vez que en 1786 ocurre la reapertura del Colegio Seminario San Luis Gonzaga, de cuyos fondos dependió su sostenimiento. Una estuvo ubicada en la Plaza del Pirame a un costado de la parroquia mayor y la otra en la Plazuela de Villarreal. Es en este año justo cuando inicia la gestión de los intendentes, por lo que su labor en el ramo educativo se concretó en vigilar y estar al tanto de que el Ayuntamiento de la ciudad, administrara las escuelas lo mejor posible, velando porque los maestros acudieran a instruir a los niños y jóvenes y los padres cumplieran con la obligación de mandar a sus vástagos a instruirse en las primeras letras, tal y como lo fijaba la ordenanza de intendentes. Con la apertura de estas dos escuelas, dado su carácter, vigilancia y administración públicos, arranca en Zacatecas el proceso de secularización de la enseñanza. Esto significa que quedaban fuera del control de la Iglesia.

Referencias:
1AHAZ, “Libro de asientos de Real cédulas, ordenanzas y despachos de los escmos. Señores virreyes, desde junio de 1774 en adelante”, Serie Cargos y datas, caja 41, Serie Cargos y datas, caja 41, 2 de abril de 1789, fj. 96 d y r.
2ARHZ. “Libro de asientos y títulos de 1791 en adelante”, Serie Cargos y datas, f. 25, 1795.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ