Zacatecas necesita una Candidatura de Consenso y un Gobierno de Coalición (1/2)

Zacatecas necesita una Candidatura de Consenso y un Gobierno de Coalición (1/2)

Para encontrar un eslabón del Ciudadano Modelo que pueda unificar el concepto de Rousseau sobre el individualismo y la participación ciudadana como la ve Tocqueville, quien dice que el retroceso político frente a formas blandas de tiranía ha sido una obsesión para los intelectuales y académicos desde que existe la democracia y le atribuye falta de representación social a los partidos y sindicatos de aquel entonces (pero vigentes en la actualidad), por considerar que en países con democracias en vías de solidez es más fácil que un ciudadano presente una iniciativa ante el parlamento a que lo hagan los institutos políticos, habla de lo indispensable que resulta un texto de Lorenzo Meyer, que más que el texto, me quedo con el concepto para cerra la idea: “El Estado en busca del Ciudadano” (y yo agregaría) y su papel en la Democracia Participativa.

México tiene una Democracia Representativa, que ha “representado” poco a los mexicanos; se llama así porque los electores, es decir, el pueblo no ejerce el poder de manera directa, sino que cada periodo determinado elige autoridades que han de administrar tanto en lo federal como en lo local. La democracia mexicana que allá por el año 2000 se le clasificaba como democracia en pañales, pero viva al fin gracias a la transición de partido hegemónico a “cogobernador” con Acción Nacional, pasó a ser un proyecto en pañales a punto de morir por inanición, en la actualidad. Pese a la participación histórica del año 2018, producto de la gran efervescencia que despertó el proceso electoral y la figura de AMLO a la cabeza, la prueba de fuego es en la intermedia del año próximo, en la cual se verán los fantasmas atormentadores de la democracia mexicana como lo son la violencia, la corrupción y la desigualdad. La democracia se mide y se debe seguir midiendo, por aquello del viejo, pero siempre muy vigente adagio del CONEVAL que dice que lo que no se mide no se puede mejorar y es por medio del Índice de Desarrollo Democrático de México, que podemos observar que justo antes de la elección presidencial pasada se alcanzó un mínimo histórico de participación en el país y concretamente en los estados en los que la violencia permea con mayor intensidad. De acuerdo con este estudio del que al final de mi columna anexaré la liga, Zacatecas se encuentra entre los primeros 15 estados con el índice de desarrollo democrático más elevados, para ser concreto, en la última medición del 2019 se posicionó en el 14º lugar de las 32 entidades federativas. Nada mal en realidad si consideramos que los tres grandes problemas que aquejan al desarrollo democrático (violencia, corrupción y desigualdad) están vigentes en la entidad. Zacatecas tiene pues, un Desarrollo Medio-Alto en cuanto a este índice y en el 5º lugar en cuanto a participación ciudadana de acuerdo con su último proceso electoral.

Quien pretenda gobernar Zacatecas a partir del próximo año, debe tener un proyecto político serio. No es posible que las alternativas para elegir al Gobernador de los zacatecanos se constriñan a quienes ven a la política como el medio para establecer una monarquía contemporánea o cuando menos un proyecto familiar transexenal, utilizando los peores métodos para conseguirlo y obteniendo como resultado una sociedad aún mas polarizada, producto de las pasiones que se mueven en una elección local cuando van apellidos y familias de por medio.

Quien pretenda gobernar Zacatecas debe entender que los proyectos sectarios y terminados carecen de la aprobación de las mayorías y se aprovechan del abstencionismo para representar a una minoría mal orientada, que siente estar dentro del engranaje de prebendas y canonjías durante un periodo. La falta de legitimidad que se refleja en los números de las últimas encuestas en el estado para la próxima elección, anuncian que el puntero trae menos del 40 por ciento de intención de voto, que le podría significar un congreso dividido, una sociedad polarizada y una falta de representatividad que le hará mucha falta al momento de gobernar, si es que llegara él.

Nada bueno nos espera de un “proyecto” que se concentra más en aglutinar voluntades torciéndolas, que en desarrollar una carta de navegación por donde transitar al desarrollo (sin llegar a la retórica) y proponerle al presidente de la República alternativas viables para que el gobierno federal beneficie a Zacatecas con obra pública y programas sociales prioritarios, empatando el plan nacional de desarrollo con el propio del estado. No veo la tendencia a hacer campaña y después gobernar a partir de las experiencias exitosas pasadas, ni de la mano de un equipo de intelectuales que le entiendan a los conceptos de desarrollo regional y economía agroindustrial para generar ingresos propios que justifiquen el beneficio que Xacatecas pretende de la federación…

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ