Agrupaciones como la OCEZ no desaparecerán ni hay conflicto de intereses: Alfonso Vázquez

Agrupaciones como la OCEZ no desaparecerán ni hay conflicto de intereses: Alfonso Vázquez
El director del Instituto Zacatecano de Cultura se reunió con Arturo García, subdirector de la Banda Sinfónica del estado, quien realiza una huelga de hambre ■ foto: alejandro ortega neri

■ Sinceramente no entiendo el porqué de las manifestaciones, y mucho menos esta huelga de hambre, asevera el director del IZC

■ Señala que Arturo García Ortega no tiene vínculo alguno con la Orquesta de Cámara y Coro del estado

■ Se pide que el presupuesto aprobado por la Legislatura para estos grupos se mantenga, pero sólo tenían asignado un recurso para pagar becas, que está protegido y ahora radicado en el IZC

 

La entrada a la Legislatura del estado, donde mantiene una huelga de hambre desde el pasado 2 de septiembre el subdirector de la Banda Sinfónica del estado, Arturo García Ortega, en solidaridad con sus compañeros de la Orquesta de Cámara del estado de Zacatecas y el Coro del estado, a quienes se les dejó de pagar su beca desde el pasado 31 de julio, fue el lugar de encuentro del manifestante con Alfonso Vázquez Sosa, director del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC), quien tuvo un acercamiento para aclarar algunos puntos de la situación de las dos agrupaciones.

LJZ.- ¿Qué se trató en ese acercamiento con el maestro Arturo García Ortega?

AVS.- Sinceramente no entiendo el porqué de las manifestaciones, desde la primera y mucho menos esta huelga de hambre, porque en el caso concreto de él, no es parte, no tienen ningún vínculo con ninguno de los dos grupos. A él no se la ha afectado ni en su salario, ni en sus actividades absolutamente nada. Él me explicó que es en solidaridad con los muchachos que considera que si han sido afectados.

Entregó un documento a la Legislatura donde hace una serie de señalamientos, pero que son cosas que no han sucedido. Por ejemplo, pone como primer punto que no está de acuerdo que se desaparezcan los grupos, pero eso nadie lo ha manifestado, no ha habido ningún pronunciamiento, ninguna sugerencia, nada que oriente a pensar que alguien quiera desaparecer esos grupos. Sin embargo, dese la primera manifestación lo han estado manejado en redes, noticieros, boletines de prensa, que alguien los quiere desaparecer, pero no sabemos quién, porque al menos el gobierno no es.

Segundo: pide un alto a la agresión continua hacia la Orquesta de Cámara y el Coro, pero dice que es por parte del Consejo Directivo de la Dirección General del Instituto Zacatecano de Cultura. Ninguna de estas dos instancias ha tenido nunca algo que ver con las dos agrupaciones, entonces no entendemos de qué manera puede haber una agresión, sino ha sido tarea ni del consejo ni del instituto tener injerencia o decidir algo que tenga que ver con ellos. Apenas ahora en este mes pues sí, porque se ha transferido el recurso para otorgar las becas, por eso no entiendo cómo pudo haber una agresión o una afectación desde el instituto o de alguna de sus partes.

Otro punto, es que pide que el presupuesto aprobado por la Legislatura para estos grupos se mantenga, pero ahí hay otra incongruencia, porque lo único que tenían asignado es un recurso para pagar becas, que ese está asegurado, protegido y ahora radicado en el instituto, entonces nadie está ni reteniendo ni desviando, no está pasando nada con ese presupuesto. Al momento de cambiar de dependencia, pues obviamente se tiene que hacer el proceso de dar de alta a los beneficiarios, establecer un mecanismo de asignación para que se cumpla con todos los parámetros y los requisitos ante una posible revisión de los mismos. Entonces yo le estuve aclarando que de todas las cosas que está reclamando no hay algo en lo que hubiera una intención de afectar.

Y en un cuarto punto, dice que se dé continuidad y certeza jurídica a la Orquesta y al Coro y eso es justamente lo que el instituto está ofreciendo. Al estar dependiendo de la Banda del estado no pueden tener ninguna certeza jurídica porque nunca hubo ninguna carta de creación o decreto. Lo único que existe en la administración es la Banda del estado, entonces no existe nada. Lo único que hay es la evidencia de que han dado conciertos. Pero no hay actas o documentos o un archivo, no hay nóminas. Y al instituto corresponde que existan esos grupos precisamente para dar esa certeza jurídica. El instituto sí puede crear unidades, grupos artísticos, instancias para realizar eso e ir creando una memoria, crear un archivo propio y asignar partidas específicas para el funcionamiento de estos grupos.

LJZ.- Me gustaría aterrizar en un concepto manejado por ambas partes: la discrecionalidad. Ellos dicen que al hacerse cargo el Instituto se repartirán las becas a discrecionalidad, y la postura del Instituto es que las becas se repartían con discrecionalidad. ¿Dónde radicaba esa discrecionalidad?

AVS.- Porque al no existir la orquesta o el coro formalmente, a quien se destinaban las becas era a la Banda Sinfónica del estado, entonces, en la asignación de las becas no había un mecanismo, ni una convocatoria por ejemplo, para que un ciudadano pudiera optar por esas becas, entonces alguien lo decidía y se asignaban, pero no hemos encontrado cuál es el mecanismo. Se nos ha explicado que sí se hacían audiciones internas, pero a quien ya estaba integrando los grupos.

Lo que nosotros proponemos, no se trata en ningún momento de quitarle la beca a quien la tenga mientras esté justificada, no hay razón para quitársela y dársela a alguien más, pero así como están las cosas, no se tiene seguridad de quién la está recibiendo; me refiero a si es un cantante, un instrumentista, en caso del instrumentista si es de la orquesta o si es de la banda, incluso si es una persona que no es músico pero la recibe por algún apoyo que está realizando, pero puede ser desde el que transporta los atriles o los instrumentos, o desde el que saca las fotocopias, no sé. Aquí la única intención es que haya un reglamento, lineamientos muy claros, para quiénes son esas becas, quién tiene acceso, y el mecanismo para ganarla u obtenerla.

Esa es la parte en la que al parecer no hay aceptación, nosotros decimos que al momento de convocar se establece ahí cual es el mecanismo, que todo aquel que tenga nivel o que considere que puede ser acreedor, pues tiene el mismo derecho que cualquier otro, pero lo que se nos está reclamando es que no se lleve a cabo ese proceso. Es difícil, pero no se trata de cambiar la forma de trabajo que han tenido, solamente de darle orden y transparencia.

LJZ.- ¿Entonces la discrecionalidad para entregar las becas venía del interior de la Banda o desde la Secretaría de Administración?

AVS.- No conocemos el mecanismo, la banda mandaba un listado de personas becadas y el secretario de Administración firmaba un contrato beca que no era laboral, un convenio de apoyo. Pero la Secretaría de Administración solamente hacia la parte de pagar, no regulaba otra cosa.

LJZ.- ¿Lo que se busca ahora es transparentar solamente?

AVS.- Y también garantizar equidad en las oportunidades: que si hay más gente que actualmente no está integrada a los grupos y que puede necesitar un apoyo como el que ya se tiene y demuestra que tiene las condiciones, pues que también tenga acceso.

LJZ.- ¿Pero las becas de los músicos que la integran actualmente están garantizadas para ellos?

AVS.- Sí totalmente.

Ahorita es muy importante dar la información porque se está distorsionando mucho. Yo cada vez que escucho concretamente los señalamientos y los reclamos de estos dos grupos no entiendo de donde obtuvieron esos datos que les genera ese temor, porque no ha sido ni de la Secretaría de Administración, ni del instituto. Yo le decía al maestro Arturo que de dónde sacaba que quieren desaparecerlo, y él solamente decía que “nos quieren borrar del mapa”, pero dónde se dijo o cuál es la guía para llegar a quien lo dijo y aclararlo. Y no me lo dice, pero lo siguen reclamando.

LJZ.- Aparte se te ha señalado por conflicto de intereses con la Ofilzac. ¿Qué pasa con ese tema?

AVS.- No sé qué entienden por conflicto de interés, porque cuál fue mi vinculación con la Ofilzac, pues que yo la inicié en 2007, y sí estuve a cargo de esa orquesta hasta 2016. Cuando soy nombrado para estar al frente del instituto, por supuesto que tuve que renunciar y eso se hizo ante notario. Cuando yo hice mi declaración inicial como servidor público, ahí se menciona que hay que declarar si hay algo que pudiera llegarse a interpretar como conflicto de interés y yo declaré que había sido parte de la orquesta y yo renuncié. Presenté el acta constitutiva, porque es una asociación, y donde queda claro que pierdo todo vínculo con ese grupo, cosa que he mantenido porque no he tenido nada que ver, sin embargo, la orquesta sigue funcionando y participando en programas del instituto.

Ellos tienen la idea de que sigo estando a cargo o que yo pertenezco de alguna manera a esta orquesta, pero eso no ha sucedido desde 2016. Obviamente yo entiendo que se buscan motivos que pudieran señalarme de alguna forma, pero yo no tengo ninguna preocupación porque todo eso está claro, no hay ningún riesgo de que se cometa.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ