Los celos fresnillenses

Los celos fresnillenses

Por segunda ocasión en este 2020, Saúl Monreal Ávila tiene que salir a hacer el trabajo que el “equipo” de su hermano David no hace. Más visceral que político, el presidente municipal de Fresnillo otra vez pidió la renuncia de Adolfo Bonilla Gómez, al igual que la solicitó en enero con motivo de la celebración del cumpleaños del Secretario del Campo en el hotel Don Miguel.

“Ahorita no es momento, primero no debe estar opinando en política, porque es funcionario y todo el recurso que maneje, cómo se va a interpretar, es una irresponsabilidad esa declaración” que otorgó Bonilla Robles en una charla de café con Gerardo de Ávila González, director de El Sol de Zacatecas, donde ayer se publicó la entrevista.

A partir de la fiesta de enero, con la que Adolfo removió los ánimos de los tricolores, desde la administración municipal de Fresnillo se enfilaron las pilas contra el cumpleañero. En la agenda municipal se cancelaron los eventos donde participaba el hijo de José Eulogio Bonilla Robles y, en cambio, se le abrieron las puertas a Roberto Luévano Ruiz.

Su conferencia de este lunes era espacio perfecto para que Saúl refiriera a todos los aspirantes priístas que tienen un cargo oficial en la administración estatal (tres de ellos) y que estarían en su supuesto del uso de recursos públicos (los cuatro), como lo indicó el edil. Tan solo este fin de semana Agenda Política evidenció la entrega de propaganda casa por casa a nombre del de SEDESOL.

El panfleto de Luévano llegó a los municipios con mayor cantidad de votantes; 14 de ellos en total. Una estrategia de último minuto para crecer en conocimientos en las encuestas donde todavía permanece muy lejos, sin tomar en cuenta aquellas donde ni siquiera aparece. Aún y con ello, “El Cachorro” decidió enfrascarse con Fito; situación muy distinta a la del 2019.

Fue prácticamente hace un año, el 19 de agosto, cuando por primera vez El Sol de Zacatecas publicó una entrevista donde Adolfo Bonilla se define en el mismo sentido en el que lo hizo hace unos días. La nota principal de esa edición se llamó “Adolfo Bonilla sí quiere ser gobernador, pero no le gana la ambición”. En aquél entonces desde la presidencia municipal de Fresnillo no hubo refunfuño.

Pero, en algo ha cambiado la posición de Saúl Monreal, ahora más firme, al bajarse de las encuestas que lo midan con David y atrincherarse en la reelección en Fresnillo. A menos que la marea deje en naufragio a David, el presidente municipal de Fresnillo vendría como relevo natural. De no ser así, El Mineral se convertirá en el centro de operaciones más importante del monrealismo.
Esa es la centralidad que adquiere Saúl en estos momentos, al mismo tiempo que pone prioridad en su gobierno y trata de saldar una cuenta que David le endoza porque cree que en las dos elecciones a gobernador “El Cachorro” y “El Chamuco” favorecieron su derrota. Sin embargo, Saúl debe de cuidarse de que, al tomar la batuta del monrealismo, no cargue con los errores de David.

Las preferencias de la elección parecen inclinarse por la marca Morena, sea cual sea su candidato. Sin embargo, en Zacatecas la ciudadanía asistirá a las urnas para decidirse por revivir el monrealismo o debilitarlo otros seis años. Esto en caso de que David alcance una candidatura que dejó de tener esa certeza con la que se le veía en el partido al que no está afiliado, y en Palacio Nacional.

La visita presidencial puso un muro para Ricardo Monreal Ávila, quien no pudo dar de propia mano a Andrés Manuel López Obrador una copia de su libro “La Infamia”, aún y cuando el presidente figura como uno de los personajes centrales del texto. Y es que, el senador de Morena tuvo que escuchar noticias de la gira oficial desde Fresnillo, alejado del líder de la 4T.

Otro que apareció distante, pero de la militancia priísta, fue Alejandro Tello Cristerna. Recién renovado el Consejo Político estatal de su partido, dispuestos a rendir protesta a los representantes municipales del tricolor, Tello prefirió el mensaje vía remota que su presencia en el partido que lo llevó al poder, tal como se lo recordó Alejandro Moreno Cárdenas.

Acompañado de Miguel Alejando Alonso Reyes y de Pedro de León Sánchez, “Alito” puso como fuerza gravitacional y activo más importante del priísmo al mandatario estatal, algo propio de sus cánones. No sin dejar de recordarle que se debe al partido con el que hoy rompe uno de sus formalismos, como el ausentarse en eventos que tienen valor simbólico entre sus correligionarios.

Quienes conocieron del encuentro posterior entre Alonso Reyes y Moreno Cárdenas afirman que la plática del presidente nacional del PRI y su secretario adjunto tuvo como objetivo un diagnóstico de las condiciones políticas de Zacatecas rumbo a la elección 2021. Próximamente se verá la influencia del exgobernador en el escenario local. ■

Twitter: @GabrielConV

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ