■ Nueva República Señores, pueden salir por la derecha

■ Nueva República Señores, pueden salir por la derecha

“¿Hasta cuándo abusarás, Catilina,
de nuestra paciencia?”:
Marco Tulio Cicerón

Nunca dejará de sorprenderme la dificultad que han mostrado algunos para entender una idea tan vieja como la historia escrita. Los hechos en torno al posible remate del Centro de Acopio y Beneficio del Frijol (CABF) resultan afrentosos, pero interesantes si nos ponemos en serio a intentar desenmarañar las ideas debajo del obvio actuar automático que han venido presentado varios funcionarios locales, especialmente el gobernador y los diputados.

Cuando digo “actuar automático” me refiero a algo por lo que varios hemos pasado: si trabajo en una bodega de Coca-Cola, difícilmente tendré tiempo de cuestionar los terribles daños que mi empleador ha hecho al mundo y al país, con los salarios paupérrimos y la nula seguridad laboral que caracteriza a las empresas privadas, resulta que la posibilidad de actuación ético-política también pasa por el privilegio de clase, es natural que mi jornada laboral vaya pegada al carril del actuar automático, finalmente, la esfera de acción es muy pequeña y la amenaza de perderlo todo es una constante. Al final, voy a acomodar las cajas como diga el supervisor y no le comentaré mi preocupación sobre los altos contenidos de azucares que estamos enviando a las escuelas primarias. Pero, ¿hay alguna democracia en el mundo que pueda permitirse ese tipo de actuar en funcionarios o legisladores? ¿Es justo que un legislador-empleado vote en contra de reconocer derechos de las personas como el aborto o el matrimonio igualitario? El trabajo real de un funcionario público es justamente el contrario, tiene sueldo, seguridad laboral y condiciones de trabajo inmejorables, precisamente para estar libre de aplicar su juicio y su conocimiento en favor de la mayoría que está representando.

Para infortunio de todos, y aunque sea terriblemente injusto, hay más de uno, desde diputados hasta senadores, pasando por varios gobernadores, cuya ética de trabajo no se basa ni en los principios de la plataforma electoral que les dio el cargo ni en coordenadas políticas de izquierdas o derechas. Para estos “trabajadores” que en voto y en postura se oponen a nuestra búsqueda de la soberanía alimentaria, piedra angular de las políticas de la 4T, la directiva real proviene de una intrincada red de opacos poderes, tan es así, que cuando hablamos del remate de la planta acopiadora de frijol orquestada por Tello, ya tenemos formados a empresarios de la cercanía de Miguel Alonso, siguiendo el bordado de los amigos, llegamos a los que a nivel federal actualmente son investigados por delitos de soborno y corrupción. Sorprende que a estas alturas Alejandro Tello no haya dado un viso de cordura ante los campesinos que ayer protestaron en plaza de armas, concluyo que su visión aun extraña latifundios y tiendas de raya.

Tanto el gobernador como los legisladores mostraron a un tiempo la parte más cómoda y la más incómoda de trabajar como funcionario-empleado: los partidos para ellos son intercambiables, los ejes económicos y políticos no pesan, la fracción más deseable es la que esté en el poder, no obstante, si quieren seguir con su carrera política, han de confiar en el círculo de poder al que se han adherido y ayudado a fortalecer con independencia de partidos, porque, desde hoy, no podrán contar con el mínimo ápice de apoyo ciudadano. En este punto, Alejandro Tello puede estar más cerca de cualquier bancada que ceda a sus ánimos privatizadores, no importa el color. Esos de arriba no son casos aislados, precisamente por eso es por lo que se vuelve imprescindible dar la lucha al interior de Morena, ese es el tipo de política que no se puede volver a tolerar en el país y es contraria a las luchas de la 4T.

Esto parece una pintura típica del capitalismo mexicano de 1996 a 2018, el gobierno mina y destruye patrimonio de los ciudadanos intencionalmente, para en unos años malbaratarlo a un comprador previamente pactado, Salinismo de manual.

¿Qué es lo interesante? Si bien, es cierto que esa lamentable escena de compadrazgo era muy usual en la política mexicana, el segundo acto, (defender lo indefendible frente a medios de comunicación e ignorar a los grupos que se pronuncian en contra), nos hace pensar que los actores, al sentirse apretados por la opinión pública, esperaban espaldarazos o acaso silencios cómplices. Esos portadores de las viejas políticas consideran que el entramado de poder al cual se encomendaron hace mucho, sigue siendo tan fuerte como para llegar a niveles federales. Eso es lo que me sigue sorprendiendo, que con el escenario puesto no se hayan dado cuenta de la idea que conduce la 4T y que, tarde o temprano, les hará rendir cuentas: la política ya no se trata de lo que se solía tratar, los acuerdos chuecos y sus mecenas serán desnudados a la brevedad, porque el gobierno en sí, ya no es un empleado del gran capital. No queremos funcionarios que a la vez sean empleados de otros intereses.

Por mi parte, señalo la cláusula de reversión que estipula el regreso al control Federal en caso de que la planta cambiase su uso, legalmente, dicha planta no puede pasar a manos de privados. Seguiremos presionando en este sentido y llamando a la defensa del patrimonio de los campesinos zacatecanos. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ