Una nueva perspectiva para la Escuela Preparatoria en el Simposium de Reforma de 1971 (3/3)

Una nueva perspectiva para la Escuela Preparatoria en el Simposium de Reforma de 1971 (3/3)

El sistema educativo tenía que renovarse, atender a las verdaderas inquietudes del alumnado y los docentes, la Reforma de 1971 marcaba el escenario ideal para replantearse la forma en que venían funcionando las cosas al interior de la Escuela Preparatoria en el ámbito académico. Una de las innovaciones centrales que se impulsaba dentro de la ponencia presentada en el Simposio era la de cambiar a un plan semestral de dos años. En qué consistían los cambios, qué implicaciones tenían. Retomamos del Archivo Histórico de la Universidad Autónoma de Zacatecas algunos fragmentos de la relatoría original.

Plan semestral. “Una vez que la asamblea aprobó que el bachillerato fuera único, de dos años con materias especializadas optativas, se presentó el problema de si se continuaría con el sistema anual o también modificarlo a un plan semestral. Siendo motivo de mucho peso, el que el bachillerato no fuera solo de dos años y que tendría que cubrir un número bastante amplio de materias, sería más conveniente un Plan Semestral que facilitara cubrir en su integridad los programas requeridos.

Al plan semestral se le encontraron muchas bondades, como la de obtener un mejor aprendizaje y dedicación a los estudios por parte del alumno, debido a la continuidad y a la atención que se puede obtener por parte de éstos ya que se centra en un número muy reducido de materias por semestre. Además de que los resultados prácticos, cuando este sistema es bien llevado, son muy positivos pues el alumno cuenta con menos horas de clase al día pudiéndosele encauzar a la asistencia a bibliotecas, preparación de clases, lectura, etc. Otro punto a favor es que el Plan semestral permite un menor desperdicio de tiempo pues la “vacaciones injustificadas” podrían reducirse significativamente por la prematura del mismo… por lo que se reduciría el ausentismo. Se opinó que dicho sistema elevaría mucho el costo de la educación en la preparatoria, esto sería cierto si se permitiera la inscripción de dos veces al año (cada semestre) pero también se puede hacer una sola vez anualmente con lo que lograría rebajar dicho costo.

Además se concluye que para un mejor funcionamiento de este Plan Semestral, sería muy recomendable la creación de Academias de maestros en las diversas áreas de estudio, las cuales entre otras cosas deben pugnar para que el tiempo que tienen los alumnos en este sistema, se aproveche lo más racionalmente posible”.

Materias y programas. Ante la dificultad de la Asamblea para llegar a un acuerdo en las materias que deberían incorporarse en el programa de un bachillerato único y semestral y los contenidos particulares de cada una de las asignaturas; “se propone que dichos puntos sean resueltos por una comisión formada paritariamente por maestros y alumnos, los primeros integrando las Academias de maestros y el Consejo Técnico de la Escuela Preparatoria, asesorados por el Departamento de Psicopedagogía y representantes de los Consejos Técnicos de las Escuelas Profesionales. Las Academias de maestros serían convocadas por la Dirección de la Escuela y las comisiones de alumnos por los dirigentes estudiantiles”.

Para la debida atención de las necesidades docentes y la buena marcha de las actividades al servicio de la formación de los alumnos, así como para el cumplimiento adecuado de los planes y programas, se realizan las siguientes recomendaciones a la Escuela Preparatoria por parte de la Comisión:

“Considerando que la Universidad cuenta con recursos limitados para el debido cumplimiento de sus funciones, la Comisión independientemente de los que otras Comisiones hayan acordado en este campo, se permite recomendar el aprovechamiento de todos los recursos allegados por el H. Patronato Universitario, se propone concretamente que sean las autoridades universitarias quienes canalicen estos recursos atendiendo a una debida jerarquización de sus necesidades, ya que las autoridades son las que tienen un mayor contacto con esas necesidades.

Un replanteamiento de las actividades de orientación vocacional que funcionan en la Escuela, de manera que, por medio de los trabajos que se realicen buscando proporcionar a los alumnos este importante servicio, se familiarice a estos mismos alumnos con las carreras profesionales y con todas las posibilidades de opción que la Universidad puede ofrecerles.

Considerando las necesidades de la programación y actualización de las diferentes área del conocimiento, la Comisión propone la dotación de libros actualizados a la biblioteca de la Escuela.

Se propone la organización de un laboratorio de idiomas en atención a que en el actual esquema de enseñanza, el aprendizaje de un idioma extranjero exige demasiado esfuerzo y no proporciona el aprovechamiento adecuado. Ello puede traducirse, en todo caso, en un Instituto de Idiomas.

En relación a la atención pedagógica de los alumnos y considerando el crecimiento normal de la propia Escuela, se recomienda el aprovechamiento racional de las instalaciones con que cuenta el edificio, sugiriendo a las autoridades de la Universidad buscar sitios más adecuados al Museo de Arte Huichol y al Jardín de niños que funciona en el edificio que ocupa la Preparatoria, a fin de aprovechar al máximo todas las instalaciones existentes. Así mismo racionalizar las instalaciones para la distribución de los salones de tal forma que no se produzca saturación que impida al maestro impartir su clase por falta de aula.

Por las exigencias pedagógicas y para el mejor aprovechamiento de los alumnos, y con independencia de lo que se trate en otras Comisiones, se propone que el máximo de alumnos por grupo sea de cuarenta.

Considerando que la educación de los alumnos de la preparatoria es responsabilidad de los maestros y los padres de familia o tutores, se recomienda el acercamiento de éstos a la Universidad y de la Universidad con ellos.

La aplicación de cualquier plan o programa del trabajo docente no sería operante sin un mejoramiento o actualización pedagógica de los maestros. Se propone la elaboración de un programa de mejoramiento de los docentes integrados a los distintas Academias, en consecuencia con otros de los puntos del resolutivo, habrá de conformarse con el personal docente de la Escuela”.

En conclusión, con el Bachillerato Único y semestral se pretendía erradicar vicios que agobiaban al estudiante preparatoriano. Era un intento para establecer la comunión entre la realidad circundante y el joven universitario. Eran los estudiantes los que exigían la renovación de la escuela y serían ellos los que vencerían los obstáculos en el camino.

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria.
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ